Escuchar Univision 62 Austin
Elecciones 2018

Un resultado en las primarias de la Junta de Educación de Texas podría llevar al retorno de las guerras culturales

En estas elecciones se deciden siete escaños del cuerpo educativo, pero el resultado de una contienda republicana en el norte de Texas podría tener un gran impacto en la forma en que la junta aborda algunos temas candentes. La lista de cosas por hacer de sus integrantes incluye establecer estándares de educación sexual para el estado.
Comparte
De izquierda a derecha: La titular de la Junta de Educación del Estado del Distrito 11 Pat Hardy y sus dos principales contrincantes republicanas, Feyi Obamehinti y Cheryl Surber. Campañas en Facebook/Texas Tribune
Publicidad

Durante sus 16 años en la Junta Estatal de Educación, Pat Hardy ha apoyado varias medidas socialmente conservadoras. Apoyó mantener los valores "pro-estadounidenses" en los libros de historia. Apoyó enfatizar los "derechos de los estados" en lugar de la esclavitud como la causa de la Guerra Civil. Y apoyó enseñar "ambos lados" de los argumentos sobre el cambio climático.

Pero sus contrincantes republicanas en las elecciones primarias del 6 de marzo — Feyi Obamehinti y Cheryl Surberles están diciendo a los votantes que están aún más a la derecha. (La página de Facebook de la campaña de Surber incluso se refiere a ella como la candidata "Donald Trump de la Junta de Educación del Estado de Texas").

Publicidad

"¡Probablemente es cierto!", dijo Hardy. "Lo cual es gracioso porque soy muy conservadora. Pero están a mi derecha".

La representante de Fort Worth, una maestra jubilada de estudios sociales de la escuela pública, lucha por mantener su escaño en una de las contiendas más anticipadas de la Junta Estatal de Educación este año. El escaño del Distrito 11 de Hardy es uno de los siete disponibles en las elecciones de mitad de período de 2018, incluyendo otros tres escaños en los que los titulares también se están defendiendo de los retadores. También se retirarán otros tres titulares, lo que ha provocado contiendas abiertas.

Publicidad

Pero los expertos dicen que la contienda de Hardy en particular podría ayudar a determinar si la junta conservará su reciente equilibrio político o regresará a una iteración más polarizada caracterizada por los frecuentes enfrentamientos entre las facciones liberales, republicanas moderadas y social conservadoras, lo cual le ha valido renombre a nivel nacional por décadas.

"Con tres escaños abiertos, ésta es una elección verdaderamente importante para la junta estatal, porque la junta se ha movido más al centro en los últimos ciclos electorales", dijo Dan Quinn, portavoz de Texas Freedom Network, una organización civil con tendencia de izquierda que sigue de cerca el funcionamiento de la junta estatal. "La pregunta es si seguirá haciéndolo o si veremos un cambio hacia la política marginal que ha dominado a la junta durante los últimos 20 años, o más de 20 años".

Publicidad

Quien gane será responsable de establecer las normas del currículo y hacer recomendaciones para los libros de texto para las escuelas de todo el estado, es decir, decidir qué aprenden 5,4 millones de estudiantes de Texas.

En el próximo par de años, las responsabilidades de la nueva junta incluirán el deber políticamente tenso de abordar una revisión completa de los estándares de salud, incluyendo la forma en que las escuelas imparten educación sexual, lo cual definirá el contenido de los libros de texto que los maestros de Texas utilizarán durante años.

"Se someterá a debate lo que los estudiantes aprenden acerca de la anticoncepción en un estado con una de las tasas más altas de natalidad entre adolescentes en el país", dijo Quinn.

Publicidad

Desafiando un voto cambiante

La Junta de Educación del Estado tiene 15 miembros, y cada uno representa a casi 2 millones de texanos. Aunque la junta se compone de 10 republicanos y 5 demócratas, sus debates dividen a menudo la junta de tres maneras — entre demócratas, conservadores moderados y conservadores sociales.

Hardy se describe a sí misma como una republicana que no siempre se ajusta al molde, a menudo el voto decisivo en la junta.

"Hay un equilibrio en la junta, lo que significa que cada uno de esos tres grupos se ven obligados a trabajar con uno de los otros para lograr sus objetivos", dijo David Anderson, un veterano cabildero en el área de educación de Hillco Partners. "Si pierdes a Pat por uno de los otros dos candidatos, pierdes una parte crítica de ese balance".

Publicidad

El distrito de Hardy abarca el condado de Parker y partes de los condados de Dallas y Tarrant.

Hardy no cree que Texas debería subvencionar la matrícula de escuelas privadas para los padres. "Siempre sentí que la escuela pública era algo único que históricamente nos diferenciaba de otros países porque teníamos educación gratuita", dijo.

Sus detractores argumentan que los padres deberían poder utilizar dinero del estado para llevar a sus hijos a cualquier tipo de escuela que deseen. Obamehinti, una exmaestra de escuela pública y actual consultora de educación de Keller, instruyó a su hija durante 11 años en su hogar y quiere que sea más fácil para otros padres tener la misma opción.

Publicidad

La junta no tiene jurisdicción sobre si aprobar vales o programas similares, pero las opiniones de los candidatos sobre este tema pueden indicar si quieren mejorar el actual sistema de educación pública o reformarlo en favor de un enfoque más compatible con el libre mercado.

Obamehinti también apoya la enseñanza del creacionismo en las aulas de ciencias y muestra escepticismo a la aprobación de un curso de estudios mexicano-estadounidense en el estado, una consideración actual en la junta. Argumenta que puede hacer un mejor trabajo de acercamiento a los electores de lo que Hardy ha hecho.

"Vivo en el Distrito 11, y nunca se me ha acercado en 16 años", dijo.

Publicidad

Surber sostiene que nunca sería un voto decisivo en la junta. "Soy como el Donald Trump de esta contienda. Quiero escuchar varias partes, incluso partes que podrían estar en desacuerdo conmigo", dijo. No está a favor de un curso de estudios mexicano-estadounidense para Texas porque los estudiantes están "en Estados Unidos de América. No estamos en México. No estamos en Canadá. Necesitamos aprender la historia de Estados Unidos".

Tiene puntos de vista extremos sobre muchos temas y a menudo afirma varias teorías de conspiración en su página personal de Facebook. Esta semana, hizo algunas publicaciones que sugieren que los sobrevivientes del tiroteo masivo en Parkland, Florida, que han abogado públicamente a favor de las medidas de control de armas son "actores de crisis", no estudiantes, una noción que ha sido ampliamente desacreditada.

Publicidad

También se postulan dos demócratas para el puesto de Hardy: Carla Morton, neuropsicóloga pediátrica y defensora de la educación especial en Fort Worth, y Celeste Light, quien no tiene un sitio web de campaña establecido y no ha respondido a las solicitudes de los medios para hacer comentarios.

Elecciones primarias decisivas

Tres miembros de la Junta Estatal — el republicano de Beaumont David Bradley, la republicana de Dallas Geraldine "Tincy" Miller y la demócrata de Fort Worth Erika Beltrán — se retiran este año. En los tres escaños, un candidato del partido en el cargo se está postulando sin oposición en las elecciones primarias: Matt Robinson en el Distrito 7 de Bradley, Pam Little en el Distrito 12 de Miller, y Aicha Davis en el Distrito 13 de Beltran.

Publicidad

Dado su historial de votación, es poco probable que esos distritos cambien de manos entre los partidos, lo que significa que esos tres candidatos ganarán, dijo Mark Jones, profesor de ciencias políticas de la Universidad Rice.

"A menudo hablamos sobre cómo las elecciones primarias son decisivas. En la Junta de Educación del Estado, son 100 por ciento decisivas", dijo. "No hay ninguna duda sobre quién va a ganar en noviembre por la forma en que se han trazado los distritos".

Bradley, uno de esos titulares, se considera ampliamente uno de los miembros más socialmente conservadores y más divisivos en la junta, y apoya la educación que promueve la abstinencia y el creacionismo en las clases de ciencias.

Publicidad

"Rechazo la noción de la izquierda de la separación constitucional de la Iglesia y el Estado" , dijo, antes de que la junta votara para adoptar unos estándares más de tendencia de derecha en el currículo de estudios sociales en 2010. "Tengo 1,000 dólares para la organización benéfica que elijas si puedes encontrarlo en la Constitución".

En 2016, envió un correo electrónico en el que proponía a los miembros de la junta abandonar una discusión sobre un libro de texto de estudios mexicano-estadounidenses que los defensores y académicos consideraron racista, con el fin de "negarles a los hispanos una votación récord".

El probable sustituto de Bradley es Robinson, un miembro de la junta de Friendswood ISD y médico, el único republicano que se postula para el escaño del Distrito 7. Bradley apoyó a Robinson unos meses después de que presentara los documentos para postularse.

Publicidad

"En términos generales, si usted votó por David Bradley anteriormente, le gustaría votar por mí", dijo Robinson. "Y aunque no haya votado por él, es posible que sea feliz haciéndolo por mí".

Robinson dijo que las escuelas deberían enseñar educación sexual que promueva exclusivamente la abstinencia: "Creo que ése debería ser el límite de lo que hacen".

Apoya los programas de subvenciones estatales que ayudarían a los padres a pagar escuelas privadas, como vales o cuentas de ahorro para la educación — a lo que en general se oponen los defensores de la educación pública, quienes ven las subvenciones como un posible desvio de fondos de las escuelas públicas.

Publicidad

Pero, a diferencia de muchos conservadores que apoyan estas subvenciones, Robinson argumenta que un niño que lleva dinero del estado a una escuela privada debería tomar el examen estatal estandarizado o participar en alguna otra forma de rendición de cuentas estatal.

"Realmente no sería justo no tener restricciones ni supervisión alguna para las escuelas privadas en las que se gasta el dinero estatal", dijo.

Miller, quien también dejará su escaño a finales del año, generalmente se considera más moderada que Bradley y es más conocida por impulsar la primera ley estatal que ordena que las escuelas atiendan a niños con dislexia. Miller ha respaldado a su probable sustituta, Pam Little, quien es vicepresidente regional jubilada de la editorial Houghton Mifflin. Little dijo que apoya la abstinencia como el primer acercamiento a la educación sexual, y aún no ha decidido si los estándares de salud deberían incluir educación sobre anticoncepción.

Publicidad

Cuando Little se postuló para el escaño de Miller en 2012 , dijo que las comunidades locales deberían poder decidir si ofrecen alguna educación sexual adicional, debido a la elevada tasa de embarazos adolescentes en el estado.

Beltrán apoyó a Davis, su probable sustituta, al retirarse de la junta. Davis, quien se mudó a Texas en 2011, ha sido profesora de ciencias e ingeniería de la escuela media y secundaria durante la última década.

Vea también:

Eric Gay/AP
1/6
La votación anticipada en el estado es del 20 de febrero al 2 de marzo.
Eric Gay/AP
2/6
En la boleta de cada partido se seleccionan a candidatos para cargos a la Legislatura texana, la Corte Suprema de Texas y cortes locales, la Junta Escolar, la gobernación, entre otros. También eligen a los nominados para la Cámara de Representantes y un cargo en el Senado.
Eric Gay/AP
3/6
Algunas de las contiendas para la Cámara de Representantes son especialmente competitivas en estas elecciones.
Publicidad
Desliza aquí para continuar con la galería
Ana Azpurua
4/6
Así lucía uno de los centros de votación temprana en Irving, en el norte de Texas.
Ana Azpurua
5/6
El distrito 32 del republicano Pete Sessions, en el área de Dallas, es uno de los que está en la mira de los demócratas.
Ana Azpurua
6/6
Las elecciones primarias son el martes 6 de marzo, pero la votación anticipada arrancó con una mayor participación demócrata y republicana que en el 2014.
Cargando Video...
Te explicamos qué son las elecciones primarias y por qué es importante participar