publicidad
Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
Víctor Hugo Saavedra se desempeña como corresponsal para la revista noticiosa Aquí y Ahora desde el año 2000.

Víctor Hugo Saavedra, su biografía

Víctor Hugo Saavedra, su biografía

Víctor Hugo Saavedra, su biografía

Víctor Hugo Saavedra se desempeña como corresponsal para la revista noti...
Víctor Hugo Saavedra se desempeña como corresponsal para la revista noticiosa Aquí y Ahora desde el año 2000.

Un periodista experimentado

En su labor como reportero de televisión, Víctor Hugo Saavedra ha cubierto el terremoto en Haití,  la guerra en Irak, el conflicto armado en Colombia, la guerra en Centroamérica,  así como los ataques terroristas del 11 de Septiembre y la visita del Papa Juan Pablo II a Estados Unidos.

Saavedra ha demostrado su versatilidad como corresponsal cubriendo varias elecciones presidenciales; numerosos huracanes, incluyendo Katrina y tres mundiales de fútbol, entre otras asignaciones.

En México, Saavedra ha cubierto distintos aspectos de la guerra contra el narcotráfico, secuestros y los narco-túneles a lo largo de la frontera.

Saavedra nació en Cali, Colombia y desde los 18 años edad reside en Estados Unidos. Su carrera periodística comenzó en Chicago en 1993 con la estación afiliada de Univision, WCIU-Canal 26.

publicidad

Después de cuatro años cubriendo noticias locales fue ascendido a corresponsal nacional para la cadena Univision. Desde el año 2000, se desempeña como corresponsal para la revista noticiosa Aquí y Ahora.

Víctor Hugo Saavedra obtuvo su título como periodista en Brooklyn College en la ciudad de Nueva York, donde se graduó con honores.

Por principio, Saavedra no envía su trabajo a ningún concurso periodístico, pero ha recibido varios reconocimientos de agencias no-gubernamentales y la ciudad de Chicago por su compromiso para cubrir los temas que afectan a la comunidad hispana de una manera responsable y precisa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
En Guerrero, Coahuila, el muro de Trump genera indiferencia entre la mayoría. Sin embargo, trabajadores apícolas y agricultores temen que las labores de construcción afecten las abejas y el ganado que abreva y pasta junto al Río Bravo.
Hace solo unas décadas, la cerca que dividía México y EEUU servía para demarcar una cancha de voleibol. A un lado el equipo de EEUU, al otro uno mexicano. Habitantes de Naco, Sonora, recuerdan esa tradición de hermanamiento con sus vecinos de Arizona. ¿Qué piensan sobre el muro?
“Siempre ha sido una sola ciudad. Somos hermanos”, dice una habitante de Nogales, México. Desde su patio, ella mira cada día la pared de metal que separa su ciudad de la Nogales estadounidense. Para muchos que viven allí, ampliar el muro fronterizo no tiene sentido.
Nelson Bustillo vivió amargas experiencias durante la travesía desde su natal Honduras hacia la frontera entre las playas de Tijuana, México, y las de San Diego, EEUU. Está esperando un día de niebla para cruzar por mar hacia el país de donde fue deportado. Asegura que no hay muro que lo detenga.