publicidad
"Perdiendo para Ganar" de la mano de Jose Fernández logo-desktop.png

"Perdiendo para Ganar" de la mano de Jose Fernández

"Perdiendo para Ganar" de la mano de Jose Fernández

Chicas con sobrepeso aceptaron el reto de Primer Impacto para someterse a Perdiendo para ganar y olvidarse de la obesidad.

Pérdida de impacto

Cecilia Ramírez Harris, reportera de Primer Impacto, hizo el seguimiento paso a paso de dos chicas con sobrepeso que decidieron rebajar poniéndose en las manos de Jose Fernández. Después de varias semanas descubre si lograron cumplir sus objetivos.

Perdiendo para ganar es una serie enfrenta a dos chicas que sufren de obesidad como cientos de personas, a la dura prueba de cambiar de hábitos, aprender a comer, a ejercitarse y a cuidar de ellas mismas para lograr rebajar peso de forma saludable, esto con la ayuda y orientación de Jose Fernández.

La hora de la verdad llegó para Belén y Rebecca, pero antes de subirse a la báscula, ambas jóvenes quisieron 'vengarse' de todo lo que las hizo sufrir Jose.

"Hoy Rebecca y yo te vamos a entrenar a ti y te vamos a hacer sufrir todo lo que nos hiciste sufrir a nosotras", le dijo Belén al entrenador.

Entrenador en entrenamiento

"Ahora Jose corre la loma donde yo me caí tres veces caminando para abajo", lo sentenció Rebecca.

"¿Te acuerdas cuando tu me hiciste a mi empujar tu carro?", le comentó Belén para después llevarlo al estacionamiento a empujar su camioneta... y con el freno puesto.

Después de reírse junto con su entrenador, Belén y Rebecca se dirigieron al salón del famoso estilista Rocco de la mano de Cecilia Harris, quien les consiguió un cambio de look completo en manos del experto.

publicidad

"Con Rebecca vamos a trabajar el color, lo vamos a intensificar. Tiene un color lindo pero lo vamos a poner mas rojizo para que verdaderamente se realce su color de piel", comentó Rocco.

A Belén por su parte "le vamos a dar un poquito mas de luminosidad en la parte superior, le voy a acentuar los reflejos", dijo.

Los resultados

Durante la tercera parte de la serie, Rebecca pesaba 196 libras. "Bajamos ahora y estamos en 189", la felicitó Jose.

Con Belén los resultados no fueron tan buenos: "estabas en 184 y estas en 181, qué crees que pudo ser que solamente hayas perdido tres libras en esta ocasión", le preguntó Fernández.

Pese a lo que dijo la báscula, la última palabra está en el porcentaje de grasa corporal.

"Rebecca: estabas en 28.4% y subiste a 29.6%. Perdiste como cinco libras de músculo y eso hace que subas un porcentaje".

"Belén: tenías 28.1% perdiste tres libras. Estas en 48, así que bajaste tu porcentaje de grasa a 26.6".

Rebecca de talla 18 llego a 12 y Belén de la 16 tambien bajo a la 12. La transformacion es innegable.

"Dentro de seis meses vamos a volverlas a visitar porque esto no termina aquí, vamos a seguir con la dieta y seguir para adelante, además josé va a estar aquí para ayudarlas y por supuesto Rocco". Así las despidió Cecilia Harris.

Así empezó todo

publicidad

A Rebecca no le gustaba ser gorda. "Uno quiere verse mejor, sentirse mejor, la autoestima es grande, la autoestima mía esta por el piso", le dijo esta participante a Cecilia Ramírez al inicio de la serie.

La familia de Belén Ruiz nunca la ha dejado olvidar su exceso de peso. "Molesta mucho cuando uno va de viaje a ver a la familia y empiezan a decirte que estas gorda y todo el mundo te dice que estas gorda y estoy harta de escuchar eso", expresó.

Precisamente el estar cansadas de ser gordas las hizo aceptar el reto de Jose Fernández poniéndose en forma haciendo solo dieta y ejercicio.

"¿Estas dispuesta a hacerlo? Hay que comenzar hoy, así que ahora mismo necesitamos pasar a tu cocina", le dijo Jose a Rebecca al tiempo de abrir el refrigerador y tirar a la basura aquella comida que engorda.  

El entrenador también hizo lo mismo con Belén, que a pesar de vivir con su familia quiso asegurarse de que los próximos meses no consuma alimentos con demasiada sal, azúcar, ni grasa.

Los regímenes

Una de las cosas que ambas tuvieron que incluir en su nueva dieta diaria fueron suplementos de proteína. "A Rebecca le vamos a dar comida saludable de cinco a seis veces por día, pequeñas porciones pero mas seguido para subirle su metabolismo", explicó Jose.

Si Jose fue estricto limpiando los refrigeradores y cambiando la dieta de estas chicas, en el gimnasio las puso literalmente a sudar la gota gorda.

publicidad

"Belén, tienes 39% de grasa; Rebeca, tienes 46.2%. Casi la mitad de tu cuerpo es pura grasa", les dijo Fernández.

El entrenador no perdió tiempo y las puso a trabajar en el gimnasio, algo que no fue fácil para ninguna de las dos. Ambas sabían que no sería tarea sencilla, pero estuvieron dispuestas a perder para ganar.

"A mi me gustaría perder como 40 libras por ahí o 50 si se puede", dijo Belén.

"Yo fuera feliz en una talla 10 o 11, no necesariamente tengo que ser flaca", finalizó Rebecca.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El ritual ‘caldero de la abundancia’ consiste en tener un recipiente en la entrada de casa para depositar todas las monedas que lleves en el bolsillo al final del día. Cuando llegue el final del año, solo podrás gastar la mitad de lo guardado. Así lo cree una vidente que asegura que, siguiendo sus indicaciones, tu situación económica siempre será buena.
Las autoridades quieren separar al puerco de su dueña porque en estado no se permite que los cerdos sean animales de compañía. Su dueña lo quiere como si fuera un hijo y dice que hasta le sirve de terapia a su padre enfermo de cáncer.
Al parecer, el músico se vio envuelto en una pelea junto a otras personas después de una actuación en México. El implicado dice que actuó en defensa propia pero aún así los representantes de la banda decidieron no contar con él a raíz de lo sucedido.
El cirujano Alberto Cota es un genio del bisturí pero, a pesar de lo que muchos podrían pensar, no opera en clínicas de renombre. Sus manos prodigiosas están dedicadas a los vecinos de una pequeña localidad de El Salvador donde cada día salva la vida de muchas personas.
publicidad