publicidad
Maria de Lourdes Sosa fue condenada a 20 años en prisión por contratar a un sicario en 2015 para asesinar a su esposo.

Condenan a 20 años de prisión a una mujer de Texas delatada por un expandillero al que encargó la muerte de su marido

Condenan a 20 años de prisión a una mujer de Texas delatada por un expandillero al que encargó la muerte de su marido

Autoridades disfrazaron al hombre como si estuviera muerto para que ella pagara tras creer que se había llevado a cabo el asesinato.

HOUSTON, Texas – María de Lourdes Sosa, mejor conocida como ‘Lulu’ Sosa, fue condenada este martes a 20 años de prisión tras llegar a un acuerdo con la fiscalía del condado Montgomery, en Texas, en el cual se declaró culpable de solicitar el asesinato de su esposo Ramón Sosa en el 2015.

Detalles de un contrato para asesinar Univision

Lulú, de origen mexicano, y Ramón, de origen puertorriqueño, estuvieron casados durante más de cinco años y al comienzo de su relación todo era perfecto. Pero comenzaron a tener desacuerdos, según relató Ramón, por asuntos relacionados con la manera cómo ella educaba a sus hijos. Al momento de la boda, cada uno contaba con dos hijos de relaciones previas.

publicidad

La pareja tenía un gimnasio de boxeo en el área de The Woodlands, en el noroeste de Houston y otros bienes en común.

En marzo de 2015, Lulú le pidió el divorcio a Ramón. Él estuvo de acuerdo con la petición y pensó que el proceso se realizaría sin contratiempos. Estaba lejos de imaginar que la persona con la que compartió su vida idearía un plan para matarlo.

“Lo que ella trató de hacer, un atentado a mi vida o contratar a alguien para que básicamente me matara, me dolió mucho”, dijo Ramón días después de que detectives desenmascararan a la mujer.

Lulú se acercó a un expandillero, quien era amigo de ambos, y le insinuó que estaba cansada con la relación con su esposo y que deseaba que los policías se lo llevaran u otra cosa, habría dicho la mujer al tiempo que hacía la señal de un arma con su mano.

El expandillero, quien habló con Univisión Houston en exclusiva, narró detalles del acuerdo al que él y Lulú Sosa habían llegado para eliminar a Ramón. Además proporcionó copia de los audios, que él mismo ayudó a grabar y proporcionó a las autoridades, en los que se escucha a la mujer afirmar que quería a su esposo muerto.

“¿En serio quiere que lo mate?”, se escucha en el audio cuando el supuesto sicario le hace la pregunta a Lulú. Luego se oye la voz de una mujer que dice: “Si, sí, sí… No, sí… definitivo. O sea, de que se lo echen, se lo echen”. El sicario afirmó que se trataba de Lulú.

publicidad

Pero el joven a quien Lulú había escogido para llevar a cabo el plan de asesinato tenía un sentimiento de gratitud con Ramón y lo consideraba su amigo. Por esta razón, decidió ponerlo en alerta sobre las intenciones de su esposa.

Ambos contactaron a las autoridades y los pusieron al tanto de los planes de la mujer. Entonces, con la asesoría de detectives del condado Montgomery, pusieron en marcha un plan para desenmascararla.

El presunto sicario grabó todas las conversaciones que tuvo con Lulú en las que se hablaba de los detalles del plan, de los pagos, de la posible fecha, entre otros.

Hubo un momento en que la mujer se mostró impaciente por la demora de su encargo. Ya había dado un adelanto del total de 12,000 dólares que pagaría por la ‘diligencia’ y estaba desesperada porque pensaba que no iba a pasar.

En ese momento, un agente encubierto fingió que se había ejecutado el plan y se reunió con la esposa para informarle que se había cumplido su pedido. Los agentes habían maquillado a Ramón como si tuviera un disparo en su cabeza, habían cavado un agujero y lo habían puesto allí con el objetivo de lograr una foto creíble del supuesto asesinato.

Lulú Sosa se encontró con el agente encubierto, quien ella pensaba era un sicario al que su amigo había involucrado en el encargo. En esa reunión verificaría que se había completado su petición y entregaría el resto del pago prometido. Cuando le enseñaron la fotografía que enseñaba a su esposo muerto, la mujer se habría mostrado satisfecha y contenta. Entonces entregó el dinero.

publicidad

En ese momento fue arrestada y desde entonces se encontraba detenida en una cárcel del condado Montgomery con una fianza de 1 millón de dólares.

Niegan reducción de fianza a María Sosa Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad