publicidad
Promo: Último debate presidencial Clinton vs Trump
El debate en TV y en Internet
Donald Trump ha reiterado, a lo largo de la campaña y hoy lo volverá a hacer, que está siendo víctima de una conspiración de los medios contra él.
Primer debate presidencial: Clinton vs. Trump
00000157-ac66-d802-a7f7-ec76bf7b0000
Cambio de registro. Trump deja de referirse a Clinton como "Secretaria Clinton" (ya lo hacen los periodistas), como sí hizo en el primer debate. Ahora es, simplemente, "ella". Más directo: "ella miente", "ella habla y no hace nada", "ella tiene mucho odio en su corazón". Su "ella" es una mezcla de desprecio displicente que refuerza su ataque. Clinton ha dejado de hablar de "Donald" (que tanto le molesta) y se refiere a su oponente de manera impersonal. Este registro refuerza la acusación del republicano con su dedo acusador. Constantemente utiliza su dedo índice para referirse a "ella".
Primer debate presidencial: Clinton vs. Trump
00000157-ac50-d52d-a77f-ed5516780000
El atril (del primer debate) creaba la atmósfera de debate presidencial, beneficiando a Clinton, y centrando la atención en sus palabras. Los taburetes y el plató abierto nos acerca la talk show y al politainment, favoreciendo el movimiento de Trump. Este formato distrae al espectador y diluye a Clinton y sus afirmaciones. Si el director no "cierra el plano sobre ella con nuevos ángulos", el debate se decanta visualmente a favor del republicano. Trump confronta a los periodistas ("tres contra uno", "¿por qué no le interrumpes a ella?", "se ha pasado 25 segundos"), creando una atmósfera de complot, como así ha acusado reiteradamente a los medios.
Primer debate presidencial: Clinton vs. Trump
00000157-ac4a-dae6-a7ff-bfdf1d510000
Cierto, Hillary no está cómoda. Creo que "siente" el movimiento de Trump en el plató. Trump gana el plano subjetivo con sus muecas y sus gestos, creando nuevas interpretaciones de lo que escuchamos y vemos. Aparece por detrás de ella y sale en todos los planos, casi. Clinton, apoyada, no interfiere el plano y se muestra más inexpresiva. Trump gana el plano y el plató. La imagen de Clinton "apoyada" creo que la debilita y la minimiza.
Primer debate presidencial: Clinton vs. Trump
00000157-ac38-db70-af7f-ec7912120000
Es la primera vez, creo, que un candidato (Donald Trump) amenaza a su oponente con "llevarla a la cárcel" y de "investigarla con un fiscal especial". Trump contrapone las supuestas mentiras de Clinton para frenar las acusaciones de "su conversación de vestuario". Trump está situando el marco mental de "cárcel" (delito) sobre ella y de mentir. ¿Quién miente esta noche?. "Deberías estar avergonzada", le dice Trump, la interrumpe y provoca. Ahora acusa a los periodistas: "vamos uno contra tres". Va de víctima. Ha conseguido enturbiar el debate y salir casi indemne, creo.