publicidad

¡Bienvenido a casa Johnny Lozada! logo-shows.f4db5831d718e60c9bb72e630f8...

Shows

Lunes a Viernes - 7AM / 6C

¡Bienvenido a casa Johnny Lozada!

¡Bienvenido a casa Johnny Lozada!

El ex Menudo se integró a las filas de Despierta América como conductor oficial del show.                   

Johnny Lozada dejó la Sal y Pimienta que todos los domingos imprimía al show, del mismo nombre, para unirse por completo a Despierta América donde desde hace un par de semanas ha amanecido bailando y con mucho humor.

Y porque así lo pidieron los seguidores del ex Menudo, a través de las redes sociales, llamadas y miles de correos electrónicos, ¡Se queda con nosotros!

Desde temprana hora sus compañeros del show le dieron la bienvenida muy a su manera: Raúl González lo hizo a través de lindas palabras: “Te mereces esto y más”, Chiquinquirá prefirió darle un abrazo lleno de cariño: “¡Bienvenido Johnny, dame un abrazo…!".

Pero la verdadera bienvenida llegó cuando sus compañeros lo BAUTIZARON en medio del patio de Despierta América.

Con engaños el conductor de televisión salió, sin zapatos y aparatos electrónicos, y en un momento de distracción sus compañeros le arrojaron varias cubetas con agua.

“Ahora sí, bienvenido Johnny Lozada”, dijeron sus compañeros mientras el cantante miraba atónito a la cámara.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Farándula
Además: El Dasa está flaco aunque se la pasa comiendo, Karla quiere aprender a preparar arepas venezolanas, y Satcha nos compartió un gran consejo de maternidad. Síguenos en #DAEnUnMinuto.
Romances
El artista fue entrevistado por el presentador de Despierta América y habló sobre la noticia que dio Orlando Segura este martes sobre su probable compromiso con Emeraude Toubia.
Hablando acerca de la edad ideal para dejar solos a los hijos en la casa, El Dasa reveló qué él – siendo el hijo único de una madre soltera – aprendió a sobrevivir por su cuenta, y por eso es el hombre que hoy es en este país.
Un estudio afirma que las abuelas son las principales culpables de que se critique demasiado últimamente a las madres primerizas y sus creencias, costumbres, y modos de educar a los hijos.