publicidad
Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
Alma estuvo tres años presa.

¿Un castigo excesivo? Informe especial de 'Aquí y Ahora'

¿Un castigo excesivo? Informe especial de 'Aquí y Ahora'

Una mujer cumplió tres años de cárcel por un aborto en el tercer trimestre de gestación.

Alma estuvo tres años presa.
Alma estuvo tres años presa.

A partir de las 10 pm

Alma Yari Salazar recobró recientemente su libertad después de haber pasado tres años en una prisión acusada por homicidio contra su propio hijo.

Ella fue condenada a pasar 27 años de su vida tras las rejas por lo que ella dice fue un aborto espontáneo en el tercer trimestre de embarazo.

Este martes, 'Aquí y Ahora' presenta un informe sobre estos casos que muchas veces pasan desapercibidos.

Entre el año 2000 y el 2008 ha habido reportes de 130 abortos en el estado de Guanajuato.

Ocho mujeres han sido condenadas a penas hasta de 35 años de cárcel ya que allí tienen un severo código penal para castigar a las acusadas de aborto.

En algunos casos, sus abogados estarán recurriendo a la Corte Suprema de Justicia para que sus casos sean decididos allí.

publicidad

El común denominador entre las mujeres acusadas de este delito es que en su mayoría son de origen campesino y cuentan con precarios o no servicios de salud en sus comunidades.

No te pierdas este martes 'Aquí y Ahora', el programa de corte periodístico conducido por Teresa Rodríguez y María Elena Salinas, por la cadena Univision a partir de las 10 pm hora del Este.

¿Crees que el castigo contra Alma es demasiado excesivo? Comparte tu opinión a continuación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Julia y Raúl tienen 4 niños y viven juntos desde hace 18 en EEUU. La visita a su casa de supuestos agentes de ICE prendió las alarmas de la familia y les hizo tomar drásticas decisiones. Ahora viven incomunicados, huyendo, aunque no han cometido ningún delito.
Irma Martínez apenas sale de su casa desde que arreció la retórica antiinmigrante que ha seguido el gobierno de Donald Trump. Paula, en cambio, rehúye estar encerrada luego de que estuvo en un centro de detención de ICE. En Carolina del Norte, ambas están intentando superar sus miedos.
Salir a buscar leche y pan, o llevar diariamente sus hijos a la escuela, se ha vuelto una operación casi secreta para madres inmigrantes de Homestead, Florida. Ellas temen ser interceptadas por agentes migratorios y ser deportadas.
EPISODIO 14
Historias de quienes aman, viven, trabajan y sufren detrás del muro.