publicidad
Premios Juventud Vota ya, ¡los ganadores dependen de ti!

‘Iba a una cita médica y ya no volvió’, dice la esposa de un inmigrante detenido en Texas

‘Iba a una cita médica y ya no volvió’, dice la esposa de un inmigrante detenido en Texas

Gerardo Martínez, un mexicano con más de 20 años en EEUU, está en peligro de deportación tras ser detenido en la carretera por una luz trasera descompuesta.

Activistas luchan por detener la deportación de Gerardo Martínez, arrestado por manejar con licencia vencida Univision

HOUSTON, Texas. – Gerardo Martínez, un inmigrante mexicano de 52 años, manejaba rumbo a una cita médica la semana pasada cuando fue detenido porque una de las luces traseras de su vehículo estaba descompuesta.

Ahora está bajo custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y al borde de la deportación.

Martínez iba en su auto en una carretera el pasado 9 de marzo en el área de Dickinson, un poblado al sureste de Houston, cuando un alguacil del condado Galveston lo detuvo y le pidió su licencia de conducir. Tras enseñar una que estaba vencida, el mexicano fue arrestado y llevado a la cárcel en Dickinson.

Martínez, quien ha vivido en Estado Unidos durante más de dos décadas, llamó a su esposa para avisarle que estaba siendo trasladado a la cárcel del condado Galveston. Algunos miembros de su familia llegaron a la prisión, donde les informaron que solo necesitaban pagar 1,500 dólares para que lo liberaran. Y así lo hicieron.

Aunque el incidente pasó al mediodía y la multa fue pagada horas después, la familia Martínez tuvo que esperar hasta la madrugada para que ‘supuestamente’ procesaran al detenido. Alrededor de las 2 de la madrugada les dijeron a los familiares que Martínez ya estaba listo para ser liberado, pero cuando estaba prácticamente en la puerta, según narró su esposa, les informaron que se había extraviado un documento y que debían esperar un rato más.

publicidad

“Durante (ese tiempo de) espera yo pienso que fue cuando se dio aviso a ICE para que mi esposo fuera detenido”, dijo Mónica, la esposa del inmigrante. “Luego de 30 minutos le dijeron a mi hija que él ya no podía salir, porque ICE había llamado para detenerlo, le pusieron un ICE hold (pedido de detención)”.

Luchando para liberar a Gerardo

Este viernes, la familia Martínez sostuvo una conferencia de prensa para dar a conocer más detalles del caso junto a organizaciones pro-inmigrantes.

César Espinosa, director ejecutivo de la organización FIEL, dijo que se habían reunido para denunciar la hipocresía de la administración de Donald Trump al decir que solo quieren deportar a personas que representan un riesgo, pero que en casos como el de Martínez una ofensa menor de tráfico lo tiene a las puertas de la deportación.

“Lo que nos preocupa mucho en este caso es que no había manera de que el sheriff (que detuvo a Martínez) podía saber el estatus migratorio o todos los antecedentes en la calle”, dijo Espinosa, quien añadió que para conocer esos detalles tuvieron que haberle hecho muchas preguntas, que no se hacen en una simple parada de tráfico.

El activista dijo también que fue decisión del condado reportar el caso de Martínez a ICE para que vinieran a recogerlo, porque ese condado no ha firmado el acuerdo 287 (g), que facilita la cooperación entre jurisdicciones locales y el servicio federal de inmigración.

publicidad

La esposa de Martínez, junto con Marixa Andrade de la organización Asamblea Popular de Houston, se habían presentado el viernes 10 de marzo a una reunión de la Corte de Comisionados del condado Galveston, en la que se discutía la posible adopción del programa 287 (g) en este condado. Allí pidieron saber por qué Martínez había terminado bajo la custodia de ICE por una infracción menor de tránsito.

El sheriff les dijo que lo habían detenido por tener la licencia vencida y que no tenían manera de verificar su identidad. Pero esta respuesta las dejó con serias dudas y desde entonces han estado tratando de organizarse, de sacar el caso a la luz pública y de buscar asesoría legal.

A Andrade le preocupa que en este caso, como en muchos otros casos, ICE recoge a los detenidos en horas de la madrugada cuando “nadie puede hacer nada”.

'Es un caso de perfil racial'

Raed González, el abogado de inmigración a cargo del caso de Martínez, dijo que el verdadero problema no es que el condado tenga el acuerdo 287 (g) sino que el alguacil que lo detuvo “tenía que tener una causa probable para detenerlo”.

¿Y cual era la causa probable para pensar que él era indocumentado?, se preguntó el abogado. “Que se te expiró la licencia no es una causa probable para determinar el estatus migratorio, pero quizás el color de tu piel sí”, agregó.

publicidad

González explicó que decidió tomar el caso porque para él esto “es una tragedia, es un caso de perfil racial… a este señor lo paran durante pleno día porque tiene una luz rota en su vehículo”.

Dijo que su cliente, aunque tiene una orden de deportación del 2004, no es un criminal sino un padre, que tiene hijos ciudadanos norteamericanos, que ha vivido 21 años en Estados Unidos y paga sus impuestos y no tiene problemas con la ley.

González sometió una solicitud de discreción procesal para tratar de evitar la deportación, pero se mostró un poco escéptico de que en la era Trump vaya a obtener una respuesta favorable. El abogado explicó además que manejar con una licencia vencida no es un delito penal y que en la mayoría de los casos no arrestan a las personas por el simple hecho de tener su licencia vencida: “Les dan una multa de tráfico, eso es todo”.

Ante el cuestionamiento de cómo pudo una persona indocumentada haber obtenido alguna vez una licencia para manejar en Texas, Espinosa, de la organización FIEL, aclaró que hasta el 2005 en este estado era permitido que las personas obtuvieran el documento aunque no tuvieran un estatus legal: “en ese entonces se tramitaba un ‘waiver’ en la oficina del Seguro Social con el cual el Departamento de Transporte otorgaba las licencias hasta por 10 años".

Vea tambien:

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Historias Relacionadas:

Relacionado
Armando García Méndez, conocido como Piro, es propietario de dos camione...
El dueño de un reconocido 'camión de tacos' en Houston está bajo la custodia de ICE y puede ser deportado
Armando García Méndez, mejor conocido como Piro, se encontraba trabajando en un de sus camiones de tacos cuando fue detenido por agentes migratorios a comienzos de febrero. El inmigrante ha vivido durante más de 20 años en EEUU.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad