publicidad
Unos 91,039 boricuas han emigrado de la ciudad de Nueva York a otros estados en los últimos 10 años, lo que ha reducido la población de puertorriqueños en un 11.2%.

Boricuas en EUA invitan a los de acá a dar el salto

Boricuas en EUA invitan a los de acá a dar el salto

“Me quedan tres hijos en Puerto Rico y pido a Dios por ellos para poder traérmelos acá. La comida aquí es barata y todo lo demás”.

Unos 91,039 boricuas han emigrado de la ciudad de Nueva York a otros est...
Unos 91,039 boricuas han emigrado de la ciudad de Nueva York a otros estados en los últimos 10 años, lo que ha reducido la población de puertorriqueños en un 11.2%.

Por Juan Carlos " Metro / WKAQ 580

Como un paraíso, la tierra prometida, la ciudad de los sueños, así describen los puertorriqueños radicados en alguna ciudad de los 50 estados de la nación americana su vida de este lado del mar, invitando así a sus compatriotas en la Isla a emprender la fuga.

“Me quedan tres hijos en Puerto Rico y pido a Dios por ellos para poder traérmelos acá. La comida aquí es barata y todo lo demás”, sentenció Cruz A. Arroyo, un puertorriqueño radicado en Kissimmee, Florida, hace más de 11 años.

Para él, su llegada a Estados Unidos ha cambiado de forma positiva. Aquí logró comprar su casa y estar en un ambiente más tranquilo, alejado "según dice" de todos los problemas que hay en la Isla: “crimen y desempleo”.

publicidad

Con Arroyo coincide Milka Guzmán Ramos, otra boricua que lleva cuatro años establecida en Florida. Ella dice que está muy feliz de haber tomado la decisión de mudarse, por lo que constantemente recomienda a sus padres, hermanos y sobrinos a dar el salto.

“Acá tendrían una mejor vida, más tranquila, más segura”, sentencia Guzmán Ramos, cuyo esposo es un policía retirado de P. R. que entiende que “la Policía de EE. UU. es mejor”.

Según los entrevistados, la percepción de que el costo de vida en Estados Unidos es mayor no es cierta. Muestra de ello, indican, es que muchos puertorriqueños profesionales que generaban sueldos de $10 y $12 la hora por encima del salario mínimo abandonaron Puerto Rico para venir a Florida a trabajar por $8.00 la hora.

Ese es el caso de la familia Santiago López, quienes en julio de 2010 se radicaron en Orlando, Florida.

La familia, compuesta por cinco miembros, contaba con casa propia. Él, Rolando Santiago, tenía un empleo de años como operador de plantas en la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados en donde cobraba $11 la hora. Ella, Irma López, trabaja a medio tiempo en un restaurante de Bayamón.

Ambos decidieron alquilar su hogar y abandonar la Isla para, según dicen, no ser víctimas del crimen y ubicar a sus hijos en buenas universidades. “Cuando nos fuimos, la UPR (Universidad de Puerto Rico) de Bayamón y la de Humacao estaban en huelga”, sentenció López.

publicidad

“Cuando llegamos, consigo trabajo rápido en una cafetería en Magic Kingdom, y a los dos meses Rolando consigue trabajo en Disney en el área de mantenimiento a $8.00 la hora”, declara López.

En Florida muchos puertorriqueños comienzan laborando con el patrono más grande que tiene el estado, Walt Disney, que cuenta con 37,000 empleados unionados.

Los salarios de los trabajadores varían según la labor y el tiempo con la empresa. Por ejemplo, el salario de un personaje de Disney comienza en $8.20 la hora hasta un máximo de $13.59, mientras que el pago base para un técnico de entretenimiento comienza en $14.75 la hora y llega hasta los $21.60.

“Los $11.00 que ganaba en Puerto Rico no se veían, contrario a los $8.00 que ganaba en Disney”, asegura Santiago, quien años más tarde obtuvo un empleo como entrenador de voleibol en una escuela con un salario de $18.00.

“El costo de vida en Orlando no es más caro que en Puerto Rico. La renta en Puerto Rico está como en $700 a $800 en una casa con tres cuartos; lo mismo está acá. La comida en Florida es más barata; las utilidades son más baratas, incluyendo la luz. Yo tenía aire acondicionado veinticuatro horas al día en Florida y el bill no llegaba a $100. Coloco el aire en Puerto Rico veinticuatro horas y y me va a llegar de $1,000”, detalló.

Desde hace dos años la familia Santiago López vive en Texas, debido a que consiguió un trabajo con un “excelente salario” en una empresa de mantenimiento. Su esposa trabaja en una escuela. Ambos se mantienen evaluando la posiblidad de retornar, pero a Florida, donde aseguran la vida es más tranquila.

publicidad


publicidad
publicidad
Familias en Tucson vivieron momentos de angustia ante la falta de comunicación con sus seres queridos después de conocer que un terremoto de 7.1 había sacudido territorio mexicano. Mientras el centro de llamadas del gobierno de México no se da abasto.
Miembros de la comunidad mexicana en Phoenix se unieron para enviar comida, viveres y otros artículos a México y aliviar las necesidades de cientos de familias tras el terremoto.
El cónsul de México en San Francisco, Gemi José González, dijo que las ayudas pueden hacerse en dinero en efectivo o en especie. Además, confirmó que están trabajando para localizar a los seres queridos de los mexicanos que viven en el Área de la Bahía.
Las compañías de tecnología han sido un medio de comunicación efectivo. Algunas han habilitado plataformas que permite a las personas reportarse tras la catástrofe.
publicidad