publicidad

Los Powell lucharon contra la barrera idiomática

Los Powell lucharon contra la barrera idiomática

Lorena y Kristopher comenzaron el reto con un objetivo claro: reanudar los votos nupciales, vestidos con los trajes que utlizaron el día de la boda. Y la meta no sólo es bajar de peso, sino también subir la autoestima.

MIAMI.- Lorena y Kristopher comenzaron el reto con un objetivo claro: reanudar los votos nupciales, vestidos con los trajes que utlizaron el día de la boda. Y la meta no sólo es bajar de peso, sino también subir la autoestima.

Lorena, tiene una debilidad por las gaseosas. Su cuerpo cambió tras el embarazo y se siente desmotivada y cansada todo el tiempo. Le avergüenza su cuerpo.

Su esposo, Kristopher, no se alimenta bien y quiere ayudar a su esposa a leventar su autoestima.

Lorena y Kristopher son prueba de que no hay idioma para el amor, pues Lorena es peruana mientras que Kristopher es estadounidense. Lorena pesaba 119 libras. Comenzó el reto con 137 libras. Kristopher pesaba 148 libras. Comenzó el reto con 155 libras.

Durante un lapso de seis semanas, y con la ayuda del entrenador físico Frank Guzmán, y los consejos nutricionales de la Dra. Claudia González, ambos aprendieron a comer de forma saludable y a ponerse en forma.

La travesía no fue fácil y es que tanto Lorena como Kristopher tuvieron que decirle adiós a las delicias altas en calorías y sustituirlas por yogurt, frutas, vegetales, cereales y proteínas.

Igualmente, cambiaron la vida sedentaria por 30 minutos de ejercicios aeróbicos, una rutina de 100 abdominales diarios y 30 minutos de ejercicios variados.

Pero el sacrificio valió la pena, y los Powell lograron cumplir su sueño.

Y lo más importante, ambos lograron vestir los trajes del día de su boda y reanudaron los votos nupciales.

publicidad


publicidad
publicidad
La cámara de representantes aprobó a viva voz la reforma laboral propuesta por el gobernador Ricardo Rosselló. La medida ya está en manos del primer ejecutivo para que la convierta en ley.
El futbolista paraguayo subió a sus redes sociales un video donde aparece cantando una melodía dedicada a su ex equipo, Cerro Porteño.
Las cámaras de seguridad de una tienda musical en Fort Worth registraron el hurto. El instrumento está avaluado en unos 1,549 dólares.
El hecho ocurrió cuando el padre quitaba la nieve del auto en donde se encontraba su familia tras la fuerte nevada de enero de 2016.
publicidad