publicidad

Shows

Lunes a Viernes - 7AM / 6C

Entre nos: Lo que te dé la gana

Entre nos: Lo que te dé la gana

Uno se convierte en lo que  cree ciegamente, uno es lo que piensa, se lo he oído decir a todos los triunfadores. Suena fácil pero no lo es tanto.

Orlando y Maity te muestran la sala de rehabilitación del CRIT USA y su moderna maquinaria Univision
Por Luz María Doria,

Productora de Despierta América

Siempre me ha encantado escuchar atentamente las historias de éxito. Desde aquel día, siendo niña, que escuché por primera vez que a la Cenicienta le había servido el zapato, quedé convencida de que uno en la vida puede lograr lo que le dé la gana.

A ese momento mágico en que te entra el zapato y te cambia la vida, yo lo llamo éxito.

Normalmente sucede después de medirse muchos zapatos. En palabras que no son de cuento: sucede después de haber trabajado, luchado y, tal vez, después de haberte sacrificado y rezado mucho.

Hay quien llama suerte a ese momento mágico en que la vida te cambia para bien. Ese instante en que consigues trabajo, te dan un aumento, te llega la visa, te quitan la orden de deportación, te curas de una enfermedad, o como decía Mamá Tina, mi abuela, te suena la flauta con algo que siempre habías querido lograr. Yo, antes de llamarlo suerte, pienso que ese momento mágico sucede cuando tú haz luchado lo suficiente para conseguirlo.

Salma Hayek me dijo una vez que la entrevisté que cuando llegó a Los Angeles tenía vestidos carísimos colgados en su clóset pero que no tenía dinero para pagar la renta. Hasta el día que le sonó la flauta en Hollywoood, ¡y cómo le sonó de bien!

publicidad

Salma nunca se dio por vencida. JLo tampoco. Cuando me paré al frente de la casita blanca del Bronx donde creció Jennifer Lopez comencé a admirarla mucho más.

Uno se convierte en lo que cree ciegamente. Uno es lo que piensa. Se lo he oído decir a todos los triunfadores.

¡Pero cuidado! Suena fácil pero en la práctica no lo es tanto, porque en el proceso se cuelan pensamientos tóxicos que te desprograman. Y es cuando hay que sacar ese músculo que se llama Voluntad.

Hace unos días tuvimos en Univision el privilegio de escuchar la historia de Bea Pérez, Chief Sustanciability Officer de Coca-Cola. Hija de cubana, la latina más importante de esa empresa, nos dijo que su carrera había estado marcada por dos palabras: rechazo y riesgo. Bea,  a pesar de haberse sentido rechazada nunca se dio por vencida.

Bea es de esas mujeres que lo dejan a uno convencido de que todo es realmente posible. Que la vida de los triunfadores no es un cuento de hadas sino más bien una maratón de esfuerzos en la que se entrena un músculo llamado Voluntad.

Te invito a ejercitar ese músculo en estos días en que se hace la lista de las resoluciones de año nuevo. Y para hacer uso de la fuerza de voluntad debes:

1. Controlar tus pensamientos tóxicos. Tu cerebro hace lo que tú le digas. Prográmalo en positivo y verás el cambio en tu vida.

2. Crear disciplinas en tus 24 horas.  Desde hacer ejercicio hasta estudiar. Busca el tiempo que existe.

publicidad

3. Aprender a decir que No. Enfócate en lo que realmente te llevará a conseguir lo que tú quieres. No pierdas tiempo diciéndole que sí a todo el mundo sólo porque quieres quedar bien.

4. Haz diariamente una lista de las cosas que necesitas hacer, ¡y cúmplela!

5. Cuando pienses que no vas a poder... ¡Inténtalo de nuevo! Y cada vez que consigas algo nuevo, ¡prémiate!

Este viernes que comienza Teletón USA por Univision, te invito a verlo. Cada una de las historias de esos padres y esos niños que necesitan tu ayuda, siempre me dejan pensando en la fuerza, determinación y fe que tienen. De ellos podemos sacar fuerza todos para ejercitar ese músculo, a veces tan débil, que se llama Voluntad.

NO TE QUEDES SIN VER:
Relacionado
Despierta América invitó a sus televidentes más fieles al estudio
Entre nos: Gracias Moisés...
Dicen que la gente más agradecida es la gente más feliz, no lo dudo. Y el truco no es agradecer lo extraordinario, sino lo ordinario.
Relacionado
Murió un gran camarógrafo de Sábado Gigante
Entre nos: Quizá después ya no haya tiempo
Con mucha tristeza despidieron con un aplauso a Silvio García, camarógrafo del primer Sábado Gigante en Miami. Luz María Doria lo recuerda así...


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad