publicidad
Montaje con los tuits de Donald Trump sobre los huracanes en Puerto Rico (arriba), Florida y Texas (abajo).

Los tuits de Trump no prometen la misma ayuda de emergencia incondicional para Puerto Rico que para Texas y Florida

Los tuits de Trump no prometen la misma ayuda de emergencia incondicional para Puerto Rico que para Texas y Florida

En sus mensajes por Twitter Trump dijo que para Texas y Florida habrá ayuda "todo los días" tras el azote de los huracanes Harvey e Irma, pero para Puerto Rico la ayuda por María no será "para siempre".

Montaje con los tuits de Donald Trump sobre los huracanes en Puerto Rico...
Montaje con los tuits de Donald Trump sobre los huracanes en Puerto Rico (arriba), Florida y Texas (abajo).

El pasado 8 de septiembre, dos semanas después de que el huracán Harvey impactara a Estados Unidos por la costa de Texas y dos días antes de que el huracán Irma entrara por Florida el presidente Donald Trump firmó un paquete de ayuda de emergencia por 15,000 millones de dólares para ayudar a la reconstrucción de ambos estados y posteriormente prometía en Twitter apoyarlos hoy, mañana y “todos los días”.

Este jueves, tres semanas después de que el huracán María devastara a Puerto Rico dejando la isla a oscuras, incomunicada, con más de 5,000 refugiados y miles más sin hogar o acceso a agua o alimentos, Trump dijo que la ayuda de emergencia al país no será “para siempre” y el Congreso aún debe votar un paquete de ayuda de emergencia de 4,900 millones de dólares.

publicidad

Las polémicas declaraciones de Trump, quien desde que María arrasara a Puerto Rico ha culpado a la isla en bancarrota por la precaria situación económica en que se encuentra para enfrentar las consecuencias del ciclón, contrastan con las declaraciones de amor a los dos enormes y poderosos estados desde el punto de vista económico y electoral, a pesar de que en todos ellos viven millones de ciudadanos americanos.


“TEXAS: Estamos contigo hoy, estamos contigo mañana y estaremos contigo todos los días para restaurar, recuperar y RECONSTRUIR!”, dijo el pasado 2 de septiembre Trump en su cuenta de Twitter acompañando el mensaje con un video de su llegada a Texas para observar los daños del huracán.

El ciclón había entrado por el sur del estado y dejado graves inundaciones en Houston hacía una semana.

Menos de una semana después de esa visita, el presidente firmaba un paquete de ayuda para Texas y Florida, previendo otro desastre por la cercanía de Irma, ascendente a más de 15,000 millones de dólares.

En una declaración después de la firma la Casa Banca le decía a los ciudadanos en Florida que debían “estar seguros de que esta administración siempre pondrá las necesidades del pueblo estadounidense sobre la política partidista, como siempre”.

Dos días después, Irma entraba a Florida por los cayos del sur destruyendo una cuarta parte de las residencias en esa zona y azotando la costa oeste del estado hasta la ciudad de Tampa, pero dejando inundaciones, árboles derribados y cientos de miles de personas sin electricidad hasta Miami.

publicidad

Cuatro días después de que Irma entrara a Florida, el 14 de septiembre, Trump prácticamente cortó el mismo mensaje que le dedicó primero a Texas y lo envió por Twitter.


“FLORIDA- Como TX, ESTAMOS contigo hoy, estamos contigo mañana y estaremos contigo TODOS LOS DIAS para RESTAURAR, RECUPERAR Y RECONSTRUIR!”.

Ocho días antes de ese mensaje, el 6 de septiembre, el presidente había dedicado un mensaje similar a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, que entonces estaban bajo el azote de Irma:

“Recién hablé con los gobernadores Rick Scott de Florida, Kenneth Mapp de las Islas Vírgenes estadounidenses & Ricardo Rosselló de Puerto Rico. ESTAMOS CON TODOS USTEDES!”.

Sin embargo, dos semanas después de ese último mensaje, Trump ya no habló más sobre los efectos de Irma sobre Puerto Rico, a pesar de que había declarado a una docena de municipios como zona de desastre, y solo se refirió a la isla cuando el huracán María se acercaba diciendo que su gobierno estaría ahí para ayudar y pidiendo a los ciudadanos que se cuidaran del ciclón:


Cinco días después de que María arrasara a Puerto Rico y en medio de intensos reclamos por el poco personal de emergencia federal movilizado para ayudar en tareas de emergencia como la repartición de agua y alimentos, o para restaurar la dañada torre de control del aeropuerto internacional -bajo jurisdicción federal- la respuesta de Trump se diferenció mucho de los primeros mensajes que dedicó a Texas y Florida e incluso comparó negativamente la recuperación de estos estados con lo que estaba ocurriendo en la isla:

publicidad



"Texas y Florida lo están haciendo bien, pero Puerto Rico, que ya sufría de una infraestructura destrozada y una deuda masiva, está en serios problemas", dijo Trump en el mensaje.

"Su red eléctrica anticuada, que estaba en un estado terrible, fue devastada. Gran parte de la isla destruida, con miles de millones de dólares de deuda con Wall Street y los bancos que, tristemente, deben hacerse frente", agregó en un tuit posterior, levantando una gran polémica por el tono de sus mensajes.

A tres semanas del paso de María y cuando la polémica sobre su visita a la isla el pasado 3 de octubre, repleta de dichos y hechos imprudentes ya parecía haberse calmado, el presidente volvió a la carga este jueves en una serie de tuits culpando a Puerto Rico por la precaria situación económica en que se encuentra para enfrentar las consecuencias del huracán y asegurando que la ayuda no sería “para siempre”.


Ante esta última serie de mensajes, el gobernador Ricardo Rosselló le reclamó en otro tuit que EEUU debía otorgarle a los puertorriqueños la misma ayuda que le corresponde a cualquier otro ciudadano estadounidense ante un desastre natural, en referencia a los afectados por los huracanes Harvey e Irma en EEUU.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad