Univision Puerto Rico

Escena del día de Amor Bravío – 22 de enero

Transcripción del Video

♪.

gracias, gracias, gracias.

No, no, no me agradezca nada

señora.

¿Te parece si paso al hostal

después de la comida?

Sí, sí ahí nos vemos y nos

ponemos de acuerdo, adiós.

Natalia, ¿qué haces aquí?

¿Con quién hablabas?

Ay papá, hola.

Con quién hablabas, hija.

Ay, yo estaba hablando con la

señora de las cortinas.

Desde cuándo estás aquí.

No, acabo de llegar, acabo de

llegar ahorita.

Hace mucho porque no te oí

llegar, en cambio, creo que tú

sí te diste cuenta que estaba

aquí.

¡Mi amor!

Yago, tú qué, qué haces aquí,

oigan a ver no, no espérenme,

explíquenme, qué hacen ustedes

dos aquí, aunque acabo de llegar

me sorprendió ver sus coches

afuera, y llamar a la puerta,

incluso los iba a interrumpir,

pero fue cuando me entró la

llamada de la señora de las

cortinas, ¿pero qué?

Cité a Yago aquí por qué.

¿Cómo, tú lo citaste?

Y por qué tú me dijiste que ibas

a ver a un ganadero en lugar de

mi papá, ¿eh?

Lo que pasa es que te dije

eso, porque, tú papá y yo te

estamos preparando una sorpresa.

Así es, así es hija, por eso

Yago no te dijo nada, yo le pedí

que no te comentara nada.

Ay, tanto que me encantan las

sorpresas, sí, de qué se trata.

Es que si te lo decimos, pues

ya no va a ser sorpresa ¿no?

Ay, no, no importa, mira yo

ya sé que hay una sorpresa, y si

no me dicen pues, yo no voy a

estar en paz.

Está bien, está bien sabes

Natalia, bien, cité a Yago para

que me dijera que tipo de

muebles te gustaban, quería

aprovechar la luna de miel, para

que cuando regresaran y

encontraran la casa totalmente

amoblada.

Ay, no papá, cómo crees, eso

es muchísimo gasto.

No, no, mi vida, para ti nada

es demasiado, eres la luz de mis

ojos, te adoro, te adoro mi

amor, así que, si ya nos

descubriste, pues, nada, dinos

qué tipo de muebles te gustan

para encargarlos ¿ah?

Ay, papito qué bárbaro de

verdad, eres tan lindo, de

hecho, iba a ir a escogerlos,

pero me habló la de las

cortinas, y pues por eso vine

para acá, pero mira en cuanto

los elija, yo, yo te aviso papá

y, muchas gracias.

Sí, no, gracias, Don

Dionisio.

Nada de Don Dionisio, soy tú

suegro y no tienes nada que

agradecer, soy muy feliz de

saber que alguien como tú quiere

a mi hija, y la va a cuidar

siempre.

De eso no tenga duda, señor,

amo a Natalia con toda mi alma.

Por: Televisa
publicado: Jan 22, 2014 | 07:28 PM EST
Dionisio le pregunta a su hija Natalia que hacía en el lugar y con quien hablaba ¿Qué ocurrirá?
         
publicidad