publicidad
Obama viaje

Obama y su familia comienzan sus vacaciones navideñas en Hawaii

Obama y su familia comienzan sus vacaciones navideñas en Hawaii

Celebrarán la Navidad y el Año Nuevo entre el sol, las olas y la arena de playas paradisíacas

Obama viaje
Obama viaje

El presidente de EEUU Barack Obama y su familia comenzaron el sábado sus vacaciones navideñas en la isla hawaiana de Oahu, donde celebrarán la Navidad y el Año Nuevo entre el sol, las olas y la arena de playas paradisíacas.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en la madrugada de este sábado en la base Pearl Harbor-Hickam de Honolulu, mientras caía una ligera llovizna, indicó la Casa Blanca.

Los primeros en salir del avión fueron Obama, ya sin abrigo ni corbata, y su hija menor Sasha, a quienes siguieron la primera dama, Michelle Obama, y Malia, que como su hermana y su madre ya había dejado atrás el abrigo y lucía ropa de verano.

La familia presidencial fue recibida por el comandante de las Fuerzas del Pacífico de Estados Unidos, Harry B. Harris, y su mujer.

Antes de dirigirse a Hawaii, este viernes, la pareja presidencial visitó San Bernardino (California) para reunirse en privado con familiares de las víctimas del tiroteo en el que murieron catorce personas.

El pasado 2 de diciembre, Syed Farook, de nacionalidad estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, pakistaní, atacaron un centro asistencial para discapacitados en San Bernardino, mataron a catorce personas e hirieron a más de veinte en un hecho que los investigadores del FBI vinculan con el extremismo islamista.

La visita se alargó hasta la noche, más de las dos horas previstas en la agenda del presidente, quien ha pedido al Congreso en varias ocasiones que aumente el control en la venta de armas para evitar tiroteos masivos.

publicidad


publicidad
publicidad
Actualmente, Erika Bonilla combina su trabajo en la oficina de antiterrorismo con las grabaciones junto al mariachi Sol de México. Su carrera es otra evidencia de la importancia que están cobrando las mujeres hispanas en la agencia de inteligencia.
Una hora vale oro, especialmente cuando es retenido por la policía y paga su fianza. Generalmente, cuando no lo hace, tiene más chances de ser entregado a agentes de inmigración, quienes tomarían cartas en el asunto.
Jennifer Capote, vocera de las autoridades, manifestó que los presuntos ladrones dijeron que eran del Departamento de Policía y amarraron a los adultos que estaban en la casa.
Noemí Ramírez dejó claro que lo más efectivo es tratar de evadir cualquier problema que altere el orden público. En caso de que sea detenido, debe procurar no hablar hasta contar con un abogado. Si llegan hasta su casa, no abra las puestas hasta no verificar una orden.
publicidad