publicidad

Shows

El Gordo y La Flaca
Lunes a Viernes - 4PM / 3C
Para Cachita, ser parte de El Gordo y La Flaca es una experiencia inolvidable.

Cachita llegó y se quedó

Cachita llegó y se quedó

Esta flaca reemplazó a Lili Estefan hace unos años y después se convirtió en Cachita, una rubia amante del chisme.

Para Cachita, ser parte de El Gordo y La Flaca es una experiencia inolvi...
Para Cachita, ser parte de El Gordo y La Flaca es una experiencia inolvidable.

¿Cómo fue la primera vez de Cachita en El Gordo y La Flaca? Mi primera aparición fue

cuando Lili estaba embarazada de su primer hijo, Lorencito. Cuando el

programa era media hora, hace nueve años y medio. Como Lili

no estaba, me tocó a mí conducir El Gordo y La Flaca en vivo. Me quise morir, esa fue mi primera aparición, El Gordo no

sabía lo que estaba pasando, me veía de arriba abajo y no entendía,

bueno todavía sigue sin entender... Esa fue mi primera

aparición, inolvidable.

¿Recuerdas alguna anécdota o alguna metida de pata? La anécdota más

cómica, bueno una de las más cómicas, fue un día que Martica y yo

estábamos grabando las promociones de Navidad y teníamos que lanzarnos

publicidad

de un trineo. Martita soltó el pie antes de tiempo y el trineo se fue

para abajo que por poco nos matamos las dos. Yo salí volando por el

aire. Esa es de las cosas más cómicas que nos han pasado. Otra cosa fue

una vez que El Gordo me cayó arriba, eso fue desastroso y bueno... me

reventó el implante de un seno, con eso les digo todo. Eso fue en la

época en que era gordo, gordo de verdad.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de estos años en el programa? Las mejores

cosas que he hecho en el show, hay varias. Cuando Lili estaba

embarazada y nos vestíamos igualitas. Lili compraba los dos vestidos

iguales uno para ella y otro para mí y yo salía con mi barriguita. El

día que estuvo Paulina Rubio, yo hice un video como Paulina Rubio,

aquello fue maravilloso y gracias a Dios por primera vez Paulina Rubio

me hizo caso. Cachita empezó con cosas de más y otras de menos y casi diez años más

tarde se siente una mujer completa. Le quitaron lo que le sobraba y le

pusieron lo que le faltaba, después de esa transformación, hubo cambio

publicidad

de 'look' y hasta se cortó el cabello. La evolución de Cachita creo que

de eso puede hablar el público, la gente que me quiere, la gente que me

para en la calle, la gente que me dice que me quieren, que se ríen mucho

conmigo, con mis caídas, aunque últimamente no me caigo mucho porque

la verdad la situación no está para estarse cayendo pues los hospitales

están muy caros así que no me puedo caer como antes. Mi evolución ha

sido el cariño del público y de mis compañeros.Antes de despedirse, Cachita le dejó un mensaje a sus seguidores: "Qué bueno que lleguemos a los diez años, qué bueno que la gente nos siga queriendo y que sigamos sembrando en la gente una sonrisa todos los días. El

chisme es riquísimo y el que diga lo contrario es un mentiroso".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad