publicidad
Cuando me enamoro

¿Te gustó el final de Cuando me enamoro?

¿Te gustó el final de Cuando me enamoro?

Hubo muertes y nacimientos, hasta nació un nuevo vino para alegría de los Esposos Linares. ¿Qué es lo que más te gustó del final de Cuando me Enamoro?

Cuando me enamoro
Cuando me enamoro

Todo principio tiene un final, pero los finales, aunque parezca paradoja llevan al principio. Esta historia comenzó en Baja California en la Ruta del Vino con el sueño de Rafael (Sebastián Zurita) que le costó la vida y terminó ahí en Valle de Guadalupe con un vino llamado San Rafael y un bebito con ese nombre que honraba a su tío, bailando sobre las uvas que representan la sangre de su familia.  ¿Te gustó el final de Cuando Me Enamoró?

El recuerdo de Rafael

Rafael murió la primera semana de Cuando se enamoro, pero nunca un difunto tuvo tanta importancia en una historia. Fue su sueño de crear un reino para su “Bonita” el que cambió la vida de muchos, que obligó a Jerónimo  (Juan Soler) a meterse en el negocio vinícola, que lo enfrentó a  Agustín (Lisardo) , que dio trabajo a Carlos (Carlos de La Mota) y lo llevo a conocer el amor de Matilde (Grettel Valdés).

publicidad

Pero lo más importante fue como la muerte de Rafael cambió la trama. Fue la segunda víctima de la homicida Fina (Rocío Banquells) quien intentó disfrazar su crimen como suicidio. En busca de la culpable de ese suicidio, Jerónimo se involucro con los Monterrubio y encontró el amor y casi la muerte. Rafael nunca fue olvidado. Por algo, Roberta (Jessica Coch) reafirmó su amor por Rafael antes de morir.

El primer hijo de Renata (Silvia Navarro)  y Jerónimo llevó el nombre de Rafael, al igual que ese primer vino nacido de la cepa de La Bonita. Fue un emotivo final. Tras la fiesta de inauguración del vino San Rafael, tras el discurso de Jerónimo recordando a su hermano ausente, el pequeño Rafael Linares Monterrubio y sus hermanitos bailaron descalzos sobre un tonel lleno de uvas.

Fin de un moderno triángulo

Las novelas suelen terminar con bodas,  ésta terminó en una serie de nacimientos y de niños felices. Eso también cerró un círculo. La novela inicio con Roberto Gamba (Sebastián Rulli) trayendo a su mujer a dar a luz en el mismo hospital donde su amante estaba de parto. Ahora se dio una situación similar. Jerónimo se dividía ente la salta de parto donde estaba Renata y el quirófano donde le practicaban una cesárea a Marina (Alessandra Rosaldo)

Renata fue muy tolerante y moderna al aceptar e  incluso hacer amistad con una mujer que esperaba un hijo de su esposo, pero los guionistas solucionaron ese triangulo de manera más drástica. Marina murió y Renata comenzó su vida con Jerónimo, su Rafael y las gemelas Marina y Regina. Una carga pesada, pero no para alguien como ella con un instinto tan maternal que a los cinco años siguientes ya había agregado otros bebés a la Familia Linares.

publicidad

Esta novela se caracterizó por su homenaje a la familia. El amor de madre de Regina (Julieta Rosen) que dedicó su vida a buscar a su hija, el amor de Jerónimo por su hermano y el cariño de Gonzalo (René Casados) y Constanza (Lourdes Munguía) por hijas que no llevaban su sangre. Entonces es natural que la última escena tuviese a los Esposos Linares declarándose su amor en presencia de su vasta prole.

publicidad
publicidad
El enmaizado personaje comparte una conclusión muy importante a la hora de elegir la compañera de vida en el matrimonio.
El volante del Barcelona no quiere que el brasileño se vaya al PSG e intentó llegarle al corazón. “Disfrutamos día a día con él, ‘Ney’ es parte importante de nuestra familia”, completó.
Hablamos en exclusiva con Michael Fitzpatrick, subsecretario adjunto del Departamento de Estado para América del Sur, sobre las medidas que tomará Donald Trump si se instala la Constituyente en Venezuela.
La policía busca a un sujeto identificado como Dashawn Owens, sospechosos de haberle robado a una mujer las llaves de su residencia. El sujeto también habría hurtado varios electrodomésticos, una billetera con varias tarjetas de crédito y 600 dólares en efectivo.
publicidad