Mela la Melaza le ofreció sus servicios de limpieza a la Familia Sin Sue... Mela la Melaza le ofreció sus servicios de limpieza a la Familia Sin Sue...

Shows

Sabadazo
Sábados - 2PM / 1C

Sabadazo

Mela la Melaza le ofreció sus servicios de limpieza a la Familia Sin Suerte

Transcripción del Video

No me divierto con nada ♪

Wicha: No puedo hacer

todo el quehacer.

Benjamín: Nosotros te podemos

echar porras para darte ánimo.

Wicha, Wicha, Wicha--

Wicha: Ay, qué chistosito,

¿verdad?

Ahora sí lo que voy a limpiar

es su cara pero a cachetazos.

Benjamín: Tranquila.

Ya, Wicha, ya.

Mela: Buenas tardes.

Benjamín: Se metió como

por su casa. Oiga, disculpe,

este--¿usted quién es? ¿Usted--

Mela: Bueno, yo--yo soy Mela.

Mela, la Melza. Mela.

Benjamín: Pero ¿Mela?

¿Melatonina, Melancólica?

¿Mela?

♪ Que me la ponga

Que me la ponga

Que me la-- ♪

Mela: No, no, no, lo que pasa es

que yo soy Mela Melaza. Mire.

De la agencia de empleada

doméstica a ofrecer mi servicio

de limpieza.

Ahí yo estoy a la orden.

Wicha: Ay, o sea que tú limpias,

lavas, trapeas y chismeas todo

el día. Por favor, pase. Creo

que sí tenemos para pagarte.

Eso sí, si aceptas ropa usada,

platos desechables. Pero

como pago previsorio. Después

hablamos, no hay problema.

Mela: Eh, ¿aquí no hay

cucarachas?

Benjamín: No, hombre, somos

tan pobres que ni ellas

quieren venir.

Wicha: Sí, parece basurero pero

para eso estás tú aquí:

para recoger.

Mela: Ah, no, no, no, yo nada

más estoy aquí para limpiar.

Mela, sácate la ropa.

Mela: Ay, pero ¿aquí, enfrente

de todo el mundo?

No, ustedes a mí no me pagan

como para yo hacer eso.

Wicha: No, la ropa del piso.

Mela, sáquela de aquí. Órale.

Mela: Ah, sí, sí, sí. Ya andaba

yo por--claro que sí,

patroncita. Claro que sí.

Wicha: Patroncita. Me gusta eso.

Mela, levanta mi mochila.

Mela: Claro que sí, patroncito.

Ay, qué chido se escucha oír

eso de "ay, patroncito".

Voy a tirarme en mi cuarto

para que veas quién es el--

Benjamín: Voy a hacer

como--¿Mela, Mela?

Eh, hazme un piojito.

Mela: Ay, no. Qué asquerosidad.

Ahí debe de haber arañas. Pero

mire, yo tengo una muy buena.

Yo te la mato.

Wicha: Ya, tranquila, tranquila.

Te faltó darle pero--

Benjamín: Ya--ya--

Ahora sí vengo

a que le paguen todo

lo que le deben a mi mamá.

Benjamín: Ay, por primera vez

me da gusto verte.

Mela: Qué cosita más bonita.

¿Quién es esa ternurita

tan linda?

Cosita linda.

Señor ternurita para ti.

La pregunta es, ¿quién eres tú?

Mela: Mira, yo soy Mela

La Melaza. Yo soy la empleada

doméstica que ellos contrataron.

Ah, ¿o sea que sí tienen

para contratar a una empleada

doméstica y no tienen

para pagarle la renta a mi mamá?

Ahora sí le voy a decir

a mi mamá que ahora sí

los corra.

Espérate. No, es una mentira.

Claro que--claro que no es

nuestra empleada doméstica.

Mela, ya tiré todo

en mi cuarto.

Ahora sí que ve a limpiarlo.

¿No que no era su empleada

doméstica?

Benjamín: Mmm, claro que no.

Es que no estás viendo

que--¿qué no ves el parecido

tan asombroso?

Somos familia. Mira--mira--mira

la ceja del gusano quemado.

Es mi prima.

[Jadea]

¿La empleada doméstica

es tu prima?

Prima, bienvenida, ve a limpiar

mi cuarto.

Muy buenas.

Benjamín: Buenas.

Aquí la albóndiga con patas

y yo.

Disculparán al fideo seco.

Benjamín: [Ríe]

Fideo seco.

Sí, pero vinimos

de la agencia de empleadas

domésticas AC.

Benjamín: ¿AC?

Porque ustedes son nuestros

cliente número un millón.

Y por eso les otorgaremos

el premio de un millón de pesos.

Benjamín: Somos una familia...

Todos: Con suerte.

Felicidades. Aquí está

su premio por haber contratado

a una de nuestras empleadas

domésticas.

Benjamín: La primera vez

que nos dan un millón--

Oigan, un momento. Ella no es

su empleada doméstica.

¿No?

Es su prima.

Benjamín: Cállate--cállate.

Gracias.

Óigame, no. Óigame, no.

Si no la contrataron, entonces

no podemos darles el premio.

Benjamín: Pe--pe--pe--claro

que es nuestra empleada

doméstica.

Ponte a lavar y a trapear.

Órale.

Mela: No, no, porque ustedes

no tienen para pagarme.

Oye, mi mamá no está

y necesito que alguien limpie

la casa.

Mela: Ah, pues, está buenísimo.

Mira, yo puedo ayudarte. Mira,

Mela La Melaza a tu servicio.

Mira, yo barro, yo limpio,

trapeo, yo hago piojito, yo hago

de todo.

Contratada.

Felicidades. Usted se acaba

de llevar un premio por ser

nuestro cliente número

un millón.

Ahí nos vemos la próxima

semana para cobrarles todo

lo que le deben a mi mamá. Naco.

Vamos.

Benjamín: ¿Mela, Mela?

Por: Medio Tiempo
publicado: Apr 03, 2016 | 07:31 PM EDT
Mela llegó muy dispuesta a ayudarle a la Familia Sin Suerte con la limpieza, pero parece que se aprovecharon de ella.
         
publicidad