publicidad
.

Una madre poseída por el mal logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
Coraly junto a sus dos hijos. Nadie entiende lo que pasó.

Una madre poseída por el mal

Una madre poseída por el mal

Una madre poseída por el mal

Coraly junto a sus dos hijos. Nadie entiende lo que pasó.
Coraly junto a sus dos hijos. Nadie entiende lo que pasó.

Desde las 10 pm hora del Este

Para quienes la conocían, Coraly Campos era una madre dedicada a sus dos hijos de tres y un año.  Sin embargo, desde que conoció a Yariel Rodríguez, sus familiares aseguran que ella cambió.

La pareja tenía frecuentes discusiones que en ocasiones terminaban en agresiones físicas.  Adicionalmente, a ellos les preocupaba que la pareja estuviera involucrada en rituales de santería y que hubieran traído a la casa a una serpiente, como mascota.

Hasta que un día en agosto pasado, después de una pelea, la abuela de Coraly halló a los dos niños acuchillados. La madre aceptó que ella los había matado para hacerle daño a su novio.

Ahora la familia se pregunta cómo Coraly pudo perder la cordura y acabar con la vida de los dos seres que más amaba.

publicidad

No te pierdas este martes la emisión de 'Aquí y Ahora', con el informe sobre este escalofriante caso, conducido por María Elena Salinas y Teresa Rodríguez, por la cadena Univision desde las 10 pm hora del Este.

¿Qué pena crees que merece Coraly? Comparte a continuación tu comentario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Grabaciones encubiertas, comunicaciones interceptadas y declaraciones de testigos protegidos son algunas de las pruebas que desde hace años se acumulan en Estados Unidos contra Joaquín Guzmán Loera y que serán usadas en caso de que el reo sea extraditado.
“Tendría miedo de verlo frente de mí”, dice con lágrimas en los ojos un inmigrante que fue secuestrado en la frontera por hombres al mando de Joaquín Guzmán Loera para que trasladara drogas a EEUU. Asegura que vio asesinatos y torturas de extrema crueldad.
Desde los años 80 el líder del Cártel de Sinaloa estaba en los radares de la DEA. La persecución para que sea juzgado por los múltiples delitos que se le imputan aún no termina.
Emma Coronel, la mujer de Joaquín Guzmán y madre de sus hijas gemelas, asegura que aunque esté acusado de homicidios y de manejar el que fuera el cártel más poderoso del mundo, para ella “El Chapo” es solo de un hombre: su esposo.
publicidad