publicidad

Los mejores momentos de Angélica Vale en Despierta América logo-shows.f4...

Shows

Lunes a Viernes - 7AM / 6C

Vota ya por tus artistas favoritos en Premios Juventud 2017
La actriz y comediante mexicana nos hizo pasar una mañana muy divertida.

Los mejores momentos de Angélica Vale en Despierta América

Los mejores momentos de Angélica Vale en Despierta América

Despierta América se visitió de lujo con la visita de Angélica Vale al programa. Revive los momentos más divertidos de su visita.

La actriz y comediante mexicana nos hizo pasar una mañana muy divertida.
La actriz y comediante mexicana nos hizo pasar una mañana muy divertida.

Una mañana muy divertida fue la que vivimos este martes con la visita de Angélica Vale a Despierta América. Comenzando por la emoción que sintió Doña Meche al recibir a esta gran actriz y comediante mexicana.

En la cocina nos hizo reír vestida de Paca, la antigua y amada amiga del reconocido chef español Paco. Lástima que a Leticia no le hizo nada de gracia.

Transformada en Yuribisleidis presentó al fruto de su amor con Albertico. El chofer de la limusina de Despierta quedó con la boca abierta luego de ver a su amada Yuribisleidis y a su hijita.

¡Qué mejor manera de despedir a esta gran estrella! Los fans interrogaron a la actriz y ella contestó sinceramente cuál ha sido el peor momento de su carrera.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Además: Tobi enloqueció con los caballos del salvaje oeste, Francisca quiere ser un 'Avatar', y Ana Patricia alcanza notas muy altas al cantar. Síguenos en #DAEnUnMinuto.
Karla aplastó a Ana Patricia y casi no la dejaba respirar, ¡y además vimos cómo se le abría el corset en pleno baile de can-can!
Regresamos el tiempo a la década de 1870, cuando bandidos y forajidos robaban caballos y enamoraban a hermosas bailarinas de can-can. ¡Y el sheriff no apareció por ninguna parte!
Humor
Todos nos quedamos con el ojo cuadrado cuando vimos la flexibilidad y maestría de Karla Martínez para el can-can... ¡aunque Ana Patricia no aparecía por ningún lado mientras su cuñada bailaba!