publicidad

"Un poco de narco es necesario": Andrés Calamaro

"Un poco de narco es necesario": Andrés Calamaro

Andrés Calamaro dijo en tono de broma que "un poco de narcotráfico es necesario también" para "mantener la alegría".

Calderón vs Sabina

MÉXICO - El cantante argentino Andrés Calamaro dijo en tono de broma que "un poco de narcotráfico es necesario también" para "mantener la alegría del personal" en el marco de un viaje a México, donde se vive una ola de violencia atribuida a los cárteles de la droga.

"Pero hablando en serio (...) El tema del narcotráfico es un tema de hampas que mueve muchísimo dinero. Creo que los músicos no tenemos nada que decir o aportar a temas como el vertido de petróleo (en el Golfo de México) o el narco. Nada que pueda servir para cambiar eso", añadió.

Calamaro se pronunció durante una rueda de prensa en la capital mexicana al ser interrogado sobre la afirmación del cantautor español Joaquín Sabina de que el combate a los cárteles de la droga en México es ingenuo porque no se puede ganar.

"Sabina es muy inteligente. Quiero creer que sabe muy bien lo que dice (...) Es probable que ahora que Sabina y yo estamos un poco más recatados en el consumo hayamos agitado un poco el mercado. Antes lo teníamos más equilibrado con nuestras propias narices", volvió a reír Calamaro.

El cantante, de 48 años, actúa el jueves y viernes en el Teatro Metropolitan de la capital para presentar su nuevo disco, 'On the rock'.

Poco después de las declaraciones de Sabina, el gobierno de Felipe Calderón le respondió que es "más ingenuo" creer que la violencia de los cárteles -a quienes se responsabiliza de más de 22,700 homicidios en los últimos tres años y medio- se detiene sin actuar.

publicidad


publicidad
publicidad
Según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, solo en mayo pasado se registraron 2,500 homicidios, superando una marca de asesinatos de hace dos décadas.
Según las acusaciones judiciales, los sujetos fueron arrestados en Highland Park luego de supuestamente ofrecerle la droga a un agente encubierto de la DEA. Los sospechosos deberán presentarse ante un magistrado el próximo 15 de julio.
Mientras los niños jugaban en el patio de la vivienda, el dueño de la propiedad y su hijo se dedicaban a vender droga. Las autoridades dicen que tenían la mercancía en la vivienda, al alcance de los pequeños.
Según los investigadores, una residencia en Highland Park, además de ser jardín infantil servía como una guarida para presunto tráfico de narcóticos. Las autoridades arrestaron el pasado 25 de mayo al sospechoso acusado de ofrecerle a un agente federal 20 kilogramos de cocaína evaluados en unos $430,000 dólares.
publicidad