publicidad

Tablas de puntos: educación sin castigos y con reconocimiento de logros

Tablas de puntos: educación sin castigos y con reconocimiento de logros

Hace bastantes años, cuando nosotros éramos chicos, no había mucha discusión sobre cómo educar a los hijos.  En líneas generales, creo que la gran mayoría de nosotros recuerda que papá y mamá eran figuras de autoridad incuestionables que si tenían que castigar castigaban y se hacían respetar “por las buenas o por las malas”.   …

68500228_502608d8bb_o

Hace bastantes años, cuando nosotros éramos chicos, no había mucha discusión sobre cómo educar a los hijos.  En líneas generales, creo que la gran mayoría de nosotros recuerda que papá y mamá eran figuras de autoridad incuestionables que si tenían que castigar castigaban y se hacían respetar “por las buenas o por las malas”.   Sin embargo, los modos de educar fueron evolucionando, los tiempos cambiaron, los padres nos fuimos haciendo más cariñosos y demostrativos y -en muchas familias- la idea de castigar es descartada y sustituida por la convicción de que la mejor manera de educar es reforzando positivamente los buenos comportamientos de los chicos, simplemente, reconociéndoselos.

Castigar no es un buen método de crianza porque puede generar resentimiento (“siempre me van a castigar”), revancha (“ganaron ahora pero la próxima ganaré yo”), rebeldía (“les voy a demostrar que puedo no hacerles caso”) y/o retraimiento (“si me castigan es porque soy malo”).  Tengamos en cuenta que detrás de todo mal comportamiento hay emociones que el niño no sabe expresar de manera más adecuada por lo que es importante reflexionar juntos sobre la conducta y encontrar mejores maneras para expresar sentimientos como el miedo, el enfado o la pena.   No digo que al anular los castigos nos vayamos al extremo de ser permisivos pero la idea es enseñar a través del respeto, del dialogo y la amabilidad.

Una buena herramienta para incentivar las buenas conductas son las “tablas de puntos” (rewards charts).   Son tablas que generalmente se colocan en la nevera y en las que se pega un sticker cada vez que el niño hace una buena conducta previamente pautada (lavarse los dientes, hacer la tarea, etc.).  Al final de la semana se recompensa el monto total de stickers con un  premio (que no tiene por qué ser algo material: puede ser alquilar una película u organizar una pijamada con amigos).  El secreto de las tablas es no abusar de ellas para no dar el mensaje de que “para recibir algo hay que portarse bien”; así  el niño estaría esperando un premio con cada buena conducta.   En realidad lo que debe de reinar en la educación de nuestros hijos son los elogios, el acompañamiento y el ejemplo pero si hay una conducta muy arraigada que queremos cambiar, el uso de las tablas de puntos puede ser útil.

¿Tu hijo se pasa siempre a tu cama en las noches?   ¿No quiere sentarse a comer?   ¿Es agresivo con su hermanito?   ¡Pues manos a la obra!  Imprime una de las tantas tablas que hay en Internet y colócala en un lugar visible.  Elije bien la conducta que quieres cambiar y sé claro (eres más conciso si dices  “guarda los juguetes después de usarlos” en vez de  “mantén limpia la habitación”)

¡Qué se inicie el juego! Coloca un sticker en la tabla a modo de reconocimiento de los logros de tu hijo y comprométete tú también: no vale no dar el premio prometido u olvidarse de pegar los stickers.  Tampoco vale retirarlos: estamos trabajando en el refuerzo positivo por lo que si un día no se logro la conducta lograda lo mejor es reflexionar juntos sobre ello y no castigar sacando puntos que se lograron con esfuerzo.

A todos nos gusta que nos reconozcan cuando hacemos las cosas bien.   Para un niño en crecimiento, el reconocimiento de logros es una gran manera de reforzar un buen comportamiento porque se sentirá estimulado para seguir comportándose del mismo modo.  Sentirá satisfacción y será un niño feliz (¡que distinto si castigamos!   Podríamos tener de resultado un niño rebelde que crea que la relación con sus padres es una relación de batalla por ver “quien tiene el poder”)

Las tablas son recomendadas para niños de entre 3 y 8 años.  ¿Las has utilizado?  ¿Cómo es tu experiencia con los premios y los castigos?


publicidad


publicidad
publicidad
Quieres saber como hacerle para que tu pareja ya no ronque? Aqui Lore de Latino Mix 107.9 y 107.1 te dice.
El asesor Pedro Abasolo recomienda en primer lugar inclinar las pestañas antes de maquillarlas, para lograr un mejor efecto. Explica las características de los aplicadores de rímel, que determinarán cómo quedarán las pestañas.
Hoy en #EdicionDigitalDFW, Lore nos dice como enfriar las sodas en 3minutos o menos.
Quieres saber como limpiar teclados y celulares? Aqui Lore de Latino Mix 107.9 y 107.1 nos dice.
publicidad