null: nullpx
América Central

Honduras y Estados Unidos, cerca de firmar un acuerdo migratorio

Una delegación del gobierno hondureño viajó a Washington para negociar tres acuerdos de migración que buscan controlar el flujo de migrantes hacia la frontera sur de Estado Unidos. Incluye un acuerdo como 'tercer país seguro' específicamente diseñado para evitar que solicitantes de asilo de Cuba lleguen a Estados Unidos, según fuentes consultadas por Univision Noticias.
Read this article in English
12 Sep 2019 – 7:38 AM EDT
Miles de inmigrantes hondureños se mudan al norte después de cruzar la frontera de Honduras a Guatemala el 15 de octubre de 2018.
Crédito: John Moore/Getty Images

Una delegación ministerial de Honduras, encabezada por el canciller, Lisandro Rosales, tiene programado reunirse con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el jueves para la negociación de tres acuerdos migratorios, según fuentes de Univision Noticias familiarizadas con las discusiones.

Publicidad

Eso incluye un acuerdo de 'tercer país seguro' exclusivamente para frenar el flujo de migrantes cubanos y nicaragüenses que pasan por Honduras con la intención de solicitar asilo en Estados Unidos, obligándolos a solicitar asilo en Honduras antes de continuar el viaje hacia el norte, según las fuentes.

Otro acuerdo fortalecería las capacidades de la política fronteriza con la ayuda de agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB) de Estados Unidos, y el tercero es la creación de un sistema para compartir datos biométricos, como huellas digitales.

Los tres acuerdos podrían firmarse el jueves, a pesar de algunas dudas por parte de los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras que sienten que su gobierno se inclina ante la presión de Washington, según las fuentes.

Las negociaciones ocurren horas después de que la Corte Suprema de Estados Unidos permitiera la aplicación de una nueva regla de administración de Trump que impide que la mayoría de los inmigrantes centroamericanos soliciten asilo en los Estados Unidos.

Publicidad

La política está destinada a negar el asilo a cualquier persona que pase por otro país camino a Estados Unidos sin buscar protección allí, y el cambio revierte décadas de políticas estadounidenses.

El vicecanciller de Asuntos Internacionales de Honduras, José Isaías Barahona, confirmó el miércoles que su país está negociando con Washington un nuevo acuerdo migratorio, pero declinó entrar en detalles sobre los tipos de medidas que se estaban discutiendo.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, reunio con el Secretario Interino de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, en Washington, Agosto 26, 2019.
Crédito: Twitter

"Hay n

egociaciones"

"Honduras y Estados Unidos todavía no han llegado a un acuerdo", explico Barahona. "No debemos hablar de si hay o no propuestas, lo que puedo asegurar es que hay negociaciones, hay un trabajo conjunto que se está haciendo, para definir y encontrar cuál es la mejor combinación de capacidades, tanto de los Estados Unidos, como las capacidades de Honduras", dijo a HRN radio en Honduras el miércoles.

"Estamos en la ruta de tránsito de otros ciudadanos del mundo que también pretenden llegar a Estados Unidos, así que por supuesto que tenemos que trabajar en conjunto y hay acercamientos... de manera que las personas estén protegidas y puedan, en algunos casos, alcanzar su destino como ellos lo pretenden, o en otros casos ser retornados a sus países de una forma apropiada y segura con dignidad, respetando sus derechos", agregó.

Publicidad

El ministro Rosales negó el lunes los informes de prensa que indicaban que su gobierno había discutido un controvertido acuerdo de 'tercer país seguro' que requeriría que los ciudadanos no hondureños que crucen su territorio en camino a los Estados Unidos presenten solicitudes de asilo en Honduras, bloqueando efectivamente sus esfuerzos por llegar a territorio estadounidense.

El ministro dijo que "contrario a algunas publicaciones, las pláticas con EEUU no contemplan a Honduras como un tercer país seguro", e insistió en que la "agenda" de las conversaciones con Estados Unidos se basará en "seguridad regional, promoción de inversiones y oportunidades y programas de empleo temporales que promuevan una migración regular, segura y ordenada".

El periódico hondureño La Prensa publicó un artículo el domingo citando fuentes diplomaticas indicando que los dos países llegaron al acuerdo en una reunión el 26 de agosto en Washington entre el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan.

Publicidad

La discusión del acuerdo, que luego fue confirmado por fuentes de Univisión Noticias, sigue pactos similares con Guatemala y México como parte de una estrategia del gobierno de Donald Trump para detener el flujo en la frontera entre Estados Unidos y México. Estos acuerdos han sido bautizados bajo el nombre de 'tercer país seguro', en referencia a la forma en que requieren que los migrantes soliciten asilo en un país designado como "seguro" por el que pasan antes de llegar a la frontera sur de Estados Unidos.

¿Es un país seguro?

Los críticos de este tipo de acuerdos señalan que países como Honduras y Guatemala están lejos de ser seguros, están plagados de pandillas y tienen algunas de las tasas de criminalidad más altas del mundo. Honduras tampoco tiene capacidad financiera ni logística de atender migrantes, añaden.

"Es realmente impensable que tomen uno de los países menos seguros del mundo, Honduras, y lo declaren un país seguro para los solicitantes de asilo", dijo Adam Isacson, experto en América Latina de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA). "Esta medida también está dirigida principalmente a las personas que huyen de Cuba y Nicaragua, que la administración Trump ya ha llamado "tiranías", lo que implica que las personas son expulsadas por la persecución política", agregó.

Publicidad

También señalan que Estados Unidos está aprovechando que el Presidente Hernández está en una posición política muy débil después de que el Departamento de Justicia lo nombró recientemente en un importante caso de tráfico de drogas y lavado de dinero en Nueva York que involucra a uno de sus hermanos. El caso va a juicio en octubre.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no contestó a un mensaje de Univision Noticias el miércoles. "Estados Unidos continúa teniendo conversaciones productivas con el Gobierno de Honduras sobre una variedad de temas de seguridad bilateral, incluida la migración. No tenemos anuncios que hacer en este momento", dijo un vocero el martes.

"Invasión"

La administración de Trump se ha centrado mucho en encontrar formas de reducir el flujo de migrantes en su frontera sur en los últimos dos años, en parte a través de una colaboración más estrecha con los gobiernos de la región para crear una migración segura y ordenada.

Publicidad

El presidente Trump hizo su principal promesa de campaña electoral en 2016 para reducir la inmigración mediante la construcción de un muro en la frontera con México, sugiriendo que el país estaba siendo "invadido" por inmigrantes indocumentados.

Pero, en los últimos meses, se ha visto un aumento en los inmigrantes que buscan ingresar a Estados Unidos desde otros países, además de México y las naciones del denominado Triángulo del Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador).

En lo que va del año 30,000 personas de África, Sudamérica, Cuba y Haití han ingresado a Honduras, y el número podría llegar a 70,000 para fin de año, según el gobierno hondureño. “Para nosotros este es un asunto delicado y difícil de manejar; por eso venimos a hacer el planteamiento de que tenemos que trabajar en conjunto, con responsabilidad compartidas, aunque diferenciales", dijo el presidente Hernández después de una reunión en Washington el 26 de agosto.

Según el diario La Prensa, el 57% de los migrantes eran de Cuba, citando fuentes oficiales. "No imaginamos el enorme peso, el enorme problema social de que ese enorme número de personas llegaran a permanecer estancadas o acumuladas en Honduras y nosotros, como país, no podríamos dejar de atenderlas", agregó Hernández.

Publicidad

El escenario que plantea la declaratoria de 'tercer país seguro' comprometería a Honduras a recibir y proteger miles de migrantes procedentes de países fuera de Centroamérica.

Como parte de los nuevos acuerdos, Estados Unidos entregará fondos para implementar el plan, incluido el envío de agentes federales a Honduras, según las fuentes. La agencia de las Naciones Unidas que atienda a refugiados, ACNUR, se encargaría del procesamiento, refugio y reubicación de los migrantes.

Según datos de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), en junio de este año se llevaron a cabo 390,308 aprehensiones de unidades familiares en la frontera con México. De ellos, 366,530 corresponden a mexicanos y centroamericanos y 23,778 corresponderían a inmigrantes originarios de Asia, el Caribe y Sudamérica. En julio, fueron arrestadas en la frontera con México un total de 432,838 familias. De ellas, 403,195 corresponden a mexicanos y centroamericanos, y 29,643 corresponderían a inmigrantes originarios de Asia, el Caribe y Sudamérica.

Cargando Video...
El presidente electo de Guatemala espera cambiar el acuerdo migratorio con EEUU firmado por Jimmy Morales


Almudena Toral/Univision
1/15
Silvia Gómez, de 25 años, sentada junto a su hija de 9 años en el autobús en el que harán el primer trayecto hasta Tapachula. Se marcha porque su familia en Guatemala se lo pidió. Le dijeron que esperar hasta el 15 de enero de 2020 por su primera corte era un tiempo excesivo para andar con una niña en un albergue. Sus planes no están claros aún: cree que dejará a su hija en Guatemala y regresará a México cuando se aproxime su fecha de entrada a Estados Unidos para presentarse ante el juez de inmigración.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
2/15
Un grupo de migrantes bajo el programa de 'Retorno a México' espera para subirse al autobús que les llevará de regreso a su país, Guatemala. Un número creciente de centroamericanos están regresando a sus lugares de origen exhaustos por las largas esperas en México como consecuencia de este plan implementado por la administración Trump desde enero. Para sus primeras cortes, los últimos que retornaron a Tijuana contaron que tienen que quedarse en México entre seis y nueve meses más.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision Noticias
3/15
Una migrante muestra los documentos de la política Protocolo de Protección de Migrantes recibidos de manos de las autoridades estadounidenses antes de ser devuelta a Tijuana. Más de 20,000 migrantes ya forman parte de este programa, por el cual tienen que esperar el resto de su proceso migratorio en ciudades fronterizas en las que corren riesgos de seguridad, como Tijuana, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo y Matamoros.
Crédito: Almudena Toral/Univision Noticias
Publicidad
Desliza aquí para continuar con la galería
Almudena Toral/Univision
4/15
Personal de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) brinda información a una migrante sobre el programa de Retorno Voluntario Asistido en el albergue Ágape en Tijuana, México. La OIM está proporcionando billetes de avión pagados con fondos del gobierno de Estados Unidos a los migrantes que quieran regresarse a Honduras, El Salvador y Guatemala. Un funcionario de la OIM explicó a Univision Noticias que, aunque son muchos los que sí se regresan, al menos 50% de los que se anotan en las listas pueden cambiar de opinión en el lapso de una semana.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
5/15
Iván Vargas, coordinador de la línea de autobuses privada Transporte Turístico Ejecutivo, revisa la lista de pasajeros de una unidad que tiene como destino Tapachula, Chiapas. La imagen fue tomada a las afueras del albergue Ágape en Tijuana, México.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
6/15
Diana Cruz, de 16 años, dice adiós a sus amigos del albergue Ágape antes de subirse al autobús que llevará a su familia de Tijuana a Tapachula. Esta familia decidió emprender el viaje de regreso a su país de origen, Guatemala, después de ver que el proceso de petición de asilo estaba muy demorado y les obligaba a esperar en México. La hermana pequeña, Atziry, de 7 años, empezó a decirle a la mamá que echaba de menos a su abuela y quería regresarse y la madre tomó la decisión de volver para no someter a sus niñas a más sufrimiento.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Publicidad
Desliza aquí para continuar con la galería
Almudena Toral/Univision
7/15
La frontera entre México y Estados Unidos en El Chaparral, el cruce fronterizo en Tijuana. Decenas de inmigrantes llegan a este punto cada mañana para esperar su turno para entrar y ser entrevistados por la Patrulla Fronteriza. La espera promedio para que llamen un número ahora está en al menos cuatro meses. La mayoría de los migrantes son retornados a México con una fecha para su primera corte con un juez de inmigración. Pero, al final, el caso puede tomarles hasta un año, entre otras cosas, porque sin un abogado el juez los devuelve a México —o a los centros de detención si tienen la suerte de ser admitidos en Estados Unidos— hasta que vuelvan con alguien que los represente.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
8/15
Una adolescente guatemalteca que prefirió no ser identificada sale del albergue Embajadores de Jesús, antes de subirse a un autobús cuyo destino es Tapachula. Se regresa porque teme que en su corte el juez de inmigración la devuelva a la hielera de la Patrulla Fronteriza y tenga que vivir de nuevo el frío que caracteriza a estos lugares, la mala alimentaci´on y los maltratos de funcionarios que les reiteran que no son bienvenidos en Estados Unidos, según denuncia.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
9/15
El pastor Gustavo Banda, encargado del albergue Embajadores de Jesús, en el patio trasero de su casa donde organizan cada día donaciones que reciben para los migrantes. "Les están dando una esperanza muy pequeña para que se queden", dice Banda. "Los quieren desanimar porque su cita es hasta enero del año próximo", agrega. Él cree además que la falta de permisos de trabajo y la poca asistencia que les da el gobierno mexicano para regularizarse es lo que los desalienta a esperar hasta su primera fecha de corte.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Publicidad
Desliza aquí para continuar con la galería
Almudena Toral/Univision
10/15
Francisco, de 34 años, quiere regresar a su país por su hijo Andy Javier, de 9 años. “Está sufriendo, mejor le regreso para Guatemala”, explica minutos antes de que parta el autobús del albergue Ágape en Tijuana.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
11/15
Dos hermanos guatemaltecos de 6 años y 8 años juegan antes de subirse al autobús que les llevará de Tijuana a Tapachula rumbo a Guatemala.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
12/15
Ileidy Díaz, de Guatemala, es la madre de esos niños. Ella explica que su plan era que su esposo en Estados Unidos los pidiera, entre otras cosas porque ella y su hijo están enfermos: ella quería recibir tratamiento para su vitiligo y esperaba que su hijo pudiera ser tratado por una enfermedad en sus ojos. Por ahora, nada de eso ocurrirá. Díaz asegura que ya no quiere que sus hijos sufran más mientras esperan hasta el 14 de enero, cuando le tocará su fecha de corte. Cuenta que en la hielera les maltrataron, que a ella los funcionarios de la Patrulla Fronteriza la obligaron a la fuerza a firmar su regreso a México mientras sus hijos lloraban. "El miedo que eso me generó me hace devolverme a mi país", dice.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Publicidad
Desliza aquí para continuar con la galería
Almudena Toral/Univision
13/15
José Mario Sarmiento, de Honduras, en un autobús que viaja de Tijuana a Tapachula rumbo a Guatemala. “La vi muy difícil,” dice José Mario sobre la razón por la que ha decidido regresarse a su país. Llegó a Tijuana hace mes y medio. Quería cruzar ilegalmente ya que tiene una deportación previa, pero le dio mucho miedo la situación en la frontera y la posibilidad de ser arrestado y tener que pasar mucho tiempo en la cárcel.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
14/15
Bolsas de basura cargadas de pertenencias de migrantes que se regresan a sus países de origen en un autobús privado con trayecto Tijuana-Tapachula.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Almudena Toral/Univision
15/15
José María García, conocido como 'Chema', encargado del albergue para migrantes Juventud 2000, parado frente a la casa ubicada en la zona norte de Tijuana, México, una de las áreas más inseguras de la ciudad. Según él, una parte de los centroamericanos que llegan al recinto deciden cruzar de forma ilegal a Estados Unidos "ya que ven que las posibilidades son cada vez más cerradas para poderse quedar o recibir el asilo", cuenta. Lo hacen, explica "porque cada vez ven más lejano (el fin de sus procesos) o cada vez ven menos las posibilidades de quedarse en los Estados Unidos". En sus estimaciones, 30% de los que llegan a su albergue se marchan o a su país o a la frontera para cruzar sin ser vistos.
Crédito: Almudena Toral/Univision
Publicidad