publicidad
Dirán que el cabello es la hermosura de una mujer, ¡pero qué trabajo nos dan estas condenadas greñas!

Peinados para ocasiones especiales

Peinados para ocasiones especiales

¿Cómo están mis Mamacitas Chulas? Espero que rete bien. Más ahora que llegó su amiga Mimí con un regalazo atrasado de Navidad.

Dirán que el cabello es la hermosura de una mujer, ¡pero qué trabajo nos...
Dirán que el cabello es la hermosura de una mujer, ¡pero qué trabajo nos dan estas condenadas greñas!

¿Cómo están mis Mamacitas Chulas? Espero que rete bien. Más ahora que llegó su amiga Mimí con un regalazo atrasado de Navidad. Les voy a enseñar como peinarse para dejar ojos cuadrados a diestra y siniestra. 

Dirán que el cabello es la hermosura de una mujer, ¡pero qué trabajo nos dan estas condenadas greñas! Y más cuando se trata de lucir espectaculares para una ocasión especial. Si no es el casorio de la Prima Eva es el bautizo del chamaco de mi Tía Rufina. Ya saben, nunca faltan esos días que queremos lucir como diosas, pero nuestro pelo no nos acompaña.

Que si está tan chino que parece que nos dio un toque de corriente, o que si está más lacio que cola de ratón. Que si muy corto o si muy largo. ¡Ay Santísima Virgen de Badiraguato, haznos un milagrito! No se me achicopalen que aquí Mimí las va a ayudar

publicidad

Primer consejo, el cabello tiene que estar sano, limpio, libre de puntas partidas. Cepíllenlo a menudo. Yo, duerma sola o acompañada, no olvido mi ritual nocturno de cepillarme el pelo cien veces. Y les apuesto que hasta la víbora cascabelera de Rebeca Oropesa lo hace así. ¿Sino cómo se explica que ella y yo tengamos estas melenas hermosísimas?

Ahora a ver el largo del cabello. Si lo tienen cortito, y andan así medias pelonas ya se pueden ir a dormir tranquilas. ¡Jueguen con su cabello! Todo es cuestión de mousse y de imaginación. Déjense un flequillo amplio, o unos pelos parados. Un maquillaje dramático y ya se me volvieron taquito de ojo.

Las amoladas somos las clones de Rapunzel, las con cabelleras que caen como cascadas por la espalda. Si hasta tienen problemas las que llevan el cabello hasta los hombros. M’hijas Queridas, ya las estoy viendo histéricas, haciendo cita en la estética, corriendo por la casa con mas tubos en la cabeza que Doña Florinda, y el eterno dilema. ¿Chongo o suelto? ¡Niñas, Basta! Cálmense y atiendan lo que les estoy diciendo.

La cabellera suelta será muy sensual sobre una almohada, pero no sirve para ocasiones formales. Y no a todas les sienta el cabello recogido. A las de cara de luna las hace ver gorditas y a las de rostro alargado las hace parecerse a una yegüita que tenía yo allá por mi Sinaloa hermoso. La única solución es la trenza.

publicidad

No se me asusten que no hablo de una trenza complicada o muy apretada, sino de un par de trencitas que les toma unos minutitos armar. Así que manos a la obra.

Primero, se me hacen una raya al medio, bien derechita. Con pasadores se sujetan un mechón grueso de cabello en cada sien. El resto se lo recogen atrás en una cola de caballo. Toman cada sección que separaron, las dividen en tres, y se hacen unas trencitas a cada lado de la cara.

Cruzan las trencitas hacia atrás y las sujetan a la altura de la nuca, sobre la cola de caballo. Ahí se sueltan ésta dejando que les caiga el cabello sobre la espalda. Cepillen ese cabello suelto. Aunque esté muy ondulado, las trencitas evitaran que se vaya hacia adelante y se vean despeinadas. Este peinado es sencillo, elegante y las hace verse juveniles.

El último detalle queda en el punto donde sujetaron las trencitas. Generalmente, se las amarran con su propio cabello, pero encima móntense algo bonito para ocultar las puntas. Puede ser un listón de terciopelo, un pasador dorado o plateado, o flores frescas o artificiales. No exageren mucho, que no son piñatas. Mírense al espejo. ¿A poco no se ven chulísimas?

publicidad
publicidad
Con variados intereses, esta tres mujeres ingresaron a una de las agencias más importantes de América para destacar. Vea la interesante que carrera que llevan y cómo logran complementar sus vidas personales con su trabajo.
Con tres oficinas fachada, la supuesta entidad daba asesorías a sus clientes luego de que les consignaran considerables sumas de dinero. Los presuntos afectados intentan que se haga justicia con papeleo y contratos en mano.
Pese a que los paramédicos lo llevaron a un hospital, el menor no resistió a sus heridas. La policía continúa en la escena investigando.
EPISODIO 79
Luciana le regala a Fernanda un cuaderno para que lo llene de los consejos de David. David le cuenta a Luciana que abrió la habitación de Lisa para no aferrarse al pasado.
publicidad