publicidad
Aunque soltera, la doctora no pierde la fe en el amor.

Nancy llega solterita y a la orden

Nancy llega solterita y a la orden

La sexóloga dominicana habla de su vida sentimental sin tapujos.

Aunque soltera, la doctora no pierde la fe en el amor.
Aunque soltera, la doctora no pierde la fe en el amor.

Su misión es educar parejas para mantener la estabilidad sentimental, pero como dice el dicho en casa de herrero cuchillo de palo.

Aunque Nancy domine el tema, su vida sentimental está de vacaciones hace un año y medio. “Tenía una pareja y la boté”, cuenta. la buena noticia es que ahora que vuelve a la televisión y estrena look, no descarta la posiblilidad de que su próxima conquista vea su programa. “Ya me van a ver más hombres quizá me sale novio finalmente”.

Durante este tiempo, la dominicana confiesa sin reparo que está alejada del Chaca-Chaca. “Tengo soledad vaginal” y el problema según ella es que los hombres le tienen miedo precisamente “porque creen que soy mucho de aquello”, dice entre risas.

Siempre abierta al amor, Nancy nos dio una pista de lo que busca en un hombre. “Que sea cariñoso, que me de soporte, que entienda lo que hago y que no le importe que gane más que él. Que me acompane en mi vida de loco, que sea mi companero, amigo y amante. No me importa si tiene dinero, el dinero esta hecho y se busca. Es fundamental que sea un buen amante”.

publicidad

¡Ya saben señores manden sus solicitudes! Ahh los gringos no califican pues no van con la personalidad extrovertida de la dominicana, quien “prefiere consumir lo que nuestras tierras producen”. No podía faltar el baile en la lista de requisitos, si no sabe mover las caderas no se gana el corazón de Nancy. “Me gusta mucho baila y bailar tiene que ver con ser un buen amante. Si no baila merengue o bachata dificilmente va a poder ser un buen amante”. Definitivamente Nancy no pierde el tumbao latino.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El capitolio del estado fue el escenario de las protestas de decenas de inmigrantes, que llegaron para mostrar su oposición contra la ley SB4 que prohíbe las ciudades santuario. El representante Matt Rinaldi le dijo a un colega hispano que había llamado a ICE para que detuviera las protestas.
Dos equipos locales se enfrentaban por el campeonato y en el estadio no cabía ni un alfiler. Las imágenes de los momentos previos al encuentro muestran a niños llorando, en brazos de adultos, que trataban de ponerlos a salvo.
Cuando los agentes llegaron al lugar, el hombre trató de agredirlos con el arma. Al parecer, se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia. Finalmente, nadie resultó herido.
A puñetazo limpio y arrastrándolo por el suelo, así respondieron los vecinos de este barrio de Ciudad de México cuando vieron a un sujeto que, al parecer, trataba de robar un auto. Algunos vecinos dijeron que están cansados de que la policía no actúe, por lo que decidieron tomarse la justicia por su mano.
publicidad