publicidad
Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
La vida es un calvario para los habitantes de este pueblo caribeño.

Un pueblo con el agua al cuello

Un pueblo con el agua al cuello

Un pueblo con el agua al cuello

La vida es un calvario para los habitantes de este pueblo caribeño.
La vida es un calvario para los habitantes de este pueblo caribeño.

Desde las 10 pm hora del Este

El viaje desde la costa toma tres horas en lancha para llegar a un pueblo perdido entre las aguas del mar Caribe.  Se trata de una Venecia surrealista donde más de 500 habitantes han vivido por meses con el agua en sus casas.

Una familia por ejemplo, ha tenido que subir varias veces el suelo de la casa para poder dormir y ahora el piso está más cercano del techo.

Aislado viven en otro mundo donde se las han ingeniado para comer, vivir y proteger a sus niños de los peligros de vivir en medio del mar.

Ya en una de las casas se escuchan los lamentos de una tragedia que no debió haber pasado.

Este martes, 'Aquí y Ahora' ofrecerá un informe sobre este pueblo, a partir de las 10 pm hora del Este, por la cadena Univision y conducido por Teresa Rodríguez y María Elena Salinas.

publicidad

¿Crees que el gobierno debe ser el responsable de que estas cosas sucedan? Comparte tu comentario a continuación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Ronald Salazar fue condenado a 2 cadenas perpetuas por el asesinato de su hermana Estefani. Poco después de la tragedia, sus padres se separaron. El padre cayó en una depresión profunda. En 2012 la Corte Suprema decidió que menores sentenciados a cadena perpetua deberían volver a corte y eso le dio a Ronald una nueva oportunidad.
En la mañana del 25 de julio de 2005 Ronald Salazar asesinó violentamente a su hermana Estefani, de 11 años. Según él mismo confesó a las autoridades, lo había planeado la noche anterior. ''Entré a su cuarto. La estrangulé, y todavía respiraba'', fue el relato que le hizo al detective del caso.
Ronald Salazar cruzó la frontera ilegalmente con un coyote para reunirse con su familia, pero la luna de miel duró poco. ''Traía como esa mente envenenada y nos miraba, así como con rabia'', recuerda Marlene Vega, su madre. Ella dice que varias veces el adolescente acosó y amenazó a sus hermanos. La armonía del hogar se había quebrado.
Ronald Salazar nació y creció en El Salvador con sus abuelos maternos, apenas sin haber visto a sus padres, quienes emigraron a EEUU cuando él era un bebé. El odio a su familia lo hizo cometer un crimen atroz.