Arrestos

Arrestan a tres hombres con antecedentes criminales, uno de ellos miembro de la MS-13

Actos inapropiados con niños, asaltos a mano armada y violencia de pandilla son algunos de los antecedentes de este trío de delincuentes que fue apresado en la frontera con Arizona y que ya había sido deportado previamente.

TUCSON, Arizona. – En menos de una semana las autoridades migratorias arrestan a tres hombres con antecedentes criminales en la frontera de Arizona.

Cirilo Flores-Albino, de 46 años, fue condenado en 2009 por actos inapropiados con un niño en el condado de Harnett, Carolina del Norte. El mexicano se encuentra bajo custodia federal en espera de ser procesado por reingresar al país ilegalmente tras haber sido deportado.

Flores fue detenido este lunes poco después de cruzar la línea fronteriza, cerca de Naco, Arizona.

Todas las personas detenidas por la Patrulla Fronteriza se someten a controles de antecedentes penales utilizando datos biométricos para garantizar que los inmigrantes indocumentados con antecedentes sean identificados positivamente, indicó la agencia migratoria en un comunicado.

Agentes de la Patrulla Fronteriza asignados a la estación de Tres Puntos que vigilaban un área remota al oeste de Tucson detuvieron este domingo en la noche a un salvadoreño que cruzó sin documentos.

El hombre fue identificado como Gerson Sánchez-Benítez, de 23 años y los registros revelaron que está afiliado con la pandilla MS-13, según mostraron sus antecedentes al tomarle las huellas dactilares.

Sánchez fue deportado en 2017 por crimenes cometidos en Virginia, el inmigrante salvadoreño permanecerá bajo custodia federal en espera de enjuiciamiento por violaciones migratorias criminales.

Ese mismo día en la noche arrestaron a Mauricio Lemus Ibarra, de 30 años, cerca de Saint David. El mexicano tiene múltiples condenas por delitos graves en California.

Los agentes federales, junto con oficiales del sheriff del condado de Cochise que participan en la Operación Stonegarden, respondieron a la actividad de los sensores al este de Saint David. Los agentes descubrieron un Chevy Blazer abandonado, rastrearon huellas en el desierto y arrestaron a cuatro inmigrantes mexicanos que habían cruzado ilegalmente a Estados Unidos.

Mientras procesaban a los sospechosos, los agentes identificaron a Lemus, quien había sido arrestado y condenado en Visalia, California, en 2015 por asalto a una persona con un arma semiautomática. Fue sentenciado a tres años de prisión y recibió cinco años adicionales por su participación en una pandilla.

Lemus será procesado por violaciones migratorias criminales y podría enfrentar un procesamiento adicional por reingresar a Estados Unidos como un delincuente previamente deportado.

Los tres ciudadanos mexicanos que resultaron detenidos en ese incidente serán procesados por violaciones a la ley de inmigración de acuerdo con las políticas del sector de Tucson.

Vea también: