publicidad
¿El pavo siempre te sale seco? Sigue estos tips y tu familia no podrá creer que tú hayas cocinado.

Sorprende a todos con un pavo súper jugoso

Sorprende a todos con un pavo súper jugoso

¿El pavo siempre te sale seco? Sigue estos tips y tu familia no podrá creer que tú hayas cocinado.  

¿El pavo siempre te sale seco? Sigue estos tips y tu familia no podrá cr...
¿El pavo siempre te sale seco? Sigue estos tips y tu familia no podrá creer que tú hayas cocinado.

Texto: Irina Kenigsberg

Si hay un platillo que representa el espíritu de las fiestas es el pavo. Sabroso, tierno por dentro, crocante por fuera, ¿a quién no le gusta? Puede que ya domines el arte de cocinar el ave en su punto justo, pero hay varios pasos para conseguir la perfección. Sigue estos 7 tips simples y servirás el pavo más jugoso que tu familia haya probado.

El pavo debe ser fresco. Al congelarse, las células musculares del ave se dañan. Luego, al descongelarse, su jugo escapa más rápido y, por lo tanto, queda más seco. Compra el más fresco que consigas.

La salmuera es clave. Prueba una salmuera en seco: separa la piel de la carne con delicadeza, y frota sal en el espacio que queda en el medio y también en las patas. Envuelve el pavo en plástico y déjalo en el refrigerador durante la noche (puedes dejarlo hasta cuatro noches). Con este simple paso lograrás que el ave retenga sus jugos y que quede mucho más sabroso.

publicidad

Dile sí a la mantequilla. Antes de hornearlo, agrega mantequilla al espacio entre la carne y la piel (que ya habrás separado en el paso anterior). Con el calor del horno, se derretirá y le otorgará sabor y untuosidad a la carne. Por supuesto, puedes añadir especias y condimentos también, para un resultado incluso más delicioso. Una buena combinación es pimienta negra, tomillo, paprika y ajo en polvo.  

Hornéalo al revés. Colocar el pavo dado vuelta durante una hora en una rejilla puesta sobre la fuente del horno permite que se bañe en sus propios líquidos, logrando que resulte más jugoso.

Líquido de refuerzo. Para que salga incluso más jugoso, prepara un caldo simple. Pon una alarma que te recuerde abrir el horno cada media hora (intenta abrirlo y cerrarlo rápidamente) y echa el líquido de tu elección sobre el pavo. Así obtendrás piel más crocante, y carne más tierna y jugosa. 

Controla la temperatura. Para asegurarte de no cocinarlo de más, y para evitar cortarlo innecesariamente provocando pérdida de líquido, usa un termómetro de cocina. La temperatura recomendada que debería alcanzar son 170°F (75°C), aproximadamente. Recuerda que la carne sigue cocinándose durante un rato luego de retirarla del horno. 

publicidad

Déjalo descansar antes de cortarlo.  Este paso es fundamental para cualquier carne al horno o asada. Deja que el pavo repose por unos 20 minutos antes de servirlo. Ahora sí, ¡todos a la mesa!

publicidad
publicidad
El animal y el hombre dieron vueltas tras el ataque, uno para sostener su presa y el otro para escapar. Por fortuna, el final de este video viral es feliz.
Las imágenes fueron captadas por cámaras corporales de los policías que ingresaron al lugar. El video evidencia la violencia que se vivió esa noche, cuando un hombre armado acabó con la vida de 49 personas.
Una mujer encargada de una gasolinera en el sur de California apalea el vehículo de un cliente aparentemente enfurecida porque llevaba más de una hora frente a la bomba de combustible.
Una cámara instalada dentro del camión muestra cómo este se desvía del carril de la autopista y cae al vacío.
publicidad