Resumen de La rosa de Guadalupe capítulo 'Un amor emprendedor' |La rosa...

Series

LA ROSA DE GUADALUPE
Lunes a Viernes, 7PM/6C

La Rosa de Guadalupe

Resumen de La rosa de Guadalupe capítulo 'Un amor emprendedor'

Transcripción del Video

Dora: Ya no vengas

con lo mismo, Marcia.

No estamos en la mejor situación

de hacerte una fiesta,

de hacer un gran sacrificio.

Marcia: Claro, y como se trata

de la fiesta

de tu hija la menor,

a la que no quieres,

pues que se friegue, ¿no?

Porque estábamos

en la misma situación

cuando mi hermana Agustina

cumplió los 15,

y por ella sí tiraron

la casa por la ventana

Marcia, que aquí el asunto

no es precisamente

de favoritismos,

sino porque tu papá tiene

la mente así de chiquita,

como una nuez.

Bernabé: Dora, mujer,

ya te dije que con lo que gano

apenas sí alcanza para cubrir

los gastos que tenemos

como para echarnos

el compromiso

Viviana: Hola, Marcia.

Con la cara que tienes, amiga,

no parece que tengas 15,

sino 40.

Marcia: Lo sé, Viviana,

y aunque entiendo la situación

de mi papá, pues no te niego

que la verdad sí me pesa la idea

de que no vaya a tener fiesta.

Viviana: Ay, ánimo, Marcia,

o sea ya tienes 15,

ya eres grande.

en su situación económica.

Viviana: Pues si necesitan

dinero, yo escuché a mi mamá

platicando que en la empresa

donde ella trabaja

están buscando emprendedores,

y si hay alguien emprendedor

aquí, eres tú.

una avalancha en masa.

Jovencita,

si no le parece interesante

lo que estoy diciendo,

¿sería tan amable

si mejor se retirara?

Marcia: No, no, discúlpame,

Romana, solo me distraje

un momento.

Romana: Pues más te vale

que hagas un mejor esfuerzo

por mantenerte concentrada

porque la concentración

es muy importante

es más, ¿sabes manejar?

Marcia: Sí.

Alejandro: Va, vas a meter

segunda, ¿ok?

Y yo lo voy a empujar

para que arranque.

Marcia: Vale.

Alejandro: Vas a ver

que no es mentira

lo que te estoy diciendo.

Ahí va, ¿eh?

¿Lista?

Va.

mejor acompañado soy yo.

Dora: Uy, no puede ser,

¿quién habrá sido el que dejó

su cochecito allá afuera?

Nada más está afeando

la entrada de mi casa.

Marcia: Mamá, es de mi amigo

Alejandro, lo invité

a tomar algo por el favor

que hizo de traerme.

Dora: [Resopla]

Agustina: Hermanita,

ve con mi mamá a la cocina

a preparar café

para mí y para Alejandro

mientras yo lo hago

sentir bienvenido.

se presentaron,

le cedo la palabra

al señor Genaro Alcántara,

el dueño de esta empresa.

Genaro: Jóvenes, son ustedes

muy bienvenidos

a esta, su empresa.

Para empezar, quiero decirle

que todos ustedes están aquí

porque cumplen

con los requisitos esenciales

para ser nuestros

Romana: Estoy cansada

de mirarte siempre distraída

y perdiendo el tiempo.

Marcia: Perdón, Romana,

pero me urgía mandar

esta información sobre--

Romana: Ay, mira,

ya me tienes harta.

Estás despedida por pasártela

Romana: No sé qué le habrás

dicho al señor Genaro,

pero conservas tu empleo.

Marcia: ¿De verdad?

Romana: Sí, pero te voy

a estar vigilando,

sé que tarde o temprano

vas a cometer un error

que entonces sí justifique

al señor Genaro.

Secretaria: Vino

el joven Alejandro

y él fue el que le dijo

que no deberían de correrte.

Marcia: ¿El joven Alejandro?

Secretario: Sí, claro.

Como el vino a platicar

con su papá

fue que no te despidieron.

Marcia: ¿Alejandro?

¿Su papá?

Secretario: ¿Cómo?

¿No sabes que Alejandro

es hijo del señor Genaro?

Ya, ¿qué tienes?

Marcia: ¿Por qué no me dijiste

que eres hijo del señor Genaro?

¿Por qué no me dijiste

que tu papá es el dueño

Qué oso, ¿no?

Ándale, ya no estés seria.

No importa quién sea mi papá,

yo soy el mismo Alejandro

de siempre, al que le encanta

No puede ser posible.

Agustina: Alejandro, qué gusto,

justo venía a buscarte.

Te veo muy contento.

Alejandro: ¿Y cómo no estarlo?

Si me acaban de enviar

un correo electrónico

diciéndome que me gané

una beca para estudiar

en la Universidad de Stanford.

¡Mi sueño dorado!

Alejandro: Agustina fue

la que me besó.

Marcia: Pues yo no te vi

muy incómodo que digamos.

Alejandro: Iba a ser muy feo

que la separara.

Si ya de por sí

la iba a hacer sentir mal

después de que le dije

que es a ti a quien amo

que nos pueda separar.

[Suspira]

¿Quieres ser mi novia?

Marcia: Sí, sí quiero

ser tu novia.

Quiero vivir contigo

un amor emprendedor.

Por: Televisa
publicado: Mar 17, 2017 | 08:01 PM EDT

En La rosa de Guadalupe, una joven lucha contra su hermana, pues ella desea arrebatarle el amor del chico al que ama.

Ver también:

Su hija fue robada, pero luchó para recuperarla

         
publicidad