publicidad
Los fieles seguidores del trovador y comediante Tavín Pumarejo celebran hoy su vida y legado en la Casa del Trovador en Caguas, donde le brindan el último adiós.

Celebran la vida de Tavín Pumarejo con chistes y canciones

Celebran la vida de Tavín Pumarejo con chistes y canciones

La familia del artista recalcó que éste fue muy querido y respetado por sus colegas, tanto que, según su heredera Vilma, durante su enfermedad fueron a visitarlo para “llevarle parrandas tanto en la casa como en el hospital. Él estaba sumamente alegre y feliz. Lo hacía feliz que lo visitaran en el hospital y le cantaran”.

Un último adiós al comediante Tavín Pumarejp /Univision Puerto Rico

SAN JUAN, Puerto Rico.- Familiares, amigos y fanáticos brindaron todos los honores al “Hígado de Ganso”, Tavín Pumarejo, durante el velatorio en la Casa del Trovador en Caguas.

Vilma Viñas, viuda del artista, quien destacó que éste como esposo y padre era “número uno”, reveló que en sus últimos días de vida, “se sintió amado, pero triste”.

“Él no era así. Yo digo, ‘ese que está ahí no es mi marido’. Mi marido era alegre, siempre sonreído por más enfermo que estuviera”, indicó a la prensa.

Subrayó que Tavín, “quería a todo el mundo. Era un buen puertorriqueño, ¡un jíbaro casta’o!”.

Doña Vilma admitió que ya esperaba el deceso del comediante y trovador, porque “era más el tiempo que estaba en el hospital sintiéndose mal…. Yo vivía cada día. El día que estaba alegre, yo estaba alegre; cuando él se sentía mal, ese día no existía para mí”.

Vilma Ramos Viñas, una de las dos hijas del comediante, agradeció en tanto, “al pueblo de Puerto Rico por el amor que siempre le ha tenido a mi padre, Octavio Ramos Pumarejo, conocido como Tavín Pumarejo. El pueblo se ha desbordado en muestras de cariño, de apoyo hacia la familia".

"Al gobernador Alejandro García Padilla quiero darle las gracias por decretar tres días de duelo en honor a mi padre”, comentó.

publicidad

Resaltó que la reacción de los ciudadanos ante la partida de Tavín ha sido “conmovedor”.

Ramos Viñas señaló que “hay muchas cosas que recordar de papi, como su verticalidad, su compromiso tan serio de hacer reír por más de 50 años al pueblo de Puerto Rico. Un humor sano. Su amor a Puerto Rico, su patria, su Caguas querido, su Río Cañas Sound Machine...”.

Puntualizó emocionada frente al féretro que “papi era un hombre de folklore y así lo llevó a la televisión, como a Estados Unidos. ¡El orgullo patrio de ser puertorriqueño!”.

La familia del artista recalcó que éste fue muy querido y respetado por sus colegas, tanto que, según su heredera Vilma, durante su enfermedad fueron a visitarlo para “llevarle parrandas tanto en la casa como en el hospital. Él estaba sumamente alegre y feliz. Lo hacía feliz que lo visitaran en el hospital y le cantaran”.

A partir de las 7:00 de la noche de hoy, jueves, un nutrido grupo de personalidades del ambiente musical rendirá un tributo a Tavín Pumarejo en el Paseo de las Artes en Caguas.

Mañana, viernes, será el sepelio de Tavín Pumarejo en el cementerio Borinquen Memorial en la Ciudad Criolla.

Octavio Ramos Pumarejo, de 83 años, murió el pasado lunes en el Hospital de Veteranos en San Juan.

Cagüeños celebran la vida de Tavín Pumarejo con chistes y canciones


publicidad

Los fieles seguidores del trovador y comediante Tavín Pumarejo celebran su vida y legado en la Casa del Trovador en Caguas, donde le brindan el último adiós.

El recinto -en honor a la música puertorriqueña- se hizo pequeño para recibir a los admiradores del artista cagüeño.

Elizabeth Rivera, de la Ciudad Criolla, no podía faltar a rendirle tributo a su ídolo.

“Él fue bastante importante durante mi niñez. ¡Por eso estoy aquí! Quería que mi nieto lo conociera. Le he hablado de Tavín… Disfrutaba verlo todos los días en ‘El Show de las Doce’ con los Río Cañas Sound Machine”, mencionó Rivera.

Una pintoresca señora, que se identificó como Alcaldesa Morales, de Caguas, y portaba una foto de “El Hígado de Ganso”, señaló por su parte que “él era un general. ¡Lo queríamos y queremos mucho! Nunca lo vamos a olvidar. Tengo dos discos de Tavín. Yo llevo 68 años en Caguas y lo conocía… (interrumpió) ‘Límpiale la finquita a la viejita Tavín’”.

Hilda Cruz conoció a Tavín en su faceta de propagandista médico, ya que visitaba mucho el Hospital Auxilio Mutuo. “Siempre simpaticé con él por ser muy sincero, amigable. Él era un ejemplo para todos”.

Fidelina Díaz Solano, de Caguas, aseguró que Tavín residía frente a su casa en el barrio Río Cañas. “Nos criamos juntos, porque mi mamá y la suya compartían mucho como vecinas. Él estudió conmigo hasta noveno grado y nos graduamos".

publicidad

“Fue un gran ser humano, siempre humilde. De pequeño era tímido. Nos asombramos cuando empezó a desarrollar sus habilidades (artísticas). Su hermano tocaba guitarra y pensaba que de ahí venía lo musical de él”, mencionó Díaz Solano.

Rememoró que el trovador Ramito vivía cerca de su hogar y eso influyó en que Tavín siguiera su camino “en lo que fue su vida y lo que le gustaba".

"Lo hacía con amor y sencillez. Siempre tuvo la humildad. Tenemos gratos recuerdos de Tavín”, agregó Fidelina.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad