publicidad

Joven cancela boda por reptil

Joven cancela boda por reptil

Lizzie Griffiths es una profesora de Londres que cambió a su novio de infancia por su lagartija que está enferma de cáncer. 

¿Cambiarías a tu pareja por una mascota? Seguramente la respuesta es no, pero el caso de una maestra de escuela inglesa y su lagartija, muestra que el amor por una mascota puede ser más grande al que sentía por su pareja. 

¿Crees que la chica hizo bien? Opina

Lizzie Griffiths es una profesora de Londres que tiene una profunda afición por los reptiles. Es dueña de George, una lagartija que padece de cáncer, lo cual, tomando en cuenta su gusto, no parece extraño. Sin embargo, la historia de esta mascota y su dueña, sí lo es. Informó el sitio This is London

Las vidas de George y Lizzie están enlazadas. Ella le presta mucha atención a este animalito, e incluso sus hábitos se modificaron desde que, hace un año, adoptó a George en un centro de rescate de animales. Ella ha cuidado del pequeño reptil a lo largo de su enfermedad, durante la cual ha soportado dos intervenciones quirúrgicas que no lograron extirpar por completo un tumor que había crecido en su cara.

Previendo un posible desenlace fatal, Lizzie decidió poner en claro sus prioridades. Desde el año pasado, está comprometida con Chris Fisher, de 26 años, hecho que pareció no importarle a Lizzie, pues ella se ha dedicado en cuerpo y alma a cuidar a su mascota y ha dejado en segundo término a su novio de la infancia, tanto así que decidió posponer su boda hasta que el animalito supere su enfermedad.

publicidad

A Fischer no le quedará más que esperar o de plano cambiar de novia.

publicidad
publicidad
La sexóloga Myriam Balbela recomienda no tener relaciones sin condón para prevenir enfermedades, no usar un lubricante perjudicial, evitar el sexo violento para que no hayan lesiones, no inventar con objetos que puedan terminar lastimando el órgano genital y tener cuidado de que el preservativo no se quede donde no debe.
Está al tanto de los riesgos que corren las personas que laboran en obras de construcción y por ello intenta brindarles capacitaciones para que no sean víctimas de accidentes.
Inmigrantes de la zona celebraron la decisión y la sintieron como una victoria luego de las numerosas campañas que adelantaron durante los últimos tres años. Con la nueva normativa, la ciudad dejará de percibir alrededor de 340,000 dólares mensuales de fondos federales.
Esto luego del incidente en el que un oficial disparó durante un forcejeo con menores de edad. Por otro lado, manifestaron su oposición a la política migratoria de Donald Trump.
publicidad