publicidad
Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
Uno de los pacientes con sífilis inducida.

Pacientes con sífilis inducida en Guatemala rompen el silencio

Pacientes con sífilis inducida en Guatemala rompen el silencio

Pacientes con sífilis inducida en Guatemala rompen el silencio

Uno de los pacientes con sífilis inducida.
Uno de los pacientes con sífilis inducida.

Este martes a las 10 pm Este

Entre 1946 y 1948, por lo menos 700 prisioneros, soldados, pacientes mentales y niños de un orfanatorio en Guatemala fueron sometidos a ensayos científicos por médicos estadounidenses que los inocularon deliberadamente con el virus de la sífilis para probar la eficacia de la penicilina contra esa enfermedad, sin el permiso o conocimiento de las personas afectadas.

Según documentos judiciales, el equipo de médicos estadounidenses persuadió a funcionarios en orfelinatos y en prisiones de Guatemala para que permitiesen los experimentos a cambio de equipos como refrigeradores y fármacos para el tratamiento de la malaria y la epilepsia.

Tres víctimas, una mujer adulta que vivía en una casa de niños desamparados, hablan sobre el tiempo durante el cual usaron su cuerpo para ensayar médicamente y las consecuencias de salud que todavía la aquejan. También dos soldados, que dicen haber sido contagiados con sífilis.

publicidad

A raíz de que en octubre de 2010 se reveló la información, abogados de ambos países presentaron una demanda colectiva. Es la primera vez que las víctimas de los experimentos científicos hablan con la prensa.

El silencio que por décadas han mantenido las víctimas de los experimentos con sífilis en Guatemala, se rompe al hablar con Univision.

No te pierdas este martes el informe sobre estos valientes pacientes, en 'Aquí y Ahora', conducido por las periodistas María Elena Salinas y Teresa Rodríguez a partir de las 10 pm hora del este por la cadena Univision.

¿Crees que el gobierno de EU debe ser llevado a juicio por haber inducido la sífilis en los pacientes guatemaltecos sin su consentimiento? Comparte a continuación tu comentario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
En Guerrero, Coahuila, el muro de Trump genera indiferencia entre la mayoría. Sin embargo, trabajadores apícolas y agricultores temen que las labores de construcción afecten las abejas y el ganado que abreva y pasta junto al Río Bravo.
Hace solo unas décadas, la cerca que dividía México y EEUU servía para demarcar una cancha de voleibol. A un lado el equipo de EEUU, al otro uno mexicano. Habitantes de Naco, Sonora, recuerdan esa tradición de hermanamiento con sus vecinos de Arizona. ¿Qué piensan sobre el muro?
“Siempre ha sido una sola ciudad. Somos hermanos”, dice una habitante de Nogales, México. Desde su patio, ella mira cada día la pared de metal que separa su ciudad de la Nogales estadounidense. Para muchos que viven allí, ampliar el muro fronterizo no tiene sentido.
Nelson Bustillo vivió amargas experiencias durante la travesía desde su natal Honduras hacia la frontera entre las playas de Tijuana, México, y las de San Diego, EEUU. Está esperando un día de niebla para cruzar por mar hacia el país de donde fue deportado. Asegura que no hay muro que lo detenga.