publicidad

Fátima la fantástica o la fama vía internet tulip-seccion-2017.818c3210e... Fátima la fantástica o la fama vía internet logo-shows-noticias.fdf824ab...

Shows

Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
Fátima asegura que a ella le gusta cantar y también bailar, “porque así expreso mis sentimientos”.

Fátima la fantástica o la fama vía internet

Fátima la fantástica o la fama vía internet

Fátima Pimentel es una niña de siete años que empezó cantando en la casa y, para sorpresa de sus padres, se ha convertido en todo un fenómeno.

Fátima asegura que a ella le gusta cantar y también bailar, “porque así...
Fátima asegura que a ella le gusta cantar y también bailar, “porque así expreso mis sentimientos”.

Fátima se presenta con frecuencia en lugares públicos y fiestas, pero sus padres dicen que son cautelosos

Fátima Pimentel es una niña de siete años que empezó cantando en la casa y, para sorpresa de sus padres, se ha convertido de la noche a la mañana en todo un fenómeno en internet. Ahora es conocida como "Fátima, la fantástica".

Su padre tiene un modesto estudio de grabación en el sótano del edificio donde viven en la ciudad de Nueva York. Después de haber hecho un video con su hija decidió ponerlo en YouTube. La respuesta fue tal que ha continuado produciendo los videos que han sido vistos por decenas de miles de personas.

Fátima asegura que a ella le gusta cantar y también bailar, "porque así expreso mis sentimientos".

publicidad

YouTube se ha convertido en una nueva herramienta para promover y encontrar nuevas estrella de la música de acuerdo a Nir Seroussi, ejecutivo de Sony Music en Los Ángeles, California.

El fenómeno de los videos musicales ha sido tal que en 2011, Youtube lanzó su propia gira llamada "Digitour" donde participan artistas que se han ganado en línea el favor del público.

Las nuevas audiencias

Artistas acostumbrados a cantar solos frente a la pantalla de una computadora tuvieron la oportunidad de presentarse en vivo frente a multitudinarias audiencias.

Fátima se presenta con frecuencia en lugares públicos y fiestas, pero sus padres dicen que son cautelosos para no abrumarla con demasiadas responsabilidades.

Vanessa, la madre de la niña, dice que "siempre nos preguntan: ‘¿cuánto cobran por, para que ella cante?’ Y nosotros le decimos: ‘todavía no’. Todavía ella, eh, eh, es la escuela, ella necesita aprender muchas cosas".

Su padre, Adolfo, cuenta orgulloso: “Ella me dice: 'Papi ¿cuándo me van a pagar? Porque a los cantantes les pagan. Yo lo veo'. Yo le digo: 'Sí, pero lo que pasa es que tú estás aprendiendo, yo quiero que tú le cantes a la gente por amor'"

Adicionalmente, sus padres han decidido que Fátima no debe presentarse todavía en competencias de canto.

Mientras Fátima "la Fantástica" continúa sus clases de voz en el improvisado estudio de música de su padre, piensa en la fama y dice que cuando gane dinero quiere comprarse una casa más grande, con muchos cuartos. Por ahora, confiesa que disfruta los aplausos de sus seguidores en las presentaciones gratuitas y concluye con una sonrisa: "Creo que estoy conociendo un poquito más a mi público".

publicidad

Conozca a Fátima "la fantástica" este sábado 21 a las 7:00 pm/6:00 Centro en Aquí y Ahora: El arte de conversar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
El exmilitar mexicano Luis Maldonado asegura que ‘El Chapo’ habría sobornado a militares de alto nivel. “Los que están realmente protegiendo los cárteles son militares de alto rango”, asegura a Univision Investiga.
La serie “El Chapo” comprende 3 décadas de la vida del narcotraficante, desde que era lugarteniente del Cártel de Guadalajara hasta su extradición a EEUU. Realizadores y protagonistas comentan cómo hicieron para apegarse a los hechos reales.
Informes psicológicos y forenses refieren que el ex líder del Cártel de Sinaloa tenía miedo a perder la libertad y a perder el contacto con su familia. Especialistas explican qué pudiera estarle sucediendo ahora que ha sido extraditado.
Cuando fue detenido por primera vez en 1991, ‘El Chapo’ pudo escapar después de sobornar con 100 mil dólares al jefe de la policía de la capital. Esa fue una estrategia frecuente durante el resto de su carrera delictiva.