publicidad

Lucía

Lucía

Lucía es la encargada del equipo de vacunación.

Lucía


Lucía es la encargada del equipo de vacunación.

publicidad

Es idealista con tendencia altruista innata; desde adolescente es voluntaria en comunidades indígenas. Sus dotes como estudiante siempre la han hecho brillar; es severa, impetuosa y perfeccionista: una mujer de carácter fuerte.

Sus estudios y dedicación no le han permitido atender su vida sentimental, por lo cual lleva varios años sin tener una relación. Es hija única y sus padres la tuvieron tarde en sus vidas, y aunque ya son mayores siguen atendiendo el restaurante que llevan operando desde hace 40 años.

El contacto con la isla cambiará a Lucía para siempre, pues será testigo de eventos inexplicables e inimaginables.

publicidad
publicidad
Tres órdenes de expulsión que no cumplió pusieron al inmigrante guatemalteco al borde de la salida de Estados Unidos y preso durante 59 días en Adelanto, California. La abogada Noemí Rodríguez dijo que se le comunicó al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que Carías no representa amenaza para la comunidad y está ligado al país norteamericano.
Ricardo Roselló ha manifestado que unos 70,000 habitantes deben evacuar en Isabela y Quebradillas por el riesgo para la población que implican los daños en las compuertas de la presa. Juan Morales, secretario de Seguridad Pública de Isabela, expresa que los datos dados por la administración son falsos.
El residente Emiliano Montes dice que se organizaron para que haya vigilancia en las residencias por las noches y que necesitan policías con el fin de hacerles frente a los intrusos. En otras zonas denuncian que delincuentes se han hecho pasar por personal de protección civil y rescatistas.
Españoles, japoneses, norteamericanos, salvadoreños y haitianos se unieron en la capital del país azotado por los sismos con el fin de mantener la ilusión en medio de la tragedia. Denisse Cross, brigadista de Estados Unidos, manifiesta que han sacado personas con vida hasta 11 días después de los temblores.
publicidad