publicidad

Julieta Rosen entregará la octava prueba de talento

Julieta Rosen entregará la octava prueba de talento

La actriz mexicana llegó a la Casa Estudio para entregarle a los seis participantes su octava prueba de talento

En los capitulos decisivos de Protagonistas, el reality, los chicos deben entregar lo mejor en su prueba de talento para evitar ser amenazados y lograr estar en la gran final. Claro también se deben comportar para no caer en las garras de sus compañeros en el frente a frente.

La actriz mexicana Julieta Rosen de la telenovela "Cuando me enamoro" llegó a la Casa Estudio con el siguiente reto. Esta noche veremos lo que platicó con los chicos y las escenas que deberán preparan, son dos, una para las mujeres y otra para los hombres. Llorar está en el guión.

Los seis participantes se concentrarán en recrear las escenas que la misma Julieta hizo. Este miércoles los jueces calificarán las actuaciones y sabremos quién recibe el puntaje más bajo. El participante que no lo hizo tan bien se enfrentará a Marlin, la otra amenazada por talento y al amenazado por convivencia de hoy martes.

No te pierdas esta noche el octavo frente a frente que será un poco diferente y explosivo.

Síguenos en Facebook y en Twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Una jueza federal concedió la suspensión definitiva a favor del futbolista, quien en el mes de agosto fue señalado por autoridades en Estados Unidos de supuestamente tener vínculos con el narcotraficante Raúl Flores Hernández.
Con 679 homicidios cometidos en 47 días, el país se ha convertido en un foco de criminalidad pese a que el gobierno lleva meses aplicando fuertes medidas que han incluido la salida del ejército a las calles de la capital salvadoreña.
En 2012, la agencia justificó que los fallecimientos fueron producto de un fuego cruzado con personas que viajaban en una embarcación. Sin embargo, unas imágenes reveladas por The New York Times muestran que la fue situación completamente distinta.
Salvadoreños, hondureños y nicaragüenses amparados por el programa no cesan de pedir ayuda porque sienten que su permanencia en Estados Unidos puede acabar en cualquier momento.
publicidad