publicidad

El abismo al que se acerca la salud en Puerto Rico lleva al gobernador a tomar medidas de emergencia

El abismo al que se acerca la salud en Puerto Rico lleva al gobernador a tomar medidas de emergencia

En su visita a Florida, Ricardo Rosselló busca convencer a varios gobernadores de que si se agotan los fondos federales para la salud en la isla los más perjudicados serán sus estados, pues asegura que cada puertorriqueño que se muda a Estados Unidos "termina costando tres veces más caro al gobierno estatal y al federal".

El gobernador de Puerto Rico busca apoyo en Florida para los fondos de salud Univision

En medio de la crisis económica que enfrenta Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló llegó a Florida para intentar llamar la atención de gobernadores y líderes puertorriqueños en Estados Unidos sobre uno de los puntos más críticos en la isla: el agotamiento de fondos federales para la financiación de la salud.

"Puerto Rico no participa de igual manera que los estados en términos de los fondos de salud y eso tiene un impacto significativo, no tan solo en los puertorriqueños, pero también -sorpresivamente- en los estados. Aquí en Florida, por ejemplo, les cuesta tres veces más darle un servicio de salud a un puertorriqueño que migre para acá", dijo este lunes el gobernador durante un encuentro con la comunidad boricua en el Borinquen Medical Center de Miami.

publicidad

Es con este mismo argumento que Rosselló escribió el lunes una carta al gobernador Rick Scott, en la que le pide ayuda para resolver la crisis de salud en Puerto Rico alertando de las consecuencias que esta tendría en su propio estado, pues advierte que la falta de financiación federal para la isla tendrá un "impacto económico sustancial en el presupuesto de Florida".

El Congreso de Estados Unidos podría dejar desprovisto de fondos el programa Medicaid (que ofrece servicios de salud a la población más necesitada), medida que podría generar un abismo económico y de servicios en Puerto Rico, lo que según el gobierno puertorriqueño repercutiría de manera preocupante en el presupuesto de los estados y a nivel federal, así como de manera catastrófica en la salud de los boricuas.

Rosselló alertó así de los riesgos de la pérdida de 1,300 millones anuales en contribuciones federales al Medicaid en la isla, debido a que el Obamacare impuso topes de otorgamiento de fondos a los territorios estadounidenses (como lo es Puerto Rico), no a los estados.

"Le escribí una carta al gobernador Scott para pedirle que intercediera por Puerto Rico y que podamos tener paridad", contó Rosselló, quien advirtió en ese mensaje que decenas de miles de puertorriqueños probablemente seguirán trasladándose a Florida para calificar para Medicaid, costando a los contribuyentes de ese estado alrededor de 2,500 millones de dólares en la próxima década.

publicidad

En cartas similares, Rosselló pidió también el apoyo de gobernadores de Massachusetts, Connecticut, Ohio, Nueva Jersey, Georgia, Nueva York, Texas, Pensilvania, California, Illinois, Virginia y Wisconsin.

"Yo no tengo voto, pero ustedes sí"

Durante su encuentro con líderes puertorriqueños, el gobernador pidió el apoyo de los boricuas en EEUU que tienen poder de voto para que influencien de alguna manera en este asunto. Su llamado a la comunidad boricua fue explícito: "sean nuestro brazo político en Estados Unidos".

Para esto apeló al hecho de que muchos de los puertorriqueños que han decidido mudarse a alguno de los estados todavía tienen el corazón en la isla. "Yo sé que muchos de ustedes adoran a su patria y quieren aportar, tal vez están acá porque vinieron para buscar mejores oportunidades o mejor calidad de vida para sus familias", comentó.

"Yo no tengo voto presidencial, ni puedo votar por un congresista que tenga voto, pero ustedes sí. Ustedes pueden levantar ese teléfono y llamarlo, ustedes pueden escribirle cartas, ustedes pueden organizar actividades, ustedes pueden intervenir con ellos en cada ocasión que tengan y dejarles saber lo importante que es que 3.5 millones de ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico tengan igualdad", remarcó Rosselló.

Además, el gobernador comentó que sería beneficioso para la isla y Estados Unidos pues "cada puertorriqueño que viene para acá termina costando tres veces más caro al gobierno estatal y al gobierno federal por mudarse". "Así que estoy aquí para convocarlos a que utilicemos esta oportunidad", les insistió.

publicidad

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad