publicidad
Un grupo de 35 mujeres marcha cada mes por López Rivera

Liderado por 35 mujeres el grito de libertad para Oscar López Rivera en NYC

Liderado por 35 mujeres el grito de libertad para Oscar López Rivera en NYC

Aseguran que si Obama no le ofrece clemencia al preso político puertorriqueño, insistirán hasta que Hillary Clinton lo haga.

Un grupo de 35 mujeres marcha cada mes por López Rivera
Un grupo de 35 mujeres marcha cada mes por López Rivera

MANHATTAN, Nueva York.- La garganta se le inunda con gritos de libertad para Oscar López Rivera. Estela Vázquez es dominicana, pero hace tres años marcha por el independentista puertorriqueño como lo hizo en su juventud por el líder surafricano Nelson Mandela.

La líder sindical, de 67 años, llegó en la adolescencia a la Ciudad de Nueva York tras cinco meses en la cárcel La Victoria, en República Dominicana. ¿Su delito? Participar en las manifestaciones por la restitución del expresidente Juan Bosch.

Vázquez vivió parte de la dictadura de Rafael Trujillo y por eso, explicó, desde la infancia se involucró en los movimientos por justicia social.

“Marcho por Oscar porque es un patriota”, dijo convencida con el puño en alto, mientras caminaba a paso lento por las calles de Loisaida, Manhattan. “Es demasiado tiempo 35 años de encarcelamiento. Mucho hemos esperado por su liberación”.

Estela Vázquez es dominicana pero simpatiza con el preso político.
Estela Vázquez es dominicana pero simpatiza con el preso político.


Estela Vázquez, vicepresidenta del sindicato de trabajadores de hospitales 1199 SEIU y madre de una sargento del NYPD, asegura que su corazón y su espíritu están envueltos con la bandera puertorriqueña desde que pertenece al grupo NYC Mujeres por Oscar López Rivera, compuesto por 35 latinas, entre los 18 y 70 años.

Son abogadas, poetas, maestras, artistas, líderes sindicales y madres de los cinco condados, que se unieron en 2013 siguiendo el ejemplo de un colectivo de activistas de Puerto Rico. Las mujeres en la isla marchan por la excarcelación de López Rivera el último domingo de cada mes, en sincronía con sus pares en Nueva York y otras ciudades de Estados Unidos.

Las mujeres caminaron el domingo desde el Centro Cultural Clemente Soto Vélez, en Loisaida, hasta Continental Army Plaza, en Brooklyn. Un centenar de manifestantes, la mayoría madres y niños, avanzó por el Puente Williamsburg como parte de la campaña “Puentes por Oscar”, que inició este verano.

publicidad

Sus camisetas rosas representan la lucha de las boricuas en Nueva York y en la isla y sus pañuelos azules el sueño de Oscar Rivera de volver a ver el mar de la isla, explicaron. Su próxima acción será cruzar el puente de la avenida Willis, que conecta a Manhattan con El Bronx.

El grupo busca que más latinos se unan a su campaña
El grupo busca que más latinos se unan a su campaña

López Rivera es un veterano de Vietnam que nació San Sebastián, Puerto Rico, pero se mudó a Chicago, en 1957, a los 14 años. El líder nacionalista de 73 años ha vivido casi la mitad de vida -35 años exactamente- en prisión, acusado hace más de tres décadas de conspiración sediciosa contra el gobierno estadounidense.

Al preso político aún le restan 35 años de su condena, aunque sus miles de simpatizantes continúan presionando para lograr su liberación. Las integrantes de NYC Mujeres por Oscar López Rivera se identifican como las “amazonas del independentista” y lo comparan incluso con el sudafricano Nelson Mandela, quien también estuvo acusado de conspiración sediciosa por su lucha contra el apartheid.

publicidad

“La historia de Oscar es la de un hombre con ideales nacionalistas que no dudó en entregarse en defensa de su patria, aún a costa de su libertad”, dijo Natasha Ora, abogada en derechos humanos, mientras caminaba por el Puente Williamsburg con una fotografía del líder nacionalista.

Ora gritó con fuerza “Oscar Rivera, de boricua a Mandela”, una consigna que llenó de emoción a otras madres.

“Oscar es nuestro hijo, nuestro padre o nuestro hermano encarcelado”, dijo Olivia Suárez, maestra y madre de tiempo completo y activista los fines de semana. “Le educación es libertad. Esa es mi lucha”.

Las marchas mensuales comenzaron en la isla con 32 mujeres, una por cada año que López Rivera lleva preso, pero el número se incrementó a 35 y sus simpatizantes en Nueva York esperan que el presidente Barck Obama lo libere antes de abandonar la Casa Blanca.

La mayoría son madres neoyorquinas
La mayoría son madres neoyorquinas

“Si Obama no le ofrece clemencia, (Hillary) Clinton debe saber que las acciones no pararán cuando gane la presidencia”, dijo Ora.

En 1999, el presidente Bill Clinton ofreció la libertad a López Rivera y a otros miembros de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña (FALN), pero el independentista rechazó la excarcelación en parte porque no fue extendida a otros prisioneros.

Sin embargo, López Rivera es el último miembro de las FALN -que fue denominado como célula terrorista por el FBI- que permanece encarcelado en la actualidad. Este año el reclamo de libertad alcanzó la Convención Demócrata, en la ciudad de Filadelfia, en donde manifestantes pidieron a Obama y a Hillary Clinton que actúen.

publicidad

“John Hinckley intentó matar a (el expresidente Ronald) Reagan y consiguió su libertad. Entonces por qué Oscar sigue preso, cuando su único crimen fue buscar la independencia de Puerto Rico”, cuestionó Lourdes García, defensora de los derechos humanos.

Después de una marcha de casi una hora, el grupo de mujeres cantó La Borinqueña en Continental Army Plaza, un canto de libertad que hizo vibrar al vecindario de Willamsburg.

Al final de la marcha, las participantes entonaron La Borinqueña
Al final de la marcha, las participantes entonaron La Borinqueña

"Vamos mujeres", gritaron algunos vecinos ante la manifestación.

“Tres años de lucha no son nada en comparación con 35 años de cárcel injusta. No nos cansaremos hasta sacarlo”, consignó Tania Mendizabal, estudiante y poeta de ascendencia ecuatoriana.

Lea también:

publicidad
publicidad
La sexóloga Myriam Balbela asegura que hay varios estudios donde se muestra que las personas que oyen música a la hora de tener relaciones sexuales incrementan la producción de dopamina en un 40%. Es el equivalente al efecto que produce el tacto al momento de tener sexo.
El talentoso cantante colombiano asegura que el presidente Donald Trump tiene muy claro la importancia de la comunidad latina en la economía de los Estados Unidos. Por otro lado, cree que el surgimiento de grandes artistas ha ayudado a que los jóvenes colombianos busquen sobresalir como artistas.
Es por eso que el gobierno de México le obsequió a ese país un regalo muy simbólico. Los inmigrantes que añoran adoptar una nueva patria como su hogar luchan para conseguir dos metas: sacar a su familia adelante y un día poder conseguir un estatus migratorio legal. Así sucedió para una familia mexicana que buscó su sueño más al norte.
Secuestro
La incertidumbre y el temor embargan día a día a esta familia que ya ha pagado más de 14,000 por los secuestros hechos, presuntamente, por grupos criminales mexicanos que constantemente envía mensajes amenazantes.
publicidad