publicidad

No permitas que la crisis del séptimo año termine con tu matrimonio

No permitas que la crisis del séptimo año termine con tu matrimonio

¿Existe la crisis del séptimo año? ¿Será que el amor caduca? Toda crisis puede superarse si hay voluntad de ambas partes.

43128198_5c57f7b0fa_o.jpg

Uno se casa para toda la vida. Al menos esa es la idea. Cuando se dice “Sí, quiero” se está enamoradísima de la persona que se tiene en frente y la pregunta es si hay en el mundo alguien más perfecto. Se piensa: “Seguro que habrán alti-bajos en la relación, pero ¿crisis? ¡Jamás! Para dos personas tan enamoradas, el vocablo crisis no debería ni de existir en el diccionario”. Sin embargo, pasan los años y aquello que te encantaba, hoy no te encanta tanto. Te cansaste de las noches de póker y de repetir que no deje la ropa tirada mientras que él te reprocha que tu mamá esté tanto en tu casa y que te la pases con el teléfono. Con el tiempo llega la rutina, los hijos, más responsabilidades, mayores gastos, menos tiempo exclusivo para la pareja. De repente, puede pasar, que en quien una vez veías todo perfecto hoy encuentras muchas imperfecciones y ¡puf!… Caes en la cuenta de que la relación está en crisis.

La crisis del séptimo año

El amor solo dura 7 años” afirmó en el 2007 una diputada alemana que proponía establecer que los matrimonios no fueran “hasta que la muerte nos separe” sino que caducaran después de 7 años y es que para muchos, es más o menos luego de este tiempo que el amor se va. El problema es en muchos casos que en la convivencia todo se vuelve habitual, no hay sorpresas y nada parece interesante en la pareja. Los hijos requieren mucha de la atención que antes era destinada a la pareja; hay cierto desgasto; se pierde el encanto y las expectativas no logradas empiezan a pesar (aun no compraron la casa propia, tu pareja no es el tipo de padre/madre dulce que esperabas que fuera o no se cuida y ha aumentado mucho de peso por lo que ya no lo ves atractivo, etc.). Estos factores constituyen a la llamada “comezón de los siete años”.

Señales de alarma

-Hay muchas discusiones y respuestas groseras, están los dos muy irritables

-No hay interés de pasar tiempo juntos y, cuando lo están, los silencios son tensos

-No hay risas ni miradas cómplices

-Pareciera ser que no hay metas en común

-Casi no tienen intimidad sexual y, por el contrario, sobran los reproches.

Cómo superar la crisis llegar al octavo año (y a muchos aniversarios más)

Primero que nada es importante que haya voluntad de ambos lados para sacar la relación a flote y que recuerden que todo tiene solución si aun se quieren. Hablen. Escúchense. Comprométanse a olvidarse un poco de las necesidades propias y a interesarse más por las necesidades del otro. Rompan con la monotonía. Si surge un desacuerdo no discutan enfadados, dejen calmar las aguas para que luego puedan expresar calmadamente sus argumentos y puedan llegar a un acuerdo entre los dos. Recuperen la empatía.

Si ya dieron por finalizado un problema, no lo retomen. Cierren el capitulo. No sigan victimizándose o reprochándose. Suelten y sigan avanzando. Establezcan juntos metas a corto plazo.

Mantengan la pasión, es un gran pilar en cualquier relación. Organicen un paseo el fin de semana, o ir a ver una película o tener un desayuno especial. Sin más excusas que “por que sí”.

Respétense. Trátense bien. Cuiden su vocabulario y sus maneras hacia el otro. Recuerden que las palabras muchas veces dejan grandes heridas.

Puede que después de los 7 años de matrimonio el amor sea en gran parte una decisión, un deseo de seguir compartiendo la vida (con todas sus grandezas y con todas sus dificultades) con la persona que se eligió tiempo atrás. No creo que el amor se pierda o muera con el matrimonio ni con los años; no creo que necesariamente deba apagarse la chispa que se prende al contemplar al otro. Creo más bien que al amor hay que cuidarlo: si percibes las señales de alarma no te duermas, no des por sentadas las cosas: el amor puede ser para toda la vida.

[cf]skyword_tracking_tag[/cf]

publicidad


publicidad
publicidad
Aprende con excelentes recomendaciones del Dr. César Lozano cuando es recomendable que tu hijo se independice y salga de la casa.
Descubre con los especialista qué se debe hacer en un caso tan fuerte como este y los consejos que revelaron para reparar el daño ocasionado.
César Lozano te ayuda a lidiar con los problemas más comunes de la adolescencia dándote las mejores recomendaciones, así que saca papel y lápiz.  
Nuestro Johnny abrió su corazón y reveló uno de los momentos más difíciles que ha vivido como padre: dejar que el trabajo lo absorba y perderse momentos familiares muy importantes.
publicidad