publicidad

Shows

Primer Impacto
Lunes a Viernes - 5PM / 4C

Stephen y su vivencia en Haití. Lourdes habló de su experiencia

Stephen y su vivencia en Haití. Lourdes habló de su experiencia

Lourdes Stephen fue enviada especial en Haití para cubrir la tragedia del terremoto que azotó hace un mes a la isla.

Stephen y su vivencia en Haití. Lourdes habló de su experiencia 607e0f5c...

Una palabra

Lourdes Stephen, corresponsal de Primer Impacto en la Florida, fue enviada especial en Haití para cubrir la tragedia del terremoto que azotó hace un mes a la isla. La dominicana nos contó la experiencia.

¿Qué viene a tu mente con la palabra Haití?

Cuando pienso en Haití visualizo destrucción, desolación, dolor y pérdida. Escucho el llanto de quienes lo perdieron todo y su clamor de misericordia. Llegan a mi mente los lamentos del olor a muerte. Pero a pesar de tanto desconsuelo, también puedo palpar la hermandad mundial y el deseo de levantar a ese pueblo marcado por la desgracia.

¿Cómo podrías describir tu experiencia de cubrir el terremoto?

Indiscutiblemente una experiencia muy triste. Cuando estas allá y ves la magnitud de la destrucción y el impacto que tiene en los damnificados despierta en ti un sentimiento indescriptible.

publicidad

Al igual que las edificaciones, los corazones de muchos están desmoronados, frente a una cruda realidad que ellos no pueden controlar. 

¿Cómo era el día a día allá?

Es difícil descubrir, personalmente, el daño físico y emocional que produjo el terremoto. En cada esquina hay una historia trágica, lágrimas de impotencia y miradas perdidas de quienes todavía no saben que van a hacer con sus vidas. Y así, ellos viven su día a día, tal vez rezando por un mejor mañana.

Lo más difícil

Lo más difícil es no poder hacer más por los que sufren y buscar la manera de divulgar la inmensa angustia que ahoga sus almas. Es tratar de comunicar, con extrema sensibilidad, la precaria situación en que se encuentran.

Lo más doloroso

Nunca olvidaré ese momento. Mi camarógrafo y yo ya nos íbamos de Puerto Príncipe y en medio de la calle encontramos a un hombre tirado en el pavimento. Nos bajamos del carro y nos acercamos sin saber si estaba vivo o muerto. De buenas a primeras estábamos rodeados de personas que al parecer lo conocen. 

Le dan agua y me dice su nombre: Desus. Pregunté qué le pasaba sin saber que su respuesta quedaría grabada en mi memoria. En el terremoto, Desus perdió a toda su familia, a su madre, padre, esposa, hijas... y con lágrimas en su rostro, me dijo que él estaba tirado en el suelo porque él también quería morir.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad