publicidad

El cuento de hadas de Marisela Demontecristo

El cuento de hadas de Marisela Demontecristo

Marisela Demontecristo, ganadora de Nuestra Belleza Latina 2013 y modelo de Sábado Giante, regresó al pueblo que la vio nacer, luego de 10 años de ausencia.

Cuando Marisela Demontecristo ganó la final de Nuestra Belleza Latina 2013 mucha gente opinó que no era la más bonita, pero lo que esos detractores no entendían es que miles de personas se identificaron con su sencillez, con su esfuerzo, con su tenacidad para no sentirse menos y competir con cualquiera.

A  tan solo semanas de haberse coronado, Sábado Gigante acompañó a la reina a su pueblo natal en El Salvador para ser testigos del reencuentro con la gente que la vio nacer, que la observó marcharse llena de ilusiones y que atestiguaron el retorno de la hija pródiga que cumplió su sueño americano.

Rodeada de toda esa gente humilde de Olocuilta, Marisela  describió más orgullosa que nunca, los rincones de la escuela donde aprendió a leer y escribir, presentó a la profesora de guiarla, compartió con los alumnos y caminó por esos rincones que alguna vez le parecieron enormes, pero que ahora resultaban tan pequeños como los obstáculos que ha dejado atrás en el camino.

Justamente al recorrer las calles de su infancia, Marisela encontró a una de sus amigas de aquellas épocas haciendo tortillas a mano y más allá de ignorarla, Nuestra Belleza Latina 2013 saltó de la camioneta que la transportaba para fundirse en un abrazo y ‘tortear’ la masa.

Después Marisela no pudo evitar la emoción al mostrar las imágenes de la humilde casa donde creció, la cama en donde dormían hasta cinco personas, un rincón tan carente de lo material, pero tan lleno de cariño, que fue imposible contener el llanto cuando la ahora modelo de Sábado Gigante presentó uno a uno a los miembros de su familia, esos que de niña la enseñaron a sonreír.

publicidad

Fueron muchas las anécdotas, los senderos de tierra, y los momentos de orgullo que Marisela compartió con la audiencia, como cuando el alcalde de la ciudad de San Salvador, capital que la modelo gigante nunca había visitado, la declaró embajadora de dicha metrópoli.

Ahora convertida en toda una modelo, digna representante de la belleza latina, Marisela solo tuvo palabras de agradecimiento para Sábado Gigante y Nuestra Belleza Latina, quienes la han apoyado para demostrar que cualquier sueño es posible si tan solo se tiene una mínima intención de soñar.  

publicidad
publicidad
Mira todo lo que no viste durante la visita Nuestra Belleza Latina 2013 y todo lo que pasó antes y después de su metida al jacuzzi.
Marisela De Montecristo reveló en exclusiva los detalles de su vida amorosa. Descubre qué galán la trae vuelta loca.
La ganadora de Nuestra Belleza Latina presentó un lindo regalo para El Gordo para el día del amor y la amistad.
Los Angeles
La reina de Nuestra Belleza Latina te invita y te da los consejos claves para que consigas tu pases a Miami.
publicidad