publicidad
A Pedro Hernández, con gafas y trenzas en esta imagen, se le impuso una fianza de 250,000 que su familia no podía pagar. El joven de 17 años se negó a salir declarándose culpable y ha afirmado que busca probar su inocencia en el juicio que dará comienzo en septiembre.

Pagan fianza para que sea liberado Pedro Hernández, un estudiante que asegura fue acusado de un crimen que no cometió

Pagan fianza para que sea liberado Pedro Hernández, un estudiante que asegura fue acusado de un crimen que no cometió

Tras un año en la prisión de Rikers Island, Hernández saldrá este jueves del notorio complejo carcelario. La libertad le depara a Hernández el inicio de la vida universitaria y un juicio en septiembre en el que buscará probar su inocencia.

A Pedro Hernández, con gafas y trenzas en esta imagen, se le impuso una...
A Pedro Hernández, con gafas y trenzas en esta imagen, se le impuso una fianza de 250,000 que su familia no podía pagar. El joven de 17 años se negó a salir declarándose culpable y ha afirmado que busca probar su inocencia en el juicio que dará comienzo en septiembre.

NUEVA YORK. - Pedro Hernández se graduó con honores y una beca completa (el sueño de tantos) le espera para sus estudios universitarios.

Pero Hernández, de 17 años, se graduó con esos honores desde un programa que completó en prisión, donde le ha dado clases a otros jóvenes. Lo arrestaron el 14 de julio de 2016 acusado de disparar a otro adolescente en el área de Morrisania en El Bronx en septiembre de 2015. Hasta este jueves Hernández estará en prisión, en la sección de adolescentes de la dura institución Rikers Island, pese a evidencia que apuntaba a su inocencia.

La presunta víctima de Hernández aseguró que él no fue quien disparó y al menos ocho testigos han dicho que el joven no cometió el crimen que se le imputa. En declaraciones grabadas, los testigos señalaron que unos policías del cuartel 42, particularmente David Terrell, los amenazaron con violencia física si no decían a investigadores que quien disparó fue Hernández, recoge PIX11.

Por más que lo querían libre, la familia de Hernández no podía pagar esa fianza de 250,000 dólares que le fue impuesta. Y desde allá adentro, Hernández se negó a salir -con cinco años de libertad condicional- si se declaraba culpable.

"Estoy dispuesto a quedarme (en Rikers) y luchar esto porque soy inocente", dijo Hernández. Pero luego de que la organización de derechos humanos Robert F. Kennedy le pagara la fianza reducida de 100,000 dólares, este jueves finalmente el joven dejó atrás los alambres de púa que parecen enredaderas que custodian a Rikers.

publicidad

El Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD) tiene al oficial Terrell en tareas modificadas por un incidente, fuera de horas laborales, que no guarda relación con este caso. La fiscalía de El Bronx, por otro lado, confirmó a través de un portavoz, que investiga al cuartel 42 por alegaciones en su contra.

El costo de ser libre


"Es una injusticia fundamental que este joven de 17 años, estudiante de honor, que le da clases a otros estudiantes en Rikers y con lazos en la comunidad, esté encarcelado en Rikers por un año porque no puede pagar su libertad", sostiene el abogado Wade McMullen de la organización Robert F. Kennedy.

No poder pagar la alta fianza que le impusieron a Hernández no es solo su historia, indica McMullen, sino la de otras familias especialmente aquellas de escasos recursos que tampoco pueden costear sumas tan onerosas de dinero.

Unas horas antes de presentar documentos de rigor como parte del trámite para sacar a Hernández bajo fianza de Rikers, McMullen le dice a Univision Noticias que el joven "ha tenido una historia de ser abusado" por el sistema judicial penal.

De acuerdo con McMullen, antes de estar en Rikers, a Hernández lo acusaron de un crimen que él no cometió. En la facilidad juvenil en la que estuvo, Hernández fue agredido por un guardia, Gregory Hyman, que enfrentó cargos por agresión y fue arrestado. PIX11 obtuvo el video del incidente mientras a Hernández lo exoneraron de esos cargos.

publicidad

En este otro caso del tiroteo en El Bronx que lo condujo a Rikers, la fiscalía de ese condado accedió a reducir la fianza a 100,000 dólares y sostiene haber considerado "su afiliación (de Hernández) a alguna pandilla, múltiples acusaciones, infracciones en Rikers e investigaciones pendientes".

"Todavía creemos en nuestro caso", sostuvo el fiscal auxiliar de distrito David Slott en la audiencia de fianza de este miércoles al asegurar que la defensa proveyó solo un testigo en lugar de ocho que apuestan por la inocencia del acusado.

La fiscalía de El Bronx asegura, además, estar en disposición de escuchar a los testigos que la defensa de Hernández ha dicho tener. Asimismo, de acuerdo con la defensa de Hernández, la víctima del tiroteo aseguró que no vio quién le disparó.

Para algunos el caso de Hernández trae a la mente el de Kalief Browder, un joven que se suicidó tras haber salido de Rikers donde pasó dos de sus tres años en confinamiento solitario. Una historia de The New Yorker dice que ese joven esperó por un juicio que nunca ocurrió. Las autoridades acusaron a Browder de un robo que él insistió que no cometió.

"Queremos que todo el mundo sepa que Pedro se levanta en nombre de todas aquellas personas inocentes acusadas de un crimen que no cometieron, y aquellos encarcelados que no pueden pagar una fianza escandalosa y por muchos otros", dijo su familia en un comunicado en el que afirman que muchos jóvenes han sido "encarcelados injustamente" y no tienen una voz.

publicidad

McMullen dice que se centran en traer a Hernández a casa, a que se prepare para sus estudios universitarios y a pasar tiempo con los suyos. "Su familia está ansiosa de poder verlo fuera de Rikers", explica el abogado aludiendo a ese complejo que "es tan brutal para los que están detenidos como para muchos de los que trabajan ahí".

El juicio de Pedro Hernández comenzará el próximo 6 de septiembre.

En fotos: Rikers Island, el violento complejo carcelario con 10 prisiones dentro que será cerrado en Nueva York
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad