publicidad
Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C
El cuestionado padre Maciel.

Borrando al padre Marcial Maciel

Borrando al padre Marcial Maciel

Borrando al padre Marcial Maciel

El cuestionado padre Maciel.
El cuestionado padre Maciel.

Retirar la imagen

La reciente orden de Los Legionarios de Cristo de retirar la imagen de su fundador, Marcial Maciel, desató un debate de proporciones. Por un lado existen quienes dicen que se hizo justicia mientras que para otros, especialmente las víctimas de este sacerdote, esta medida no repara el daño que han sufrido.

Maciel está acusado de abusar sexualmente de decenas de jóvenes seminaristas, de haber tenido hiojos y hasta de ser drogadicto.

Sus seguidores ya no podrán llamarlo 'nuestro padre' en público, como acostumbraban. No obstante, quienes así lo deseen, podrán serguir venerándolo en privado.

El padre Andreas Shoeggl es el portavoz de Los Legionarios de Cristo en Roma, y habló con ' Aquí y Ahora' sobre el caso del cura Maciel.

publicidad

'Nosotros en la Congregación de Legionarios de Cristo hemos tenido una experiencia bastante difícil en los últimos dos años con respecto a nuestro fundador y hemos querido ser coherentes con lo que hemos sabido de él, por eso naturalmente ahora no se puede exponer su imagen como si fuera un modelo', dijo a 'Aquí y Ahora'.

Limpiar la imagen de la institución

Aunque su política ha sido la de guardar silencio, esta vez habló para resaltar que están haciendo las reformas necesarias para limpiar la imagen de la institución y añade que si no lo hicieron antes fue porque no podían creer lo que se decía de su líder.

'En cualquier corte para iniciar una investigación hay que tener suficiente información y suficientes pruebas y ciertamente si se trata de una persona que goza de amplia reputación positiva no hay mucha inclinación a creer una información negativa y eso ha tomado tiempo y años, lamentablemente', dijo el padre Shoeggl.

Otra persona que habló sobre el tema con 'Aquí y Ahora' fue la periodista mexicana Carmen Aristegui, autora del libro Marcial Maciel, historia de un criminal. La trabajadora de prensa piensa que la medida tomada por los Legionarios de Cristo de retirar la imagen de Maciel es 'ambigua'.

'Qué ha hecho que los Legionarios de Cristo anuncien que mejor hay que borrarlo, que mejor hay que desaparecerlo. Es una respuesta, a mi me parece, bastante perturbadora porque es "olvidemos esto y sigamos adelante", muerto Maciel se acabaron sus conductas y lo demás sigue como si no hubiera pasado nada'.

publicidad

¿Engaño o encubrimiento?

'¿Fue tan hábil que engañó a todos o hubo un entorno, un contexto que lo hizo posible un entorno que lo encubrió, que permitió que se comportara de esas maneras, que afectara de tal suerte a tantas personas durante tanto tiempo y que se le dejó ser y hacer', se preguntó la periodista,

Por su parte, una de las víctimas de Maciel, Alejandro Espinoza, habló de las vejaciones a las que fue sujeto durante casi seis años.

'Usted imagínese a la secta legionaria defendiendo a capa y espada a su fundador, aferrándose a mentiras no solo oficiales, sino a mentiras absurdas, tildándonos de calumniadores, cuando nunca se atrevieron a controvertir abiertamente con nosotros', aseguró.

'El primer sentido de justicia que debió tener el vaticano -continuó Espinoza- y se lo digo directamente al responsable del Vaticano, que es la última autoridad, es con las victimas. Ni siquiera una palabra de aliento, ni una palabra de consuelo, ni una palabra de nada…'.

'Otra razón eminente para mi podía significar el hecho de lavar la imagen de los dos papas, de Woytila y de Ratzinger porque están íntimamente implicados como cómplices de Marcial Maciel, porque ellos lo consecuentaron y ellos son los que le permitieron llegar a estos lugares a donde llegó', dijo Espinoza.

El retiro de Maciel

Marcial Maciel fue defendido hasta por el Papa Juan Pablo II. No fue sino hasta después de su muerte que Benedicto XVI retiró a Maciel del ministerio y lo invitó a una oración y penitencia.

publicidad

'Y la pregunta es ¿nunca supieron? ¿Ni Juan Pablo II ni Joseph Ratzinger? Y la respuesta es sí, si supieron. Joseph Ratzinger tenía la responsabilidad directísima de recibir ese tipo de denuncias y fue el propio Ratzinger quien mando al cajón del olvido y de la no investigación, las acusaciones que llegaron a sus manos', dijo la periodista Aristegui.

Por su parte, la experta en el Vaticano, Franca Giansoldati, no está segura de que las altas esferas en el Vaticano le hayan informado a Juan Pablo II toda la verdad.

'O tenian los ojos tapados con jamón o difícilmente se puede creer lo que era evidente… porque por ejemplo, se ausentaba por mucho tiempo, no utilizaba tarjetas de crédito, solo usaba dinero en efectivo para no dejar rastro… ¿de dónde sacaba el dinero? ¿A quien le rendía cuentas? Mantenía dos familias, una en España con una hija y otra en México con tres hijos… es difícil que nunca se hayan dado cuenta'.

Marcial Maciel murió impune y ni siquiera le pidió perdón a sus víctimas. No obstante, hay quienes están dispuestos a hacer lo que sea para que sus cómplices y todos quienes lo encubrieron no corran con la misma suerte.

La diputada Leticia Fernández Quezada presentó una demanda ante la Procuraduría General de la República y asegura que no quitará el dedo del renglón hasta qye les exijan cuentas a los responsables de los delitos.

publicidad

'Conocieron de la doble vida de Marcial Maciel, estuvieron enterados y no hicieron nada.  Eso es un delito que se llama encubrimiento… La PGR no quiere entrar a fondo a investigar lo que esta sucediendo.

¿Por qué?

Es una red muy poderosa y detrás existen millones de pesos en este tipo de industria que esta en los más altos niveles. Lo que sí sé y puedo confirmar es que estamos en un gobierno de derecha que ha sido muy protector de muchos grupos de la Iglesia Católica y no quieren que se sepa toda la información.

El Papa Benedicto XVI dejó la puerta abierta para mayores investigaciones. Lo que falta ahora es hacer justicia.

'Lo que nosotros estamos tratando de hacer con las personas afectadas por los malos comportamientos de nuestro fundador es tratar de entrar en un dialogo sincero con ellos. Ciertamente estamos dispuestos a pagar por eso y tratamos de aliviar al menos un poco todo lo que han sufrido, es un deseo sincero, pero también toma su tiempo', agregó el padre Schoeggl.

'Los miembros más jóvenes de los legionarios de Cristo siguen adelante, quieren entregarse a Cristo y continuar su obra de salvación en este mundo esa es la base por la cual caminamos y seguimos adelante…', finalizó Schoeggl.

¿Crees que el padre Marcial Maciel merece el perdón? Comparte a continuación tu opinión.

publicidad
Contenidos Relacionados
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad