publicidad
Las fuerzas especiales resguardan el estadio en Hanover tras una amenaza.

Turquía detiene a 8 presuntos miembros de EI que querían viajar a Alemania

Turquía detiene a 8 presuntos miembros de EI que querían viajar a Alemania

También en la víspera, la policía canceló un partido amistoso entre Alemania y Holanda

Las fuerzas especiales resguardan el estadio en Hanover tras una amenaza.
Las fuerzas especiales resguardan el estadio en Hanover tras una amenaza.

La policía turca detuvo este martes en el aeropuerto de Estambul a ocho marroquíes sospechosos de pertenecer al grupo Estado Islámico (EI) que querían viajar ilegalmente a Alemania, indicó este miércoles la agencia progubernamental Anatolia. 

Los ocho detenidos, que llegaron en un vuelo procedente de Casablanca, Marruecos, dijeron a la policía que eran turistas y que habían reservado habitaciones de hotel, según fuentes cercanas a los servicios de seguridad citadas por el medio turco. 

Los policías comprobaron que las declaraciones de los individuos eran falsas y entregó a los ocho sospechosos a una unidad antiterrorista. 

Uno de los arrestados tenía un documento manuscrito que detallaba un itinerario para llegar a Alemania en tren o en autobús. Según las mismas fuentes, pretendían hacerse pasar por refugiados sirios.

También en la víspera, el partido Alemania-Holanda fue cancelado por una amenaza real, dijo el jefe de gobierno del estado de Baja Sajonia este miércoles, de acuerdo a la agencia Reuters.

"Hubo una indicación concreta sobre peligros concretos basada en información secreta y confidencial", dijo Stephan Weil, máximo responsable de Baja Sajonia, estado que alberga Hanover, donde el partido fue suspendido dos horas antes del horario previsto.

Lea: Cancelan partido entre Alemania y Holanda por amenaza de bomba

publicidad


publicidad
publicidad
Según la policía, entre tres y cinco hombres de la raza negra serían los responsables de cometer los hurtos en University Village. Uno de los incidentes más recientes se reportó el pasado 2 de diciembre.
A partir de este domingo todos los oficiales de policía cuentan con una cámara de vigilancia que está fijada en sus chalecos antibalas. Estos artefactos son considerados como una herramienta de lucha contra el crimen y la violencia, y como una ayuda para recuperar la confianza de los residentes.
Álvaro Zabaleta, vocero de la policía de Miami-Dade, y Marcos Rodríguez, detective del Departamento de Crímenes Económicos, advierten a la comunidad sobre los grandes peligros que existen a la hora de hacer compras durante esta etapa final del año y recomiendan estar alerta ante las acciones de los sospechosos, tener cuidado con las compras con tarjetas débito y crédito. Además, hacen una demostración de los fácil que es caer en las garras de los delincuentes.
Un experto da consejos de seguridad para evitar incendios en casa con el uso adecuado de velas y adornos navideños.
publicidad