publicidad

Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas con planes de escribirle a la cigüeña...

Shows

Lunes a Viernes - 7AM / 6C

Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas con planes de escribirle a la cigüeña

Elizabeth Álvarez y Jorge Salinas con planes de escribirle a la cigüeña

Elizabeth Álvarez reveló si entre sus planes se encuentre tener un hijo fruto de su matrimonio con Jorge Salinas.

La actriz Elizabeth Álvarez, quien da vida a la malvada Lucía en la telenovela 'Corazón Indomable', concedió una entrevista a Televisa Espectáculos al finalizar un chat donde pudo constatar el cariño de sus admiradores.

"No puedo creer que sea una villana tan querida, tan elogiada, me siento como un pavo real", dijo emocionada. Contando que a sus fanáticos les gusta verla tanto de buena como de mala.

"Estamos en esta novela y me comentan de las anteriores, de 'Amorcito corazón', 'La fea más bella'. Son los fans que te vienen siguiendo y que han visto todos tus personajes".

Una charla donde confirmó que tanto ella como su esposo Jorge Salinas sí desean tener un hijo, aunque por el momento no está entre sus planes.

"Tenemos las ganas de que nuestra familia crezca pero ahorita no es el tiempo", dijo y agregó, "el momento de ser papás seguramente será hasta el 2014".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
El papá de Ana Brenda fue su acompañante durante una alfombra roja, y ahí lo cuestionaron acerca de la relación de su hija con el actor español Iván Sánchez. Observa su reacción.
Además: Chiqui Delgado no para de reír cada vez viene, Alan se enteró que su hija mayor ya tiene novio, y Rodolfo sabe que es viernes y "hoy toca". Síguenos en #DAEnUnMinuto.
El doctor Juan explicó que diariamente lo ideal que hay que dormir es de 7 a 8 horas. Asimismo, recomendó descansar lo suficiente para evitar infartos, dolor de cabeza y el sobrepeso.
La sexóloga Amor Antúnez explicó en Despierta América que el material sexualmente explícito puede llegar a cuestionar nuestra propia imagen y por ello es posible llegar a rechazar el cuerpo hasta el punto de no querer que la pareja lo vea.