publicidad

Jonathan vuelve a ser amenazado y Alex en riesgo por talento

Jonathan vuelve a ser amenazado y Alex en riesgo por talento

Jonathan es el amenazado por convivencia, es su tercera vez amenazado y para Alex su segunda vez por talento.

Jonathan ya está imune de ser el amenazado de Protagonistas, sus compañeros no descansan hasta sacarlo pero el mexicano ha contado con el apoyo del público, quienes ya lo han mantenido por cinco semanas en la competencia. La primera vez fue amenazado por convivencia, la segunda por talento y ahora otra vez por convivencia.

Estas fueron sus palabras para el público. "Un saludazo a mi gente... otra vez estoy en la silla. Gracias por su apoyo que es de la única manera que puedo estar acá. ¡Gracias! No se olviden de votar, recuerden que tengo un sueño, lo quiero".

Por otra parte, Alex estaba bastante triste de ponerse nuevamente la camiseta por talento. Recordemos que fue el primer amenazado por talento de la competencia, estuvo amenazado junto con Ayelene, quien obviamente abandonó la Casa Estudio.

"Hola a todos ese público hermoso.. saben que vine a luchar por lo que vine hacer. Sálvenme voten por mi, merezco estar acá. Les pido con el corazón en la mano que me apoyen". Alex también tuvo un mensaje para la comunidad cubana de Miami. "Hola mis cubanos.. manden textos..todos los latinos somos unos y por favor voten por mi".

Mira el perfil de Jonathan

Mira el perfil de Alex

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El incidente ocurrió en Modesto, California y el oficial que golpeó al individuo está bajo investigación. Hablamos con una testigo que nos cuenta qué fue lo que vio.
Para cualquier artista con años de trayectoria, un premio Latin GRAMMY es un sueño muy anhelado, pero ¿qué significa para un niño? Miguelito recuerda cómo fue “bendecido” e hizo historia.
Un juez dictaminó que agentes deberán tener una orden de registro para monitorear los móviles.
Crece la incertidumbre para los nicaragüenses que han perdido la protección de este programa, no solo por sus propios futuros, sino por el temor de lo que vaya a pasar con sus hijos.
publicidad