publicidad

Alejandro Chabán: cuarto eliminado de Mira Quién Baila

Alejandro Chabán: cuarto eliminado de Mira Quién Baila

Con la eliminación de Alejandro Chabán en la sexta gala, Mira Quién Baila entró en la recta final.

Con la eliminación de Alejandro Chabán en la sexta gala, Mira Quién Baila entró en la recta final. Y es que ya son seis las estrellas que quedan en la competencia: Priscila Angel, Elizabeth Gutiérrez, José Manuel Figueroa, Cristian Zuárez, Adamari López y Erik Estrada.

Alejandro llegó a la competencia lleno de retos personales. No cabe duda que este ex gordito tenía mucho que probar en la pista. Sin embargo, las expectativas por parte de los jueces no fueron llenadas.

Si bien es cierto que en la primera noche el joven actor fue uno de los mejores, a patir de allí sus bailes comenzaron a fallar y las críticas no se hicieron esperar.

Estar más relajado, agarrar confianza y conectarse con su pareja de baile, fueron algunas de las quejas de Horacio, Lili y Bianca hacia las coreografías de Chabán. Alabaron su desarrollo semana a semana, pero la falta de ritmo y precisión estuvieron presentes en sus coreografías.

"Yo me llevo un lindo recuerdo de Mira Quién Baila. El equipo de producción, el apoyo del público ha sido increíble y la verdad que se cuiden en las discotecas porque ahora sí que sé bailar. Pasé de gordito a galán y ahora de galán a bailarín", dijo Alejandro.

publicidad
publicidad
Alrededor de 25 alumnos de la Universidad Estatal de California, Fullerton, están desarrollando artefactos para mejorar la vida de las personas más vulnerables de la sociedad. Inventos como sillas de ruedas avanzadas, artefactos para navegar en internet con solo dirigir la mirada a la pantalla y otros proyectos, están revolucionando las ayudas para los individuos con discapacidades.
En medio del inclemente calor, expertos recomiendan hacer un mantenimiento preventivo, cambiar los filtros con frecuencia de las unidades de aire acondicionado y no apagarlos cuando sales de casa.
La doctora Myriam Balbela explica que este pensamiento tomó fuerza con el patriarcado porque el hombre empezó a ver la necesidad de sentir un tipo de mandato sobre su pareja. Por otro lado, asegura que este tipo de pensamientos deben acabarse con un cambio social donde los hombres trabajen en su autoestima.
Familiares y algunos miembros de la sociedad aún critican y presionan a las mujeres que llegan a cierta edad sin casarse. Los apodos y dichos que le pueden parecer graciosos a algunos, se pueden convertir en un estilo de persecución para los que lo viven en carne propia.
publicidad