publicidad
Aquí y Ahora
Domingos - 10PM / 9C

Alistan ejecución de Medellín

Alistan ejecución de Medellín

Las autoridades de Texas tienen programado para el martes 5 de agosto la ejecución del mexicano José Medellín.

Alistan ejecución de Medellín d2a4ab8cd048448f9a98902b204c29bd.jpg

Rezos en Nuevo Laredo

Las autoridades de Texas tienen programado para el martes 5 de agosto la ejecución del mexicano José Medellín, pese a un pedido de la Corte Internacional de La Haya de suspender la sentencia porque no fueron respetados todos los derechos del reo cuando éste fue arrestado y luego condenado a la pena de muerte.

El programa Aquí y Ahora, de la Cadena Univision, habló con familiares de Medellín en México, con autoridades mexicanas en Estados Unidos, y con juristas y profesores universitarios en Estados Unidos para conocer qué piensan, qué dicen y que esperan del gobierno de Texas, en cuyas manos se encuentra el futuro de este mexicano que, asegura, cambió de vida en estos años.

Hay quienes creen que sólo un milagro salvaría la vida de Medellín. "Yo sí creo eso", dice Eleuteria Armendáriz, la abuela de Medellín en su casa de Nuevo Laredo, México. "Porque este santito -Francisco de Asís- ha hecho muchos milagros", añade con la mirada puesta en un pequeño altar que le erigió a su nieto en 1993.

publicidad

La última vez que ella y Medellín se vieron fue en el corredor de la muerte, en la prisión de Texas donde el reo se encuentra recluido. "Yo le dije que se portara bien. Él no se portó, pues ahora ahí está. Ni modo", dice Armendáriz, con un dejo de tristeza.

Quieren evitar precedente

Pero otros no están tristes, sino preocupados y también esperanzados.

La Corte Internacional de La Haya solicitó a Estados Unidos detener la ejecución de Medellín y de otros presos mexicanos que también se encuentran en el corredor de la muerte. ¿La razón? Errores en los procesos judiciales que los condenaron a muerte.

El gobierno de Estados Unidos respondió que el tema pertenece a las autoridades de Texas, y Texas dijo que seguirá adelante con la sentencia de Medellín.

Ejecutar no al reo mexicano ha sido motivo de controversia a nivel internacional, señaló Aquí y Ahora. Y ha puesto a prueba no sólo las relaciones entre Estados Unidos y México, sino las obligaciones consulares que tiene cada país cuando arresta a un ciudadano extranjero, agregó.

Importante para muchos

El equipo de Aquí y Ahora entrevistó al embajador de México en Washington, Arturo Saruhkán y le preguntó por qué el caso de Medellín era tan importante para el gobierno mexicano.

"Porque es un caso que no sólo afecta al señor Medellín", dijo el diplomático. "Afecta a 52 otros connacionales mexicanos en Estados Unidos que han enfrentado la pena de muerte como sentencia".

publicidad

Y agregó: "Es un caso que también no es sólo importante en función del señor Medellín. Es importante para todos los ciudadanos de este país, de Estados Unidos, que viajan al extranjero".

El crimen de Medellín

El caso de José Medellín comenzó el 24 de junio de 1993, en Houston, Texas. Eran poco más de las 11 de la noche cuando Elizabeth Peña, de 16 años, y su mejor amiga, Jennifer Ertman, de 14 años, salieron de visitar a otra compañera y decidieron caminar por un terreno solitario para dirigirse a sus casas.

El padre de Jejjifer, Randy Ertman, dijo que "cuando no nos llamo esa noche, nos preocupamos y empezamos a buscarla por todas partes".

Pero durante una entrevista obtenida en 2002 por Aquí y Ahora, Ertman le dijo a los periodistas del programa que las jovencitas fueron interceptadas por un grupo de cinco pandilleros, entre ellos Medellín, quien entonces tenía 18 años de edad.

Y agregó que también se encontraba el hermano del reo condenado a muerte, Venancio, de 14 años, y que el grupo golpeó y violó brutalmente a Jennifer y a Elizabeth, y que luego las estrangularon.

"Se quedó y murió"

Al igual que Ertman, Adolfo Peña, Padre de Elizabeth, también habló con Aquí y Ahora en 2002. Entonces dijo: "Mi hija se quedo ahí, en la tierra y nadie la oía, no podía levantarse, estaba cortada y ahí se quedó y murió".

publicidad

Explicó que luego de una intensa búsqueda de dos días, los cuerpos de las adolescentes fueron hallados entre unos matorrales.

Poco después de ese hallazgo, Medellín confesó su participación y en 1997 lo condenaron a muerte. Su hermano Venancio fue sentenciado a 40 años de prisión como retribución por haber testificado contra los demás durante el juicio.

No le dijeron todo

Aquí y Ahora explicó que años después de su condena, Medellín supo que, como ciudadano mexicano arrestado en Estados Unidos, la policía debió haberle informado sobre su derecho de contactar al Consulado de su país para pedir asistencia legal.

Este es el argumento presentado por México ante la Corte de La Haya para pedir a Estados Unidos que frene la ejecución del reo.

"Eso viola de manera clarísima la Convención de Viena sobre relaciones consulares", apuntó Douglas Cassel, profesor de leyes y director del Centro para Derechos Civiles y Humanos de la Universidad de Notre Dame, en Indiana.

Según el catedrático, la representación legal que recibió Medellín durante el juicio fue sumamente pobre.

"El abogado de Texas que defendió a Medellín tenía su licencia suspendida al momento de la defensa y dedicó muy pocas horas a preparar la audiencia sobre la pena", dijo Cassel.

Texas no escucha

publicidad

Pese a los argumentos, el estado de Texas se negó a reconsiderar el caso, por lo que en 2004 México llevó a Estados Unidos ante la Corte Internacional de La Haya -el brazo judicial de las Naciones Unidas- para dirimir el caso.

"Nuestra Constitución dice que cualquier tratado de los Estados Unidos es la ley de la tierra. Entonces la Convención de Viena o de relaciones consulares, obviamente es un tratado internacional", dice Ryan Shanovich, un miembro de la junta directiva de la revista de Ley y Política Internacional de la Universidad de Nueva York.

"En cuanto a la obligación entre México y los Estados Unidos como países y actores mundiales, los Estados Unidos tiene la obligación con México de implementar lo que decidió la corte", agregó.

La penúltima batalla

México, un país donde no existe la pena capital, solicitó a Estados Unidos que revisara el caso Medellín y lo reconsiderara, junto a otros 52 casos de mexicanos que se encuentran en el corredor de la muerte.

"Solamente pide México (revisar si fueron respetados todos los derechos del reo). Y la Corte Internacional de La Haya ordena que Texas no ejecute al Señor Medellín hasta que haya una audiencia en que se puede presentar estas pruebas para poder evaluar si merece o no merece la pena de muerte", apuntó Cassel.

Al preguntar Aquí y Ahora sobre cuál fue la reacción de México cuando la Corte Internacional de Justicia decidió a favor de Medellín, el embajador Sarukhan dijo que su país "recibió esa decisión con enorme beneplácito, porque sustentaba la tesis que llevaron a México a presentar ante la corte este caso".

publicidad

Perry no cede

Pero el optimismo de México choca con la respuesta del gobernador de Texas, Rick Perry, al fallo de la Corte Internacional de La Haya. Dijo que él no está obligado a acatar la decisión de la corte extranjera.

"La corte de La Haya simplemente dice a Estados Unidos o a cualquier país 'ustedes tienen la obligación de hacer esto'. La manera de hacerlo es cuestión interno de cada país", aclara Cassel.

La postura de Perry desató una batalla legal entre el estado de Texas y el presidente George W. Bush, quien le ordenó al estado cumplir con el tratado internacional.

El caso llegó a manos de la Corte Suprema de Justicia, organismo que dictaminó que sólo el Congreso, a través de una ley, puede cambiar ese mandato, algo que difícilmente ocurriría antes del 5 de agosto, fecha de la ejecución de Medellín.

No entrevistas

Perry ha dicho que no tiene planes de darle clemencia al condenado. La producción de Aquí y Ahora pidió hablar con el gobernador de Texas, pero su oficina respondió que se encontraba demasiado ocupado.

Sin embargo, un comunicado enviado por su portavoz señala que "no debemos olvidar que en el caso de MedellÍn se cometió un crimen horrendo (…) Este individuo participó en la violación colectiva y el asesinato de dos adolescentes. A nosotros no nos importa de donde viene, pero a nuestros ciudadanos no les pueden hacer eso sin sufrir las consecuencias".

publicidad

Medellín tampoco quiso hablar con Aquí y Ahora, pese a los intentos por conseguir una entrevista. En su página de Internet, el reo dice: "No busco compasión ni lástima, prefiero que estén molestos (…) Estoy donde estoy por una decisión que tomé de adolescente".

El último esfuerzo

Consultado sobre una posibilidad de que se suspenda la ejecución de Medellín, el embajador Sarukhan aseguró que "estamos trabajando para buscar que estas sentencias sean suspendidas y revisadas".

A su vez, Shanovick advirtió que el no detener la ejecución de Medellín "podría establecer un precedente muy peligroso a ciudadanos estadounidenses arrestados en otros países".

Cassel, por su parte, comentó que la ejecución de Medellín "afecta de manera muy mala a todo el mundo, porque para el mundo el estado de derecho es una garantía de los derechos de todos. Y cuando se viola el estado de derecho, no hay garantía de los derechos humanos para nadie".

El programa Aquí y Ahora se transmite los martes a las 10 p.m. (9 p.m. Centro) por la Cadena Univision.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Cada día Doña Toña transporta pasajeros invisibles, indocumentados que sin su ayuda estarían bajo acecho. Sin pedir nada a cambio, la mujer asumió la misión de ayudar a otros inmigrantes en sus tareas cotidianas para evitarles riesgos.
Solo en Baja California y San Luis Río Colorado, en Sonora, México, cada año entran legalmente entre 700 y 800 mil llantas usadas en EEUU. Con ingenio, las comunidades fronterizas han logrado rescatar los neumáticos usados y convertirlos en fuente de su sustento.
Juan Rodríguez ha vivido bajo la supervisión de inmigración por 11 años. Pero en su más reciente cita con inmigración todo cambió: le informaron que sería deportado después que su hija se graduara de la preparatoria. El plazo está a punto de y el padre de 3 hijas busca desesperada mente una solución.
Durante el gobierno de Javier Duarte en Veracruz, México, 5 mil personas fueron asesinadas y otras 5 mil desaparecidas, según cifras oficiales. Para los familiares de estas víctimas de la violencia en México, el exgobernador debería ser juzgado también por estos crímenes.