publicidad

Henry Santos no siempre lo tuvo todo

Henry Santos no siempre lo tuvo todo

El dominicano abrió las puertas de su vida a Marissa del Portillo de Sal y Pimienta y le reveló detalles de su infancia.

Confesiones de Henry Santos en Sal y Pimienta

El bachatero Henry Santos conversó con Marissa del Portillo al finalizar la cuarta gala de Mira Quién Baila y le reveló detalles desconocidos sobre sus inicios, su vida y los trabajos que pasó antes de ser famoso.

Empezó a componer a los 14 años cuando llegó a Nueva York y con su primo Anthony Romeo Santos se registraron al coro de la iglesia pero no precisamente para cantar sino para conseguir novia. El director del coro los motivó porque les vio talento. 

¿Cuánto sabes de Henry?

Su padre Félix Santos, mecánico de profesión, no tuvo una muy buena relación con su hijo y aunque dominicano no dejaba que tocara bachata en la casa. Con el tiempo la relación ha ido mejorando y ahora es su fanático número uno. Por aquella mala relación fue que Henry se marchó de su casa a los 16 años. "No tenía ropa, no tenía nada y el día en que me compré mis primeros tenis me dí cuenta que podía", confesó.

Fotos y videos de los bailes de Henry

"Mientras más negativo y más duro me daba la vida yo decía 'hay una luz al final del túnel'". Actualmente Henry lo tiene todo, talento, un público que lo apoya y una familia que lo adora. El bachatero de Moca ha demostrado que tiene sandunga y cada domingo sorprende bailando diversos ritmos. En la cuarta semana de la competencia no ha caído en la zona de peligro y Los Implacables esperan que los demás concursantes vean a Henry como un ejemplo a seguir. Maxi ya empezó a practicar los consejos de su compañera.

publicidad

Sigue a Henry Santos en Twitter @henrysantos y apoyálo con su hasthag #TeamHenry.

publicidad
publicidad
Un sistema de lluvias afectará a todo el sur de Florida. En Miami se espera que comience a llover en la tarde, pero el jueves se comienza a despejar toda el área. La temperatura máxima para hoy será de 76 grados.
El médico psiquiatra Orlando García asegura que no hay estudios que comprueben que una mirada pueda enfermar a otra persona. Estas son conductas creadas y difundidas en la antigüedad para dar explicaciones a fenómenos que no podían entender. Hacen parte también del gusto por el misterio.
Activistas instalaron la pancarta y además difundieron la imagen por Twitter, indicando que consideran que los principios de grandeza del país están siendo atacados. La policía busca a los responsables, ya que está prohibido intervenir los monumentos nacionales.
El hombre hispano de 78 años sufre de la enfermedad de párkinson y fue visto por última vez el domingo. Piden comunicarse con las líneas de emergencia en caso de tener alguna información sobre su paradero.
publicidad