publicidad

Veredicto Final le hace seguimiento a una mujer que quiere perder peso

Veredicto Final le hace seguimiento a una mujer que quiere perder peso

Griselda Bermejo llegó a la corte de la jueza Cristina Pereyra con la meta de bajar 500 libras. ¿Lo logrará?

Veredicto Final le hace seguimiento a una mujer que quiere perder peso b...

Desde que era una niña, la puertorriqueña Griselda Bermejo sufrió de sobrepeso y junto a su familia, siempre trató de bajar de peso. Pero nada pudo detener esa estrepitosa subida de peso que la llevó a convertirse en una mujer de 650 libras. Ahora está decidida a ser delgada y saludable. Veredicto Final la seguirá hasta lograr su objetivo de pesar 150 libras.Griselda Bermejo es una mujer de 44 años con muchas ganas de vivir pero con mucho peso que perder. Su familia es de complexión gruesa, pero ella es la más obesa de todos y eso ha afectado su autoestima.Luego de vivir con ese exceso desmesurado de libras, tomó una decisión y hace cuatro meses viajó a Miami para someterse a una operación para reducir su estómago. Ahora está sometida a una dieta rígida con la esperanza de ponerse unos pantalones talla 10.

Desde que fue operada, Griselda ha perdido 100 libras de peso y su dieta incluye: mucho líquido, cero sodas, vegetales, frutas, sopas, gelatinas y pescado y pollo en pequeñas cantidades.

publicidad

Veredicto Final seguirá cada paso de Griselda y todos seremos testigos de su transformación.

¿Crees que Griselda logrará llegar a su peso ideal de 150 libras? Opina.

publicidad
publicidad
Alrededor de 25 alumnos de la Universidad Estatal de California, Fullerton, están desarrollando artefactos para mejorar la vida de las personas más vulnerables de la sociedad. Inventos como sillas de ruedas avanzadas, artefactos para navegar en internet con solo dirigir la mirada a la pantalla y otros proyectos, están revolucionando las ayudas para los individuos con discapacidades.
En medio del inclemente calor, expertos recomiendan hacer un mantenimiento preventivo, cambiar los filtros con frecuencia de las unidades de aire acondicionado y no apagarlos cuando sales de casa.
La doctora Myriam Balbela explica que este pensamiento tomó fuerza con el patriarcado porque el hombre empezó a ver la necesidad de sentir un tipo de mandato sobre su pareja. Por otro lado, asegura que este tipo de pensamientos deben acabarse con un cambio social donde los hombres trabajen en su autoestima.
Familiares y algunos miembros de la sociedad aún critican y presionan a las mujeres que llegan a cierta edad sin casarse. Los apodos y dichos que le pueden parecer graciosos a algunos, se pueden convertir en un estilo de persecución para los que lo viven en carne propia.
publicidad