publicidad

Martin O'Malley: San Bernardino podría inclinar la balanza a favor de le...

Shows

Al Punto
Domingos - 10AM / 9C
Jorge Ramos interviews Martin O'Malley.

Martin O'Malley: San Bernardino podría inclinar la balanza a favor de legislación de armas

Martin O'Malley: San Bernardino podría inclinar la balanza a favor de legislación de armas

Transcripción de entrevista de Jorge Ramos a Martin O’Malley, candidato demócrata a la presidencia.

Jorge Ramos interviews Martin O'Malley.
Jorge Ramos interviews Martin O'Malley.

Programa:      Al Punto con Jorge Ramos

Contenido:     Entrevista a Martin O’Malley, 61º gobernador de Maryland y candidato demócrata a la presidencia

Fecha:             Domingo, 6 de diciembre de 2015

Clave

JR:       Jorge Ramos

MO:     Martin O’Malley

***

JR:       Gobernador, muchas gracias por estar aquí con nosotros.

 

MO:     Gracias por invitarme.

 

JR:       Entonces, permítame comenzar con lo que sucedió en San Bernardino. ¿Cómo lo explica? ¿Qué sucedió?

 

MO:     Bueno, parece por los reportajes iniciales que están pasando dos cosas aquí. Quiero decir, por supuesto, otra matanza y, en este caso, parece que posiblemente tenga ciertos matices terroristas. Y relacionado con eso, por supuesto, está lo poco que hacemos como nación con respecto a una legislación integral para la seguridad con las armas. Es decir, el simple hecho de que cualquiera que esté incluido en la lista de las personas a las que no se le debe permitir volar sin embargo pueda comprar un fusil de asalto para combate en nuestro país es realmente escandaloso. O sea que como país, debemos hacer un par de cosas: primero, debido al carácter cambiante del conflicto, debemos seguir mejorando el intercambio de información, la recopilación de datos de inteligencia, atar cabos sueltos. Es decir, estamos hablando de una persona que había viajado a Arabia Saudita, que era dueña de más de un fusil de asalto para combate, y ¿de qué manera logramos llegar a las debidas conclusiones? Vieron las muy conmovedoras declaraciones de un familiar. Los familiares están en el frente a nuestro favor en este tipo de batalla. Pero en segundo lugar, también está el asunto de legislación sobre seguridad con las armas de fuego. Hasta el momento ha habido más matanzas que días del año, y quizá este es el incidente que incline la balanza y finalmente lo hagamos.

publicidad

 

JR:       ¿Pero realmente lo cree? Porque yo he cubierto estos incidentes una y otra vez; nada cambia. Y parece haber una división ideológica entre demócratas y republicanos.

 

MO:     Este tal vez produzca un cambio. Es decir, hemos tenido, desde los ataques del 11 de septiembre, han muerto más de 400,000 personas en los Estados Unidos debido a armas de fuego, y la gran mayoría de ellas fueron armas a manos de estadounidenses nacidos aquí. Quizá este sea el incidente con el que notemos que realmente existe una conexión aquí, que no es seguro, no está bien. No es responsable de nuestra parte permitir que la gente compre armas de combate, fusiles de asalto para combate con tanta facilidad en nuestro país. Somos el único país desarrollado en el planeta que lo permite.

 

JR:       Pero, ¿cómo van a convencer a los republicanos de que simplemente renuncien a sus armas?

 

MO:     Seguro. Mire, no se trata de renunciar a las armas. En mi propio estado aprobamos legislación integral sobre la seguridad con las armas. Todos los días fueron difíciles. Tuve oposición dentro de mi propio partido. Pero—

 

JR:       ¿Cómo lo logró?

 

MO:     —le presentamos un hecho esencial a la gente una y otra vez, que es que tenemos un problema enorme de salud pública con el número de personas que mueren debido a la violencia con las armas. Cuando la NRA les escribió a todos sus miembros en Maryland, yo les escribí a todos aquellos que tienen un permiso de caza en nuestro estado y les dije, miren, les están mintiendo con lo que les están diciendo sobre nuestra medida legislativa. En otras palabras, fui un líder. No esperé hasta que las encuestas dijeran que era popular. Salí y planteé una nueva conversación, en base a un consenso más extenso, para que no pudieran siquiera impugnarlo en las encuestas.

publicidad

 

JR:       ¿Posee usted un arma?

 

MO:     No tengo armas. Pero tengo muchos amigos que—

 

JR:       Pero, ¿no va de cacería de vez en cuando?

 

MO:     No. Prefiero la pesca, pero tengo muchos buenos amigos que son cazadores y lo hacen con regularidad. Y podemos hacerlo – ni una sola persona en Maryland, Jorge, perdió sus privilegios de caza debido a la ley integral sobre armas que promulgamos en nuestro estado.

 

JR:       Estaba analizando una encuesta; a más estadounidenses les preocupa un atentado terrorista aquí en Estados Unidos como el de París. Acabo de regresar de París hace un par de semanas. ¿Piensa que podría suceder en los Estados Unidos? ¿O es que ya está sucediendo aquí en los Estados Unidos?

 

MO:     Bueno, bien podría serlo, si eso es lo que sucedió en San Bernardino. Es decir, una vez que concluya la investigación, bien podría serlo. He – he salido elegido cada año desde los ataques del 11 de septiembre – los alcaldes de los Estados Unidos de Norteamérica, demócratas y republicanos, y también los gobernadores – siempre me eligieron como uno de sus dos líderes sobre seguridad del territorio nacional y preparación. He tenido claro, desde esos ataques, dada la proximidad de Maryland a Washington, que la probabilidad de que este tipo de ataque vuelva a suceder es sumamente alta. O sea que debemos mejorar el intercambio de información, la recopilación de datos de inteligencia. Un sistema inmunológico es fuerte, no porque supere en número a los gérmenes malos en el mundo, sino porque está mejor conectado, es más inteligente y es capaz de prever las amenazas. Este caso en San Bernardino generará muchas preguntas muy prácticas y urgentes sobre si debimos haber hecho una mejor labor o no de atar cabos.

publicidad

 

JR:       Ahora, en lo que se refiere a su imagen, ¿lo afecta esto en el sentido de que a algunos republicanos se les vea más fuertes que usted como presidente frente el terrorismo?

 

MO:     Pienso que no es así – mire, dos ex gobernadores nos dirigieron victoriosamente en este país durante dos guerras mundiales, y como el líder de seguridad del territorio nacional y preparación de la Asociación Nacional de Gobernadores y la Asociación de Alcaldes de los Estados Unidos, tras haber tenido que hacer que la ciudad más violenta de los Estados Unidos repunte –no pude hacerla inmune a reveses pero pudimos enfrentar estos asuntos– o sea que en efecto cuento con lo necesario para comprender que esta es una nueva era de conflictos. De hecho, he estado a la vanguardia de mejorar la seguridad del territorio nacional y preparación en mi propio estado y con alcaldes. Cuando la gente marca 911 cuando suceden estos terribles incidentes, los que responden son la policía local y los alcaldes. Yo lo entiendo, pero ninguno de los demás candidatos en esta contienda lo entiende.

 

JR:       Gobernador, hablemos sobre las encuestas. En las últimas que he visto, usted sale con cinco por ciento a nivel nacional—

 

MO:     —que es una mejora de quinientos por ciento de donde estaba antes del inicio del debate.

publicidad

 

JR:       Entonces, ¿cuál es el problema, gobernador? Muy francamente, cuando se comparan esas cifras con Hillary Clinton y Bernie Sanders, está atrás, muy atrás.

 

MO:     Sí, mire, esta es la manera – en realidad esto es lo que suele pasar. Si se toman en cuenta candidatos pasados que lograron salir victoriosos de las reuniones electorales de Iowa, ya sea John Kerry o Gary Hart, o ya sea Bill Clinton u otros, muchos de ellos estuvieron en el mismo lugar en las encuestas que yo. O sea, esto es lo que pienso hacer: tengo la intención de presentar mi argumento a la gente de Iowa que acude a las reuniones electorales y tengo la intención de salir como el candidato que supera las expectativas.

 

JR:       Pero todavía no lo ha hecho, ¿verdad?

 

MO:     No, no lo he hecho, pero los votantes no han votado todavía.

 

JR:       Pero ¿cuál es el problema hasta ahora? ¿Cuál ha sido su error?

 

MO:     Hasta ahora no ha habido problema. Es decir, así pasa. Jimmy Carter y muchos otros estaban en el mismo lugar que yo en las encuestas, pero la noche de la reunión electoral – en otras palabras, Jorge, nunca ha habido un momento en que los resultados de la noche de la reunión electoral lucían de manera alguna como lucen las encuestas en este momento; o sea que muchas de estas encuestas nacionales no son muy significativas. Dicho eso, tengo una oportunidad que ningún otro candidato ha tenido, que es ser parte de un debate de solo tres de nosotros. Y las diferencias entre mis posiciones con respecto a asuntos de importancia como la reforma integral de la inmigración y las del senador Sanders, quien a veces dice aún que los inmigrantes nos quitan empleos, o la senadora Clinton, quien toma ambas posiciones con respecto a este asunto – cada vez van a estar más claras con cada debate y cada día al aproximarse Iowa.

publicidad

 

JR:       Entonces, ahora que habla de inmigración. ¿Piensa que los latinos comprenden las diferencias entre su plan y el plan de Hillary y el plan de Bernie Sanders?

 

MO:     Todavía no. Pero en estos estados iniciales —

 

JR:       ¿Por qué todavía no?

 

MO:     En estos estados iniciales donde en efecto estamos haciendo campaña, se están dando cuenta de la diferencia. Mire, promulgué, como gobernador, una integral – promulgué el Dream Act, promulgué licencias de conducir para nuevos inmigrantes estadounidenses, y durante quince años como alcalde y como gobernador, siempre he usado el término nuevos inmigrantes estadounidenses. El senador Sanders y Hillary Clinton son parte de la forma antigua de pensar sobre inmigración que ha impedido que se logre. ¿De qué hablo? Me refiero a que el senador Sanders en efecto votó en contra de la reforma integral de la inmigración en 2007, y la secretaria Clinton, como era de esperar, votó a favor y en contra cuando votó por la medida final. Votó a favor de la píldora envenenada – el Dorgan Ammendment – que incluso el senador Kennedy dijo que eliminaría la probabilidad de su aprobación. O sea que yo no digo una cosa y también la contraria. Logro hacer las cosas como líder, y he aprendido a hacerlo siendo claro sobre las convicciones que nos unen, entonces—

publicidad

 

JR:       Pero algunos latinos, cuando ven los planes, ven muchas similitudes. Dígame cuál es la gran diferencia con respecto a inmigración entre usted y Hillary Clinton.

 

MO:     La gran diferencia entre Hillary Clinton y yo con respecto a inmigración es que no cambio con el viento como una veleta. Han visto a Hillary Clinton pasar de un lado a otro con estas cosas. Yo soy claro sobre lo que me he propuesto hacer y siempre he demostrado la capacidad de cumplir a cabalidad y ser implacable. La senadora Clinton – este es un caso, los niños centroamericanos, los refugiados que vinieron de Centroamérica – dije que debíamos recibir a estos niños, realmente debíamos protegerlos en hogares de acogida. La secretaria Clinton dijo, “Mándenlos de regreso. Mándenlos de regreso ahora mismo”. Quiero ver que eliminemos las prisiones con fines de lucro. No sé cuál es su posición al respecto y, el hecho es, Jorge, que usted tampoco. La secretaria Clinton no ha presentado un plan de reforma inmigratoria, y no sé si planea hacerlo o no, pero sin duda yo voy a ser un líder al respecto, porque es importante para nuestro país e importante para la economía.

 

JR:       ¿Es importante para usted criticar directamente a Donald Trump? Usted es el único candidato que ha dicho que sus declaraciones sobre los inmigrantes mexicanos son racistas.

publicidad

 

MO:     Es muy importante que todos nosotros rechacemos las declaraciones de Donald Trump. Es decir, las mejores – mire, las democracias son muy, muy susceptibles a este tipo de llamados a buscar chivos expiatorios, a estos llamados racistas, particularmente después de un ataque o en momentos de desaceleración económica o estancamiento salarial, y esa es la situación en este momento. Entonces cuando Donald Trump dice estas cosas, todos nosotros tenemos la obligación de rechazarlas. Yo lo voy a hacer, sin duda. Este es el tipo de llamado que la historia nos ha enseñado que con frecuencia precede el fascismo o, peor o igualmente malo, el descenso de la república a un estado autoritario. Todos debemos rechazar el lenguaje lleno de odio y el lenguaje racista de Donald Trump.

 

JR:       Y acabamos de hablar de Latinoamérica. Los candidatos, me da la sensación de que Latinoamérica no existe ni para los republicanos ni para los demócratas. Sin embargo, tenemos elecciones el próximo domingo en Venezuela. ¿Cuáles son sus expectativas? ¿Cree que Nicolás Maduro permanecerá en el poder?

 

MO:     Bueno, por supuesto que espero que no; depende del pueblo venezolano. Por mi parte, cuando me incorporé a esta contienda hace aproximadamente tres meses, pronuncié un discurso sobre política exterior en el que dije, hace tres meses, que necesitamos una nueva alianza para el progreso de interacción mucho más cohesiva aquí en el continente americano. Mientras tanto, mi amigo Manny Díaz, ex alcalde de Miami, señala – usted sabe, él probablemente se ha reunido con más jefes de estado de Centroamérica y Suramérica que la ex secretaria de Estado. O sea que debemos darnos cuenta de que no se trata de ir de crisis en crisis, ni de ir de este a oeste. Debemos darnos cuenta de lo que tenemos aquí, de norte a sur. O sea en cuanto a Venezuela, he firmado cartas de protesta por el encarcelamiento y las redadas políticas, el encarcelamiento de alcaldes como Leopoldo—

publicidad

 

JR:       Leopoldo López.

 

MO:     Leopoldo López y otros allá. Es decir, espero que el pueblo venezolano acuda a votar masivamente. Y tenemos que estar listos a imponer sanciones si Maduro trata de, ya sabe, invalidar los resultados de las elecciones. Me complace ver que el jefe de la OEA se está pronunciando. Cuanta más atención internacional haya al respecto – pienso que nos retrasamos un poco en realmente imponer sanciones contra líderes de Venezuela y miembros del gobierno, dado el tipo de opresión, la represión de la libre expresión y sus canales de televisión, y el encarcelamiento de alcaldes. Esto está sucediendo aquí mismo en el hemisferio americano. Debemos prestar mayor atención.

 

JR:       Gobernador O’Malley, usted vino a Miami por dinero, ¿verdad? ¿Necesita dinero?

 

MO:     Bueno, siempre me pongo en contacto con los votantes y también recaudo dinero.

 

JR:       Va camino a Chicago en unos minutos porque necesita dinero.

 

MO:     Correcto, y a Arkansas y luego a Carolina del Sur y luego de regreso a Iowa o New Hampshire.

 

JR:       O sea que ¿el dinero es un gran problema?

 

publicidad

MO:     Lo es, pero no es un problema tan grande como podría ser, dado el hecho de que esos dos estados iniciales son lugares tan pequeños. O sea que uno logra realmente conocer a los votantes, realmente tener una conversación, y soy el único de los tres del Partido Demócrata que lo está haciendo, parándome en la silla, pronunciando discursos y buscando respuestas entre mis vecinos.

 

JR:       ¿Puede vencer a Hillary Clinton?

 

MO:     Sí, puedo vencer a Hillary Clinton por esto: la gente de ambos partidos en nuestro país busca un nuevo líder, alguien que luche por ellos, alguien que esté dispuesto a enfrentarse a los grandes bancos. Mire, usted habla de dinero; yo no soy el candidato de Wall Street y los grandes bancos; Hillary Clinton lo es. El pueblo necesita a un presidente que esté de su lado, que luche por la reforma integral de inmigración, que luche por una economía que nos beneficie y que luche por un Estados Unidos más seguro, que es lo que todos queremos para nuestros hijos. He demostrado la capacidad para hacerlo una y otra vez; ya sea enfrentándome a las grandes empresas hipotecarias, enfrentándome a la NRA y, en efecto, obteniendo resultados. Y eso es lo que la gente de nuestro país busca.

 

JR:       Gobernador, muchas gracias.

publicidad

 

MO:     Gracias.

 

JR:       Gracias.

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad