publicidad
Un pasaboca ideal para una reunión deportiva con tus amigos. El jalapeño le añade un toque muy latino.

Pieles de patatas asadas

Pieles de patatas asadas

Un pasaboca ideal para una reunión deportiva con tus amigos. El jalapeño le añade un toque muy latino.

Un pasaboca ideal para una reunión deportiva con tus amigos. El jalapeño...
Un pasaboca ideal para una reunión deportiva con tus amigos. El jalapeño le añade un toque muy latino.

Ingredientes:

   10 patatas medianas, estilo russet

   1/3 taza aceite de vegetal

   2 cucharadas de mantequilla sin sal

   3/4 taza de cebollino verde, picado finamente

   1 jalapeño, picado finamente

   2 tazas queso cheddar, rayado

   5 lascas de beicon, cocinado y cortado en cuadritos

   Crema de mesa

   Sal gruesa estilo kosher

   Pimienta

Preparación:

Precalienta el horno a 375°F, colocando la rejilla en el centro del horno.

Con un tenedor, perfora cada patata varias veces.

Colócala las patatas directamente sobre la rejilla en el centro del horno. Hornea las patatas por aproximadamente una hora, hasta que las pieles estén crujientes y las patatas estén blandas.

publicidad

Saca las patatas del horno y deje que se enfríen un poco, unos 15 minutos.

Sube la temperatura del horno a 450°F.

Corta las patatas a la mitad. Con una cuchara, saca la masa de la patata, dejando ¼ pulgada de masa dentro de la cáscara. 

Esparce el aceite sobre las cáscaras de las patatas. Esparce mantequilla en el interior de las patatas y sazónalas con sal y pimienta a gusto.

Coloca las patatas con las pieles mirando para arriba sobre una bandeja para hornear. Cocínalas unos 10 minutos, hasta que estén crujiente.

Voltea las patatas, reparte el jalapeño, el beicon y el queso cheddar entre los interiores de las patatas.

Hornea las patatas unos 5 minutos más, hasta que el queso se derrita.

Coloca las patatas sobre una bandeja. Decóralas con el cebollino picadito y la crema de mesa. Sírvelas inmediatamente.

publicidad
publicidad
Las imágenes fueron captadas por cámaras corporales de los policías que ingresaron al lugar. El video evidencia la violencia que se vivió esa noche, cuando un hombre armado acabó con la vida de 49 personas.
Una mujer encargada de una gasolinera en el sur de California apalea el vehículo de un cliente aparentemente enfurecida porque llevaba más de una hora frente a la bomba de combustible.
Una cámara instalada dentro del camión muestra cómo este se desvía del carril de la autopista y cae al vacío.
Las increíbles imágenes fueron registradas por un vecino que grabó el momento donde la estructura cayó sobre la maquinaria.
publicidad